x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

14
Nov
2019
El Hospital de Torrejón, uno de los pocos que tiene consulta de podología contra el pie diabético PDF Imprimir E-mail
TorreNews - Sociedad Torrejón
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Hospital de TorrejónPresentado con motivo del Día Mundial de la Diabetes

El Hospital Universitario de Torrejón ha consolidado la figura del podólogo en su cartera de servicios para, entre otros cometidos, hacer un seguimiento específico de los pacientes diabéticos, en coordinación con los servicios de Angiología, Cirugía Vascular, Endocrinología y Enfermería, y así prevenir amputaciones en aquellos que puedan desarrollar la dolencia conocida como pie diabético.

El pie diabético es una complicación de la diabetes asociada a la aparición de úlceras en el pie, producidas por traumatismos internos o externos asociados normalmente a la neuropatía diabética y/o a la enfermedad vascular periférica (EVP). Según el podólogo del Hospital Universitario de Torrejón, Carlos Perucha, “la complicación mayor de estas úlceras es la amputación menor o incluso mayor del miembro”, una intervención que se evita hasta en un 50% de los casos, según añade, si un especialista en Podología visita periódicamente a los pacientes diabéticos. En el último año, más de 800 diabéticos han acudido a la consulta del podólogo del Hospital Universitario de Torrejón, una especialidad que no está incluida en el Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) y que casi ningún hospital público ofrece.

Todos los pacientes diabéticos del área de Torrejón visitan a este especialista al menos una vez al año, pero cuando se detectan y tratan complicaciones, las revisiones se llegan a realizar cada dos meses. “El hecho de padecer una diabetes conlleva el riesgo de sufrir pie diabético”, explica el podólogo de Torrejón quien añade que “las dos complicaciones más importantes a nivel del pie son la enfermedad vascular periférica y la neuropatía diabética que producen úlceras en los pies de estos pacientes que deben tratarse y curarse correctamente”.

Para evitar complicaciones tras los primeros síntomas o eliminar recaídas, el Hospital Universitario de Torrejón diseña y facilita a estos pacientes prótesis de silicona para los dedos y fieltros ajustados a la fisionomía de la planta de su pie, con el fin de evitar que la rozadura de un zapato desemboque en una infección grave. “De esta forma se quita presión a la zona donde se encuentra la úlcera para, junto con las curas, lograr que se cierre correctamente la ulceración”, según explica nuestro especialista, que añade que para diseñar estas prótesis y plantillas es importante tener conceptos de anatomía y biomecánica del pie.

Además, desde el Hospital Universitario de Torrejón se facilita información al paciente diabético para prevenir la aparición de esta dolencia en los pies y se le recomienda vigilar sus extremidades inferiores a diario. Nuestro especialista asegura que también “es importante hidratar la piel todos los días, llevar calzado ancho para evitar roces, evitar costuras internas en los zapatos e introducir siempre la mano en el calzado antes de ponérselo para comprobar que no haya ningún elemento que pueda provocar roces o heridas”. Recuerda que “los pacientes con neuropatía no tienen sensibilidad en la planta del pie, y lo que un paciente sano notaría enseguida y se descalzaría, un paciente diabético con esta afección no lo siente y puede no darse cuenta del roce hasta quitarse el zapato y descubrir entonces que ya tiene la lesión”.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Telescopio TV

A Todo Color



































Noticias Relacionadas