x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

15
Jun
2020
Alcalá celebró el Corpus sustituyendo la Procesión por un acto en la Plaza de los Santos Niños PDF Imprimir E-mail
Zona Este - Sociedad Alcalá
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Obispado de AlcaláLa Procesión se celebró en el interior de la Catedral

Como viene siendo habitual la Santa Misa de la Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo tuvo lugar en la Catedral-Magistral de Alcalá de Henares a las 12.30 horas. La celebración fue presidida por el obispo de la diócesis Mons. Juan Antonio Reig Pla acompañado por varios concelebrantes. A la Eucaristía asistieron los seminaristas del Seminario de la Inmaculada y los Santos Niños y los del Seminario Redemptoris Mater. Del mismo modo estaban presentes representantes de las distintas Cofradías y Hermandades y numerosos fieles hasta completar el 50% del aforo de la Catedral.

En la homilía, Mons. Reig Pla, destacó la importancia del Corpus en la tradición católica en España; hizo una llamada a no olvidar que la Sangre de Cristo ha sido el precio de nuestra libertad y que con la comunión eucarística recibimos el viático para el cielo, nuestro verdadero éxodo. Igualmente puso énfasis en sus palabras indicando la importancia de la caridad que es el fruto de la eucaristía. Escuchar la Palabra de Dios y celebrar el sacramento de la eucaristía reclaman la acción caritativa como identidad de los católicos. Finalmente se detuvo Mons. Reig Pla en explicar los términos «sacrificio de la eucaristía», sacramento y comunión eucarística.

Concluida la celebración de la Santa Misa se expuso el Santísimo sacramento que, con turnos de oración, fue acompañado hasta el rezo de Vísperas a las 19 horas. A continuación tuvo lugar la procesión del Corpus por el interior de la Catedral Magistral con una estación en la Cripta donde se guardan las reliquias de los Santos Niños Justo y Pastor.

A las 20 horas saliendo el Santísimo bajo palio por la puerta principal de la Catedral Magistral, se llevó a cabo en la Plaza de los Santos Niños un acto de exaltación de la Eucaristía. Este acto realizado en la plaza, contaba con la anuencia de la Delegación del Gobierno en Madrid. La salida del Santísimo fue acompañada por un volteo general de campanas. En la plaza había instalados cinco altares en los que había alusiones eucarísticas y la presencia de las imágenes de la Santísima Virgen, los Santos Niños Justo y Pastor y San Diego de Alcalá, gran testigo del amor a los pobres, icono de la caridad.

Con la distancia prevista entre ellos y con todas las previsiones sanitarias, rodeaban la plaza de los Santos Niños doscientos fieles laicos que se sumaban a los sacerdotes y seminaristas. En cada altar tuvo lugar una oración dirigida por el obispo quien recordó a todos los que vienen sufriendo la pandemia, y en especial a nuestros hermanos difuntos.

Los cantos eucarísticos y las ofrendas de pétalos de rosas, el romero y las flores colaboraron a crear una atmósfera de belleza y religiosidad. El acto concluyó con la bendición solemne con el Santísimo precedida de una alocución del Obispo, en la que invitaba a la adoración eucarística y al ejercicio de la sana libertad de la Iglesia.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas