x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

16
Ene
2013
El Pleno de Alcalá reprueba a Fernández Lasquetty PDF Imprimir E-mail
Zona Este - Alcala de Henares
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

IU se autoenmendó y transformó el sentido de la moción que pedía el fin de las concesiones administrativas

Una vez más el Pleno de Alcalá dejó situaciones surrealistas. Y es que, a pesar de que las cuchilladas se suceden en los pasillos de cara a la sucesión, o no, del alcalde, en el Pleno no se notó: la inmensa mayoría de las mociones salieron adelante por unanimidad, aunque por el camino se quedaron las más polémicas: que el Consistorio facilitase la insumisión al euro por receta, o que se prohibiesen las concesiones administrativas. Lo que sí salió adelante fue la moción sobre el Príncipe de Asturias, incluyendo la reprobación del Consistorio de la gestión del Consejero Fernández Lasquetty.

Pero el Pleno, mucho más corto de lo habitual, ya que sólo duró tres horas y media, comenzaba con un tono diferente, y es que a las puertas del Ayuntamiento se congregaron los padres de alumnos del colegio Antonio Mingote de El Ensanche para pedir explicaciones por el incendio ocurrido hace una semana. Y es que los padres comienzan a comprobar que sus hijos no podrán entrar en el colegio, al menos, hasta el curso que viene, por lo que continuarán manifestándose.

Y mientras la tensión crecía fuera, dentro los políticos estaban más tranquilos de lo habitual. El Pleno comenzaba con tres daciones de cuentas de asuntos aprobados en Junta de Gobierno, en concreto, las nuevas delegaciones de competencias, dos cambios de apellidos de los vocales en la Junta de distrito IV, y la eliminación de dos apartados de la polémica Ordenanza de Convivencia ordenada por el TSJM.

La segunda parte comenzaba, como siempre, con las mociones de España 2000, que, como siempre, eran rechazadas sin debate por todos los partidos. Así, Alcalá no tendrá clases extraescolares de folklore, ni incrementará la vigilancia sobre especies invasoras en el Henares, ni pedirá al IVIMA que no entreguen viviendas para desahuciados a realojados del Plan IRIS.

El debate comenzaba con uno de los asuntos calientes, la eliminación del acuerdo plenario que permitió la contratación de trabajadores de Patrimonio Alcalá por la Concejalía de Cultura. Lo curioso es lo que sucedió en el Pleno: las dos mociones, de PSOE y UPyD, salían adelante por el voto de todos los concejales menos el de Grupo Mixto. La sorprendente posición del PP se explicaba echando la culpa a los magenta por presentar la moción ahora rebatida.

El Portavoz municipal de los socialistas complutenses, Javier Rodríguez Palacios, denunció durante su intervención que “es impresentable la actitud del equipo de Gobierno del Partido Popular, tratando de meter el 31 de diciembre por la puerta de atrás a seis personas contratadas a dedo como personal de la plantilla municipal”. El Portavoz señaló además que la medida del equipo de Gobierno “supone una tomadura de pelo y una falta de respeto a nuestros vecinos, más aún en un momento como el actual, donde hay más de 21.000 parados en nuestra ciudad y donde el Partido Popular sigue, lamentablemente, con las mismas fórmulas y tratando de enchufar a sus amigos”. En este punto, Javier Rodríguez Palacios aseguró que lo hecho por el Partido Popular “ha sido una autentica chapuza” y recordó que “si no fuera por la moción presentada por el Grupo Socialista, el equipo de Gobierno no hubiera traído al Pleno este asunto, incumpliendo lo anunciado por ellos mismos”. La moción sería aprobada, además, con los votos a favor del Partido Popular lo que para Rodríguez Palacios “pone en evidencia las contradicciones permanentes de este equipo de Gobierno votando en contra de algo que ellos mismos aprobaron en Junta de Gobierno. Es un ejemplo más del desgobierno que sufre la ciudad y de la escalada de sinsentidos de este equipo de Gobierno”. Por último, el Portavoz socialista tuvo palabras para denunciar esta situación y señalar que “el Partido Popular sigue actuando con los mismos vicios y las mismas formas que antes, no han entendido que ya no tienen mayoría absoluta, que las cosas han cambiado, y que no pueden seguir, aunque quieran, con sus viejas formas y sus enchufismos. Si no entienden y aceptan que esto ha cambiado y cambian ellos, los que sucederá es que tendremos que cambiarles a ellos”.

Las otras tres mociones del partido magenta salían adelante por unanimidad, Así, el Consistorio colgará en la web municipal todas las convocatorias de subvenciones para dar transparencia al proceso; iniciará un proceso de racionalización en la compra de maquinaria, para lo que se habilitará una partida extra en el Presupuesto; e instará a ADIF a que construya accesos adaptados en las estaciones y apeaderos.

El Pleno continuaba con otro debate conjunto, el del euro por receta, aunque con distinto resultado: los concejales aprobaron el respaldo a IU para que pidiese un recurso de inconstitucionalidad, pero no facilitará la insumisión colocando formularios en los edificios municipales, como pedía el PSOE. Las razones hay que buscarlas en la actitud de UPyD  y Grupo Mixto, que votaron a favor de la moción de IU, pero no de la socialista. Los que sí mantuvieron su voto negativo fueron los populares, mientras que PSOE e IU votaron afirmativamente.

La concejala socialista Mónica González lamentó la postura del PP y UPyD que impidieron que prosperara una moción en la que “proponíamos que desde los servicios municipales se informara y asesorara a los vecinos contrarios a pagar el euro por receta impuesto por el Gobierno de la Comunidad de Madrid”. González anunció que “pese a ello, desde nuestra página web (www.socialistasdealcala.es) vamos a facilitar estos formularios para todos los vecinos que no quieran abonar el euro por receta, y a informarles sobre la medida” y lamentó la postura del equipo de Gobierno afirmando que “una vez más anteponen los intereses de su partido a los de nuestros vecinos y vecinas”.

La segunda moción de IU dejó el momento más surrealista de la sesión: el partido presentaba una propuesta para prohibir las concesiones administrativas, moción a la que ellos mismos se autoenmendaban, añadiendo una coletilla que le quita todo el valor jurídico: “quedando al margen de esta prohibición las concesiones administrativas de instalaciones públicas que suponen una rentabilidad social para el municipio”. Así IU evita un serio problema al Consistorio, ya que, de haberse aprobado la primera propuesta, tarde o temprano hubiera supuesto la remunicipalización de todos los servicios, incrementando de una forma brutal el Presupuesto Municipal y, por ende, los impuestos. La autoenmienda salía adelante con el voto de todos menos el Grupo Mixto.

Las otras dos mociones de IU también conseguían el beneplácito consistorial. Así, Parque Falcón tendrá un crédito extraordinario para solucionar los problemas que tiene desde hace muchos años, e insta al Príncipe de Asturisa a revocar los despidos en el Hospital, además de reprobar al Consejero de sanidad, Fernández Lasquetty. La moción del Parque Falcón conseguía la aquiescencia de los 27 concejales, mientras que la reprobación de Lasquetty era secundada por todos menos el PP.

Por último, el Pleno aprobaba las otras dos mociones del PSOE, la petición de que el bus al Aeropuerto sea directo; y la vuelta al sistema de Consorcios en la gestión de residuos. Ambas contaban con el voto negativo del PP, y el positivo de PSOE, IU y Grupo Mixto, UPyD, por su parte dijo sí al bus al Aeropuerto, y se abstuvo en la votación sobre residuos.

El concejal socialista Juan Manuel Romero denunció que la propuesta anunciada desde la Comunidad, “aplaudida por el equipo de Gobierno, es la prolongación del autobús de Torrejón, lo que implica para nuestros vecinos un trayecto de cerca de una hora y media”. Romero defendió en el Pleno que “Alcalá merece un servicio de calidad y una conexión directa con el aeropuerto que responda a las necesidades de los vecinos. Es incomprensible que para ir a Barajas nuestros vecinos tengan que hacer un recorrido de más de una hora”. Por ello, el edil defendió que “Alcalá puede y debe tener conexión directa con el aeropuerto”, petición. Juan Manuel Romero lamentó la postura del equipo de Gobierno y mostró su enfado ante su voto en contra asegurando que “ya está bien de que desde la Comunidad de Madrid se trate a Alcalá como una ciudad de segunda, porque Alcalá es una ciudad de primera y merece esa línea directa que ya tienen otros municipios de menor población”.

 

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas