x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

08
Sep
2012
UPyD rompe la baraja y Bello reparte nuevas cartas PDF Imprimir E-mail
Lente de Aumento - Análisis
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

El alcalde busca aliados entre los partidos que votaron en contra en su investidura

El claro incumplimiento de los 25 puntos de UPyD ha hecho saltar por los aires la situación política en que vivía Alcalá hasta hace unos días. Y es que, si las vacaciones habían comenzado con PSOE e IU echando pestes tanto del nuevo alcalde como de los magenta, ahora la situación se ha transformado con la, más que probable, creación de una barrera frente a UPyD.

Y es que, también en Alcalá, tienen miedo del poder electoral magenta. No en vano, su lideresa es el político mejor valorado de España, por encima del cinco, según el CIS, y a tres puntos largos tanto de Rajoy como de Rubalcaba. Pero además, las encuestas son claras: UPyD es la fuerza que más se fortalece tras la caída en desgracia de PSOE y PP. Por todo ello, los políticos “tradicionales” de Alcalá están dispuestos a la firma de un pacto “anti natura” con tal de que no se escuche la voz magenta.

Alcalá lo sabe, aunque no lo quiera reconocer: necesita aprobar, urgentemente, los Presupuestos para 2012, con la inclusión del Plan de Ajuste, el seguimiento presupuestario de los tres primeros trimestres, y el borrador del Presupuesto de 2013, votaciones todas que, de no salir adelante, podrían provocar la intervención económica del municipio.

Y para ello, visto que los magenta son excesivamente peligrosos, habrá que buscar nuevos amigos. El problema está en buscarlos justamente en aquellos que votaron en contra del alcalde en la votación de investidura de hace solo unos meses, y que, por tanto, ya han demostrado el nivel de compromiso con Bello.

Pero la consecuencia principal de este nuevo reparto de cartas es crucial: los tres partidos tradicionales, si finalmente cortan la relación con UPyD, se estarán poniendo a los pies de los caballos, y facilitando mucho un importante ascenso magenta en las próximas elecciones. Ya no podrán atacar a los rivales ideológicos si han votado conjuntamente con ellos, y perderán el crédito incluso entre sus bases.

En su lugar, UPyD, al no haberse movido un ápice, no perderá ningún apoyo y puede ganarlos entre los descontentos, situación sorprendente cuando, y según  afirmaban rumores malintencionados, eran los propios magenta los menos interesados, hace unos días, en que saliera adelante alguno de sus 25 puntos.

No obstante, la situación todavía puede empeorar más si los votantes de los partidos tradicionales perciben la nueva alianza como una forma de mantener los privilegios, algo que ya se encarga el partido magenta de denunciar vía Twitter. Y es que no es de recibo que con un Ayuntamiento al borde de la intervención y con un dictamen de la Cámara de Cuentas pendiente, el Consistorio se convierta en un “quítate tú pa´ ponerme yo”, en el que los cargos de confianza salen por una puerta para entrar por otra, o las empresas públicas se disuelven para crear otras con la misma razón social.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar







































































Mitula



















A Todo Color



































Noticias Relacionadas