x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

01
Jul
2012
El proyecto secreto de Sheldon Adelson para Eurovegas PDF Imprimir E-mail
Lente de Aumento - A Fondo
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Eurovegas podría convertirse en sede de Las Vegas si la empresa se ve obligada a abandonar Nevada en un plazo de siete años

Hace unos meses, el Consejo de Administración de Las Vegas Sands visitaba los emplazamientos posibles para el nuevo proyecto de la compañía, Eurovegas, un proyecto en el que se han volcado como nunca en los demás iniciados y la razón es muy sencilla: España podría ser la nueva sede de Las Vegas si se ven obligados a abandonar el Estado de Nevada.

Y es que las cosas no andan precisamente bien en la ciudad del juego por antonomasia. El cambio climático y la pertinaz sequia que asola el desierto están acabando con las reservas del lago Mead, un enorme embalse artificial creado por el río Colorado y la presa Hoover, embalse que puede obligar a la tercera ciudad en renta per cápita de Estados Unidos a cerrar sus puertas en un periodo no superior a siete años.

Las Vegas es la ciudad más seca del país, con unas precipitaciones que no superan los once centímetros cúbicos al año, y una población de cerca de dos millones de personas. Por ley, la ciudad solo puede coger un poco de agua del embalse, obligándose a usar agua reciclada para prácticamente todo, pero esa agua que coge del embalse no se repone anualmente, por lo que el Mead corre serio riesgo de secarse, complicando mucho la supervivencia del mayor atractivo turístico del mundo.

Por eso, y viendo que la situación era prácticamente irreversible, desde hace diez años Las Vegas Sands comenzó a buscar un nuevo hogar. Encargaron estudios muy costosos por medio mundo, para acabar llegando a una conclusión: el emplazamiento de Las Vegas debe ser España, por su turismo, las posibilidades de negocio y, sobre todo, por la similitud de temperaturas con el desierto de Nevada. Y es que la ciudad soporta cuarenta grados durante los meses de verano y una media de trece grados durante el invierno.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar







































































Mitula



















A Todo Color



































Noticias Relacionadas