x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

01
Ene
2018
Torrejón despidió 2017 bailando con Los Guachis PDF Imprimir E-mail
TorreNews - Sociedad Torrejón
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Mayores y pequeños se tomaron las doce gominolas al ritmo de las Guachicampanadas

Aunque aún les queden un par de funciones y participen de la Cabalgata de Reyes, la despedida oficial de Los Guachis llega cada año con la Nochevieja, y por eso, desde hace ya tres años, se toman las “doce gominolas” de la suerte acompañados por los niños doce horas antes de que termine el año.

Y en esta ocasión lo hacían con una puesta en escena diferente, ya que el cambio de atuendo que habían experimentado los duendes navideños venía acompañado de una modificación del propio concepto de Los Guachis. Así, ahora son una familia formada por cinco miembros que no dudó en tomar el escenario instalado en plena Ciudad de los Sueños.

Allí, y desde las once y cuarto de la mañana, fueron recibiendo a los niños y mayores que s acercaron a celebrar las particulares Campanadas de los Guachis. Con canciones típicamente navideñas y villancicos, además de un popurrí de Grease y, por aquello del 25 aniversario de Barcelona 92, el “Amigos para Siempre” de Los Manolos, los duendes de la Navidad fueron quemando el tiempo hasta las doce del mediodía.

Eso sí, un poquito antes, y al estilo de las retransmisiones que en Nochevieja son protagonistas de la tele, también ellos hicieron un ensayo general mientras sonaba la canción de las Guachicampanadas. Y un poco después de las doce, con una Plaza Mayor en la que hasta la Puerta Mágica se encendió para recibir el nuevo año, Los Guachis dieron sus particulares campanadas en medio de una lluvia de confeti.

Y terminado el evento, y después de hacerse un “selfie” con los que les acompañaron en una mañana no demasiado fría de domingo, los duendes de la Navidad se despedían de los niños saludándolos en su último paseo por las calles del centro hasta dentro de un año. Eso sí, los Guachis de “carne y hueso” no fueron los únicos protagonistas de la mañana, ya que un Guachibuelo hinchable situado justo bajo la Puerta Mágica se convirtió en improvisado photocall para los que decidieron despedir el año de una forma diferente en Torrejón.

 

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar







































































Telescopio TV

A Todo Color



































Noticias Relacionadas