x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

19
Abr
2019
Viernes Santo Alcalá 2019: Sólo la Agonía y el Santo Entierro procesionaron por las calles PDF Imprimir E-mail
Zona Este - Sociedad Alcalá
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Ayuntamiento de AlcaláLa Soledad y Medinaceli se quedaron en los templos

Dice el refrán que "Abril, aguas mil", y es evidente que eso es lo que ha ocurrido durante la Semana de Pasión de esta Semana Santa. Así, Alcalá vivía este Viernes un Viernes Santo atípico en el que sólo dos de sus procesiones pudieron salir a la calle, y además, una de ellas con recorrido recortado. La única que se libró de la quema, en una preciosa noche de primavera, fue el Santo Entierro.

Foto cedida por Ayuntamiento de AlcaláPero el Viernes Santo en Alcalá comenzaba mucho antes, en concreto, casi 24 horas antes, cuando las puertas del convento de las ursulinas se abría para dejar salir la Procesión del Cristo de la Agonía a las seis de la mañana. La madrugá alcalaína fue mucho más corta de lo previsto, pues la amenaza de lluvia pendió sobre los cofrades durante todo el recorrido. Y es que, tras lo ocurrido el año pasado, cuando tuvieron que regresar corriendo desde la Plaza de Cervantes al ponerse a llover, esta vez optaron por un recorrido muy corto y siempre cerca del punto de partida. Así, tan sólo dos horas después de salir, y cuando la mañana ya había llegado a Alcalá, la Procesión más madrugadora terminaba con una breve oración en la misma puerta del convento.

Foto cedida por Ayuntamiento de AlcaláSi la Agonía pudo salir por la mañana, por la tarde la cosa fue mucho más complicada, por lo que ni la Soledad ni el Medinaceli procesionaron por las calles. En su lugar, la "reina de Alcalá" se acercó a la puerta de la iglesia para que los alcalaínos pudieran contemplarla justo antes de comenzar un Via Crucis en el mismo templo. Algo muy parecido es lo que ocurrió con el Nazareno, que, tras el recorrido recortado del jueves, no pudo realizar su Procesión Trinitaria del viernes. Y es que, a diferencia de lo ocurrido con su homólogo madrileño, que sí pudo procesionar, aunque salió mucho más tarde y con recorrido reducido, el de Alcalá optó por quedarse dentro del colegio de Málaga donde se realizó un breve Vía Crucis.

Por la noche, sin embargo, el tiempo cambió dejando salir una de las procesiones más cargadas de simbolismo de la Semana Santa complutense. El Santo Entierro partía de la Catedral tras el juramento de silencio de los Cofrades, y lo hacía para no volver hasta bien entrada la madrugada. El traslado del Yacente a toque de campana cerraba la Semana de Pasión en la ciudad complutense.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Mitula



















A Todo Color



































Noticias Relacionadas