x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

23
Feb
2018
El satélite PAZ entra en órbita después de siete aplazamientos PDF Imprimir E-mail
TorreNews - Sociedad Torrejón
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Ministerio de DefensaCospedal presidió el acto de seguimiento del lanzamiento en la sede del INTA

“Hoy es una jornada histórica para nuestra seguridad y nuestra defensa, pero también para nuestra investigación, para la innovación espacial, para nuestro tejido empresarial y, en definitiva, para el conjunto de los españoles”, ha afirmado la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, en el acto con motivo del lanzamiento del satélite de Observación de la Tierra PAZ, un proyecto desarrollado por Hisdesat Servicios Estratégicos y con la colaboración del Ministerio de Defensa a través del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA).

El satélite PAZ ha sido lanzado esta tarde de forma exitosa por la empresa norteamericana Spacex desde la Base Aérea de Vandenberg (California). Tal y como ha destacado la ministra en su intervención desde las instalaciones del INTA en Torrejón de Ardoz (Madrid), donde se ha seguido toda la operación, este satélite encarna el “lanzamiento de una nueva era” y es buena prueba de la “ambición y vocación que son consustanciales a nuestro espíritu como país; esa vocación a seguir explorando y conquistando nuevos horizontes”. “Cuando lanzamos un satélite al espacio ponemos en órbita una lanzadera del mañana”, ha puntualizado.

María Dolores de Cospedal ha resumido en cuatro grandes ideas lo que supone la puesta en funcionamiento del satélite PAZ: en primer lugar, hay que reivindicar “el orgullo de disponer de un magnífico satélite desarrollado eminentemente por empresas españolas”. Como segunda gran aportación, y gracias a esta nueva tecnología, “las Fuerzas Armadas van a contar con capacidades propias de observación por satélite y particularmente con tecnología radar colocándonos en el merecido grupo de países europeos con autonomía”, ya que solo Alemania e Italia cuentan con satélites como el PAZ capaces de observar la Tierra en cualquier situación climatológica o sin visibilidad.

En tercer lugar, María Dolores de Cospedal ha subrayado que “para Hisdesat y para todos los participantes de este proyecto supone la culminación de una iniciativa que abre un enorme campo de actividad y con una gran proyección futura”. Y, como resumen final, ha destacado que “entre todos damos un paso más para defender la sociedad española y los valores que nos representan”.

En cuanto a las utilidades del satélite en su ámbito militar, la ministra de Defensa ha explicado que se podrá emplear para la obtención de inteligencia, gestión de crisis, para el apoyo a operaciones, la verificación de tratados y acuerdos internacionales o en la vigilancia de la superficie terrestre y del entorno marino.

Sin embargo, otra de las grandes aportaciones del PAZ es que se trata de una tecnología de doble uso, que también será de utilidad para la investigación y para las empresas. Así, podrá ser empleado para monitorizar las catástrofes naturales, gestión del urbanismo, planificación de las infraestructuras o elaboración de cartografía de alta resolución, entre otras muchas posibilidades.

María Dolores de Cospedal, que ha agradecido a la vez que felicitado a todo el personal del INTA y de Hisdesat que ha trabajado en el desarrollo del programa, ha estado acompañada por el secretario de Estado de Defensa, Agustín Conde Bajén; la secretaria general de Industria y Pyme, Begoña Cristeto; el presidente del Consejo de Administración de Hisdesat, Santiago Bolíbar Piñeiro, y el director del INTA, teniente general del Ejército del Aire José María Salom Piqueres.

El satélite PAZ se integra en el Programa Nacional de Observación de la Tierra por Satélite (PNOTS) y constituye su parte radar. Han participado en su concepción, desarrollo y ejecución, el Ministerio de Defensa, con la colaboración del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, así como el Centro para el Desarrollo Técnico Industrial (CDTI), 15 empresas y tres universidades, entre las que destacan, Airbus Defense and Space, Indra, GMV o Deimos. El satélite propiamente dicho ha sido desarrollado por EADS-CASA Espacio en España.

El INTA (Instituto perteneciente al Ministerio de Defensa) será el responsable del llamado Segmento Terreno (es decir, la monitorización, seguimiento y recogida de datos). Para ello, se ha habilitado un despliegue en tres ámbitos: el Centro Espacial INTA Torrejón (CEIT), donde se ubica el Centro de Usuarios de Defensa, situado en el Centro de Sistemas Espaciales de Observación (CESAEROB) del Ejército del Aire; y el Centro de Respaldo, situado en las instalaciones del INTA en Maspalomas (Canarias).

El grupo de investigación de Tecnologías de Alta Frecuencia de la Universidad de Alcalá ha desarrollado aplicaciones capaces de extraer de forma automática información relevante en tareas de monitorización de tráfico marítimo para el control de actividades de pesca ilegal, barcos ‘pirata’, narcotráfico o tráfico ilegal de personas. También está diseñando una aplicación para la detección de vertidos voluntarios o resultado de accidentes.

Tras la necesaria fase de pruebas, los usuarios (ministerios, comunidades autónomas, ayuntamientos, fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, empresas…) podrán solicitar imágenes radar y se les proporcionará utilizando la tecnología aportada por el grupo de investigación de Tecnologías de Alta Frecuencia del Departamento de Teoría de la Señal y Comunicaciones de la Universidad de Alcalá, que ha desarrollado dos aplicaciones para PAZ que permitirán la detección y caracterización de embarcaciones en alta mar (tamaño, rumbo, velocidad) y la monitorización de la línea de costa. Además, el grupo de la UAH está desarrollando en este momento una nueva aplicación para la detección y seguimiento de vertidos al mar.

La coordinadora del grupo de investigación y profesora de la UAH, Pilar Jarabo, explica el papel que tendrán las aplicaciones diseñadas en la UAH. ‘Nos hemos centrado en el ámbito marítimo porque es un área estratégica para España, habida cuenta de los kilómetros de costa de nuestro país. Los algoritmos que hemos desarrollado para la detección de embarcaciones y línea de costa y los que en la actualidad se están desarrollando para la detección de vertidos cumplen con los requisitos de la EMSA (la Agencia Europea de Seguridad Marítima), que impone unas velocidades de procesado y unos niveles de calidad muy exigentes en cuanto a capacidades de detección y de extracción de características de las embarcaciones y los vertidos’.

Los datos capturados por PAZ, llamados imágenes radar, son muy diferentes de las imágenes ópticas a las que estamos acostumbrados. En este sentido, el trabajo del grupo de investigación de la UAH consistirá en ‘generar algoritmos capaces de extraer la información de interés de forma automática, sin requerir una formación específica en interpretación de imágenes radar por parte de los usuarios que demanden las imágenes. El formato de salida será fácilmente exportable para su utilización’, agrega la investigadora.

Además, el satélite PAZ es el primero en todo el mundo en disponer de un receptor de señales AIS (señales de identificación automática de barcos). La adquisición de la información de los barcos AIS y de los datos radar de forma simultánea y sincrónica es una característica específica de PAZ que permitirá la detección de embarcaciones sospechosas con un grado de fiabilidad mucho mayor de lo que ha sido posible hasta este momento. ‘Hoy día los barcos detectados en una imagen generada por un satélite deben asociarse con información AIS proporcionada por otros satélites o estaciones costeras que han adquirido la información con diferencias de tiempo importantes, reduciendo la fiabilidad de los resultados. PAZ va a permitir que el análisis de la información se haga de forma casi instantánea, de tal manera que en el momento en que se detecte un barco en el radar se podrá saber si es barco ‘amigo’ o no y se podrá actuar en consecuencia’, señala David A. de la Mata, miembro del grupo de investigación, responsable de los proyectos desarrollados para Hisdesat.

El satélite PAZ será utilizado por el Ministerio de Defensa con los propósitos que considere apropiados, pero sobre todo va a tener usos de carácter civil, porque su objetivo es generar productos comerciales, de interés para la sociedad. Las imágenes de radar que va a captar el satélite van a permitir dar respuesta a muchos problemas de monitorización de tráfico, tanto terrestre como marítimo. También será muy útil para la detección y gestión de catástrofes naturales, control y gestión medioambiental (nivel de embalses, nieve almacenada, zonas de incendios, control de vertidos…) y otra multitud de usos, como la planificación de infraestructuras, la evaluación y gestión de catástrofes o la ordenación del suelo.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar







































































Telescopio TV

A Todo Color



































Noticias Relacionadas