x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

19
Ene
2021
Alcalá aprueba la declaración de zona catastrófica en un extraño Pleno de enero PDF Imprimir E-mail
Zona Este - Política Alcalá
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Ayuntamiento de AlcaláCuatro concejales del PP y tres del PSOE, en cuarentena

Se esperaba un Pleno muy distinto, y así fue. Los concejales de Alcalá se reunían para celebrar la sesión ordinaria del mes de enero, una sesión en la que debían faltar tres concejales, en cuarentena tras el brote detectado en el comité de crisis que gestionó el paso de Filomena; pero al final faltaron siete, ya que el PP anunciaba que, justo antes del Pleno, uno de sus concejales había dado positivo en un test de antígenos, por lo que inmediatamente el Grupo Municipal al completo se ponía en cuarentena. Así las cosas, el único encargado de defender los colores azules fue Marcelo Isoldi, que no había estado en contacto con el positivo, y pudo acceder al Salón de Plenos.

Con este panorama, todo apuntaba a que lo de menos iba a ser el debate, en el que se pudo observar una nueva disposición de las mayorías. Y es que, tras las mayorías de izquierdas, al principio de la legislatura; y la mayoría PSOE-Cs, ahora parece que las únicas notas discordantes son VOX, por la derecha y UP-IU por la izquierda.

El Pleno, mucho más corto de lo habitual, comenzaba con un minuto de silencio por los dos concejales fallecidos en las últimas semanas, ya que, tras la pérdida de Pilar Revilla y Magdaleno García en el mismo día, fallecían, quince días más tarde el exalcalde Arsenio Lope-Huerta y, en vísperas de Reyes, el exconcejal y líder sindical Jesús Pajares.

Si algo caracterizó el corto Pleno de cuatro horas, fue la unanimidad por la que salieron adelante propuestas como bonificar el ICIO a las obras de la nueva sede de la AECC; la moción del PP pidiendo refuerzos en la Oficina de Empleo; o las dos de Cs, en las que solicitaban la creación de la Casa del Arqueólogo en el Patio Fonseca del Palacio Arzobispal; y la instalación de semáforos inteligentes en las calles de la ciudad.

El Grupo de Concejales del Partido Popular en el Ayuntamiento de Alcalá de Henares presentaba en el pleno municipal una moción para solicitar que se refuercen las Oficinas del Servicio Público de Empleo para que ofrezcan un servicio más adecuado a las necesidades del momento. Para ello, pedirá el apoyo del resto de fuerzas políticas para solicitar al Gobierno de Pedro Sánchez que se refuerce la red de atención telemática del servicio de atención al usuario para que puedan resolver cualquier tipo de duda e incidencia sobre los trámites de las Oficinas del Servicio Público de Empleo (SEPE), así como el personal que atiende dichas oficinas en la ciudad.

“El problema actual es que el servicio de atención al ciudadano no funciona de manera eficaz, dado que se presentan demoras de hasta 4 meses para una simple cita informativa. No hay una respuesta rápida para las dudas de los ciudadanos, por ninguna vía, ni telefónica, ni vía email, ni presencialmente. Y por este motivo muchas familias viven angustiadas por la inseguridad de si van a cobrar y qué cantidad el mes siguiente. Aunque en la página web aparece un teléfono al que llamar para pedir información, de sobra es conocido que en la realidad es casi imposible que alguien sea atendido telefónicamente”, afirma la concejala popular Esther de Andrés. “Este problema ya estaba presente antes de la pandemia, pero debido al aumento de personas que se han quedado desempleadas, se ha visto acentuado”, añade la edil popular.

En Alcalá de Henares hay dos oficinas del SEPE, una ubicada en la Avenida de Guadalajara y otra en Calle Sigüenza, que próximamente tiene previsto trasladarse a la calle Carabaña. Actualmente si solicitas cita en la oficina de la Avenida de Guadalajara para información o consultas sobre prestaciones, la primera cita disponible es en abril, lo que conlleva que en caso de que un vecino presente toda la documentación correctamente comenzará a cobrar dicha prestación como pronto en mayo; es decir, cinco meses después de pedir cita. “¿Cómo subsisten mientras estas familias alcalaínas? Estamos ante una situación totalmente intolerable. Mientras, si solicitas cita en la oficina situada en la calle Sigüenza, podrás conseguir cita en unos 20 días. Hecho que tampoco se puede tolerar dado que se origina una diferencia de trato y de oportunidades a los vecinos de nuestra ciudad según la dirección en la que se resida”, indica la concejala popular, que recuerda que, según la Carta de servicios del Servicio Público de Empleo, los ciudadanos tendrán derecho a que se dicte resolución sobre la solicitud de prestaciones o subsidios por desempleo en el plazo de los 15 días siguientes a la presentación de la solicitud completa.

Según el último informe publicado del paro registrado por Municipios de la Comunidad de Madrid, los datos de Alcalá de Henares en diciembre 2020 reflejan que hay un total 14.668 personas inscritas como desempleadas frente al total 11.928 de personas que había en diciembre de 2019. Y en la comparativa con el mes anterior, en diciembre hay 331 personas más que en el mes de noviembre.

“Para algunas personas es la primera vez que se encuentran en situación de desempleo o situaciones desconocidas hasta el momento para ellos, como es estar sujeto a un ERTE o ERE y no saben qué es lo que tienen que hacer ni dónde acudir, ni la documentación que tienen que presentar, o si les corresponde algún subsidio o prestación, a lo que se suma la preocupación de cuándo y qué cantidad van a percibir”, indica por su parte, la líder del PP en Alcalá de Henares, Judith Piquet, que defiende y reconoce el arduo trabajo que realizan los profesionales del SEPE.

Menos edificante fue el debate de la moción planteada por VOX pidiendo transparencia total en los gastos de los grupos municipales. En una insólita enmienda conjunta de los otro cuatro grupos, eliminaban buena parte de los acuerdos pedidos por los verdes para quedarse con lo que les exige la Ley, esto es, publicar las subvenciones recibidas por parte del Ayuntamiento como gastos de funcionamiento. Por el camino se quedaban peticiones mucho más concretas de VOX, como el detallar todos los gastos del Grupo Municipal, o publicar los informes anuales que realiza Intervención Municipal analizando los gastos de cada grupo, y si son o no financiables con dinero público. La moción era tumbada por el voto de los cuatro grupos, que sacaban adelante su enmienda.

Mismo resultado tuvo la otra moción de VOX, pidiendo instalar árboles en los alcorques vacíos, y que tumbaron el resto al calificar de “improcedente” en la situación actual en que se encuentra la localidad.

Tampoco salió por unanimidad, a pesar de estar firmada por todos, la moción que pedía la declaración de zona catastrófica, ya que el concejal representante de IU, David Cobo votó en contra. Otra de las mociones de UP-IU, destinada a generar un intenso debate, se quedó por el camino, ya que el partido decidió retirarla. En concreto el partido solicitaba que se estudiase la posibilidad de crear una empresa pública municipal que gestionase la energía eléctrica.

Aprobada, aunque sin contenido concreto, salía la otra moción de UP-IU, en la que pedían acabar con los vertidos en el Arroyo Camarmilla. Una enmienda conjunta de PSOE y Cs vaciaba de contenido la moción, dejándola en el estudio de la revisión completa de los vertidos en todo el término municipal. Eso sí, a pesar de lo ambiguo, la moción conseguía el apoyo de todos los partidos menos VOX, que se abstenía.

La líder del Partido Popular en Alcalá de Henares, Judith Piquet, ha celebrado que el pleno municipal haya aprobado solicitar al Gobierno de España que la ciudad complutense sea declarada Zona Catastrófica por los efectos de la nevada. “Es una moción que íbamos a presentar desde el Partido Popular, pero creemos vital que en un tema de ciudad como este fuéramos todas las fuerzas políticas de la mano, por lo que finalmente todos los grupos municipales hemos rubricado esta propuesta que incluye esta solicitud”, indica Piquet.

La portavoz municipal asegura que esta solicitud esta justificada ante las condiciones excepcionales que hemos vivido estos días, como son el bloqueo de la ciudad, problemas graves de comunicación y circulación, gran parte de la actividad de la ciudad paralizada, centenares de árboles caídos, coches dañados y hasta pérgolas y techos hundidos. “Es necesario solicitar la colaboración y apoyo de las administraciones superiores para mitigar en el menor tiempo posible los efectos de las tormentas de nieve de los últimos días. El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso ya ha manifestado que respaldará la propuesta y parece que el Gobierno de la nación también están respaldando a los municipios que lo solicitan”, afirman.

Para conseguir esta declaración, los servicios municipales deben recopilar toda la información referente a los daños ocasionados por la borrasca Filomena en nuestra ciudad para así poder presentar informe detallado que justifique dicha solicitud.

Judith Piquet asegura que “no es tiempo de pelea entre administraciones ni entre partidos políticos. Debemos estar unidos y coordinados para paliar los efectos negativos que ha dejado el temporal. Por este motivo, pedimos al alcalde de Alcalá que abandone la estrategia partidista de confrontación constante que tiene con la Comunidad de Madrid”.

Respecto a la solicitud, los populares afirman que la declaración permitiría afrontar con mayor diligencia los gastos derivados de los daños ocasionados por el temporal en nuestra ciudad, así como ayudas y beneficios fiscales. De hecho, si contara con el visto bueno del Consejo de Ministros, se podrían tramitar ayudas económicas a particulares por daños en vivienda habitual y enseres de primera necesidad, compensar al Ayuntamiento de Alcalá por los gastos derivados de actuaciones inaplazables, ayudas a personas físicas o jurídicas que hayan llevado a cabo la prestación personal o de bienes, ayudas destinadas a establecimientos industriales, mercantiles y de servicios, subvenciones por daños en infraestructuras municipales, ayudas por daños en producciones agrícolas, ganaderas o forestales o la apertura de líneas de préstamo preferenciales subvencionadas por el ICO. “Nuestra ciudad, nuestros vecinos y comerciantes necesitan ayudas y esos beneficios fiscales para paliar los daños de la borrasca”, asegura Piquet.

Por otra parte, los populares también resaltan y agradecen el trabajo incansable de los trabajadores municipales, así como los cuerpos y fuerzas de seguridad, Policía Local, Policía Nacional, Guardia Civil, UME, Brigada Paracaidista, Bomberos y Protección Civil, servicios de limpieza, sanitarios y profesionales del 112, por su trabajo en estos días tan difíciles y en situaciones tan adversas. También a los vecinos que no han dudado en colaborar para mejorar el estado de las calles o transportar en sus vehículos a los trabajadores que estaban incomunicados, así como a la comunidad educativa, ampas y docentes que han trabajado para mejorar los accesos y el interior de los centros educativos de la ciudad.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas