Alcalá celebró su día grande con Isabel Allende | eltelescopiodigital
x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

10
Oct
2011
Alcalá celebró su día grande con Isabel Allende PDF Imprimir E-mail
Zona Este - Alcala de Henares
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

La escritora chilena participó en la Procesión de la Partide de Nacimiento. Foto cedida por Ayuntamiento de AlcaláLa ganadora del Ciudad de las Artes y de las Letras participó en los actos del “San Cervantes”

Ayer Alcalá celebraba su día más importante, la fiesta local con motivo del aniversario del bautismo de Cervantes, una importante celebración que sirve como excusa para poner en marcha la Semana Cervantina.

Este año, la gran protagonista del “San Cervantes”, como se le conoce popularmente, fue la ganadora del Ciudad de las Artes y de las Letras, Isabel Allende, que participó activamente en todos los actos preparados para conmemorar la efeméride.

Allende llegaba el sábado por la noche al Parador de la localidad complutense, y a la mañana siguiente se reunía con el alcalde con la intención de firmar el Libro de Honor del Ayuntamiento. Así se hizo, justo después de que la escritora chilena le dedicase un libro al alcalde, Bartolomé González.

Justo después la autora de “La Casa de los Espíritus”, acompañada por el alcalde y miembros de la Corporación Municipal, realizaban la tradicional Procesión Cívica, para trasladar la Partida Bautismal hasta la Capilla del Oidor,, sede del Centro de Interpretación “Los Universos de Cervantes”, donde permanecerá expuesta.

A las doce, y ya en el Corral de Comedias, comenzaba la lectura de El Quijote, que comenzaba la invitada de honor de la Fiesta. Allende comenzaba la lectura en el capítulo XV, el dedicado a la pelea con los yangüeses, y lo hacía pidiendo perdón por su acento chileno. Después de la escritora, pasaron por el atril el acalde, otros concejales, asociaciones y el público en general.

Tras leer su fragmento, tanto Allende como el alcalde se acercaron al Mercado del Quijote, donde pasaron unas horas comprando y departiendo con los comerciantes.

Pero los actos de la mañana no terminaban, pues la Casa de Aragón organizó su tradicional Misa Baturra con motivo del Día del Pilar.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar







































































Mitula



















A Todo Color



































Noticias Relacionadas