x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

16
Jul
2017
La Policía de Velilla requisa los balones a los niños que juegan en la Plaza PDF Imprimir E-mail
Zona Este - Velilla de San Antonio
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Ayuntamiento de VelillaEl Ayuntamiento ha puesto en marcha una polémica ordenanza que supone multas para los padres

Desde hace unos días en Velilla no se habla de otra cosa, y es que el Gobierno Local ha decidido aprobar una Ordenanza más que polémica que, parafraseando a Perales, pretende multar a los niños que jueguen con la pelota en la Plaza. Eso sí, parece que la cosa no funciona como se esperaban desde el Consistorio, y lo que ha provocado es que la Policía Local se haga con un arsenal de balones.

"Como cada año, volvemos a tener dificultades en la convivencia del uso de nuestra plaza, donde algunos menores hacen un uso indebido del balón molestando y llegando a poner en ocasiones en riesgo al resto de personas que utilizan dicho espacio. La policía local es conocedora del problema y tiene entre sus funciones asignadas el respeto a las normas en dicha plaza, vigilándola, interviniendo cuando se observan juegos impropios para la seguridad y tranquilidad de las personas que en ella se encuentran. Tenemos incautados varios balones de fútbol en nuestras dependencias, dado que cuando intervenimos, el balón no es de nadie y prefieren quedarse sin él, antes de hacer frente a la denuncia y al coste económico, no olvidar que estamos hablando de menores de edad y que los responsables subsidiarios son sus padres", explica la Policía velillense en un comunicado.

"Cuando nos ven, intentan dejar de jugar o jugar de una forma más tranquila, intentado mostrar que su juego es inofensivo, para una vez abandonada la plaza, volver a sus juegos peligrosos y agresivos para las personas. Teniendo otros lugares para la práctica del fútbol sin inconvenientes para los demás. Si pretendemos una convivencia sosegada en nuestra plaza, nos debemos involucrar todos, más presencia policial, responsabilidad de los padres y madres con los juegos de sus hijos y corresponsabilidad de las personas que utilizan la plaza o tienen sus negocios ubicados en la misma, para llamar a la policía local, ante el mínimo atisbo de juego peligroso efectuado por los menores. Si compartimos la seguridad y entre todos colaboramos, facilitaremos la labor de la policía, no nos compromete a nada, no nos tenemos que identificar y la sola presencia policial, cada vez que se inicia o se reanuda el juego, dificultará las practicas peligrosas y terminarán disminuyendo o eliminándose si intensificamos la dificultad para que ello se produzca", afirman.



 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar















A Todo Color








Noticias Relacionadas