x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

01
Sep
2012
El sorprendente final de la Operación Bloque PDF Imprimir E-mail
Lente de Aumento - A Fondo
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Cuatro años después todos los policías han vuelto a sus puestos de trabajo

Si en 2008 alguien hubiera dicho que la mediática Operación Bloque iba a quedar en agua de borrajas, le hubieran tachado, como poco de temerario, y es que las acusaciones que pesaban sobre gran parte de la Policía de Coslada eran muy serias: asociación ilícita, tenencia de armas, extorsión y blanqueo de capitales.

Sin embargo, cuatro años después todo parece haber quedado en nada: las responsabilidades políticas, simbolizadas en el juicio contra Raúl López, diluidas; gran parte del sumario, archivado; y los policías acusados, de vuelta a su puesto de trabajo. Y es que, tras el boom mediático, la Operación se disolvió. El Ayuntamiento celebró una extraña comisión de investigación en la que no se consiguió averiguar nada, y Ginés pasó bastantes meses en la cárcel, como medida cautelar.

Pero las medidas cautelares, por pura seguridad jurídica, también deben decaer y eso es exactamente lo que está sucediendo, y lo que permitirá la reincorporación de Ginés a la Policía de Coslada. La instrucción se ha prolongado demasiado en el tiempo, llevando ya cuatro años y 60 tomos, y eso genera incertidumbre y provoca sensación de indefensión para unos y para otros.

Porque el retorno de Ginés, después de la imagen vendida por los medios de comunicación, generará miedo entre los vecinos, que ya lo han crucificado sin esperar a la existencia de una sentencia, ya que ni siquiera ha habido juicio. Pero también tendrá consecuencias en la propia Policía, que tendrá la espada de Damocles sobre la cabeza hasta que se aclare todo el turbio asunto de la Operación Coslada.

Sin embargo, la investigación sí ha cambiado y mucho el panorama de la localidad, llevándose por delante a aquellos que, según Ginés, habían orquestado todo. El ex jefe de Policía hablaba de una conspiración entre “políticos, poderosos empresarios de la zona y medios de comunicación”, que, curiosamente, ya no están donde estaban en 2008.

No obstante, el Bloque no ha terminado. Si hacemos caso al abogado de Ginés, que, si bien es parte interesada, es el único con acceso directo a la situación actual del proceso judicial, han decaído dos de las cuatro acusaciones, quedando solo en pie la extorsión y la tenencia ilícita de armas, que, sin el agravante de organización delictiva, no tendrían que suponer un excesivo quebranto en caso de llegarse finalmente a juicio.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar







































































Mitula



















A Todo Color



































Noticias Relacionadas