x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

26
Oct
2014
Comienza el juicio por el tiroteo en la discoteca Coco Loco de Torrejón PDF Imprimir E-mail
TorreNews - Sucesos Torrejón
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

El fiscal pide 35 años de cárcel para cada uno de los tres implicados

El 7 de agosto de 2005 Torrejón despertaba siendo noticia en los principales medios del país. El motivo, que durante la madrugada se había producido un tiroteo en la discoteca Coco Loco de la localidad que se saldó con seis heridos de diversa consideración. Esta mañana, ocho años después, comienza el juicio contra los acusados de sembrar el pánico en la zona de copa de Avenida de la Constitución.

Así, la Sección 29 de la Audiencia Provincial de Madrid celebra entre los próximos días 27, 28 y 29 de octubre, en sesiones matinales que darán comienzo a partir de las 10:00 horas, la vista oral del juicio contra Lorenzo Javier G. V., José Antonio G. V. e Israel G. V. por la comisión de tres delitos de homicidio en grado de tentativa, dos delitos de lesiones con armas y tres delitos de tenencia ilícita de armas por los que la Fiscalía solicita para cada uno de ellos una pena de 35 años y ocho meses de prisión.

Tal y como consta en el informe provisional del Ministerio Público elevado a la Sala, "en la madrugada del 7 de agosto de 2005, cuatro personas (tres de ellos considerados testigos ‘protegidos’ por el Tribunal) se encontraban realizando funciones de vigilante de seguridad en el local Coco Loco, en la localidad de Torrejón de Ardoz. Sobre las 5:25 horas, y al no permitir la entrada en el citado local al procesado Lorenzo Javier debido a su aspecto, éste inició un discusión con dichos vigilantes y les amenazó con causarles “la ruina” porque en breve volvería e iban “a flipar”. Media hora después el procesado cumplió su amenaza y regresó con sus hermanos José Antonio e Israel a bordo de un coche todoterreno. Los tres procesados portaban armas y se habían puesto de acuerdo para acabar con la vida de los vigilantes. Al ver su vida amenazada, uno de los efectivos de seguridad se dirigió hasta el vehículo con un palo, momento en el que uno de los procesados apretó el gatillo de su escopeta y disparó en dos ocasiones a través de la ventanilla, alcanzando a tres personas (uno de ellos el propio vigilante), que se encontraban en las inmediaciones de la discoteca".

"A continuación, Lorenzo Javier G. V., e instantes después sus dos hermanos, descendieron del coche para introducirse en el interior del local, donde los vigilantes atacados habían huido para protegerse. Una vez dentro de la discoteca continúo la refriega y, en medio del tumulto, y mientras las personas se parapetaban con lo que podían para salvar sus vidas, los procesados continuaron disparando, causando dos heridos más. Alguno de los lesionados pudo haber fallecido de no ser por la rápida intervención médica", concluye el informe del Fiscal.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Telescopio TV

A Todo Color



































Noticias Relacionadas