x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

06
Ene
2018
Cabalgata Torrejón 2018: La lluvia obligó a acortar el desfile PDF Imprimir E-mail
TorreNews - Sociedad Torrejón
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Un brevísimo saludo cerró una Cabalgata de poco más de dos horas

Este año ni los Guachis, ni Darth Vader, ni Rayo McQueen, ni un impresionante dragón fueron los grandes protagonistas de la Cabalgata de Reyes de Torrejón. Por no ser, ni siquiera los propios Magos de Oriente se llevaron la mayor parte de las miradas, ya que el visitante más importante fue la lluvia.

Y es que en Torrejón, al igual que en buena parte de España, el agua acompañó desde el principio hasta el final el desfile, obligando a improvisar cambios sobre la marcha que terminaron por acortar la Cabalgata dejando su duración en algo más de dos horas. Y es que la tarde invitaba a todo, menos a esperar la llegada de los Magos de Oriente.

Así las cosas, los organizadores decidían adelantar el comienzo del desfile, que partía de la Zarzuela a eso de las seis menos cuarto de la tarde, además de aumentar la velocidad de las carrozas que abrían la comitiva, una comitiva que fue recorriendo una Avda de la Constitución mucho menos repleta de gente de lo que venía siendo habitual en los últimos años.

Los niños, embutidos en chubasqueros y portando grandes paraguas, esperaron pacientemente a la llegada de los Magos mientras disfrutaban de personajes tan conocidos como Elsa, Peppa Pig o Los Minnions, protagonistas de unas carrozas de las asociaciones y peñas algo menos decoradas de lo habitual. Un impresionante piano blanco abría la segunda parte del desfile, justo antes de que los Guachis anunciasen que se acercaba el final. Y así era, algo más de una hora después de que la estrella abriese la comitiva, los Ángeles Anunciadores precedían a los tres Reyes Magos, que se encaminaron hacia una plaza también mucho menos abarrotada de lo habitual.

Tras llegar, el protocolo sí se mantuvo como en años anteriores: el alcalde recibió a los Magos antes de que éstos saludasen a los niños en la puerta del Ayuntamiento y se encaminasen al balcón principal del Consistorio, desde donde hicieron un “saluda” mucho más corto de lo habitual. Y es que la lluvia seguía cayendo, aunque con menor intensidad, por lo que los organizadores decidieron pasar a la traca final: un espectáculo especial de la Puerta Mágica con canciones infantiles y fuegos artificiales.





 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar







































































Telescopio TV

A Todo Color



































Noticias Relacionadas