x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

17
Sep
2017
La Vera Cruz estrenó recorrido en su Exaltación más solemne PDF Imprimir E-mail
TorreNews - Sociedad Torrejón
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Durante dos horas recorrieron las calles de Torrejón para celebrar la Exaltación de la Cruz

Era la primera procesión del curso, y los Hermanos de la Vera Cruz la convirtieron en algo muy especial, y es que la Exaltación de la Cruz estrenó recorrido por la mismísima Avenida de la Constitución, y terminó con un acto aún más solemne de lo habitual. Así, los sones de las saetas recorrieron Torrejón exactamente igual que en Semana Santa, aunque sin el riesgo de lluvia habitual en Mayo.

La tarde comenzaba a las siete en la Parroquia de San Juan Evangelista, donde los Hermanos de la Vera Cruz celebraban, justo tras terminar dos bodas, su tradicional Misa Solemne de la Exaltación de la Santa Cruz, una Misa en la que estuvieron acompañados por todas las Hermandades de Torrejón, además de la Virgen de la Cabeza de Alcalá, y la Almudena de Madrid.

Algo antes de las ocho de la tarde, y con algo de viento en el cielo, los Hermanos escuchaban los acordes del Himno de España que tocaba la Banda Municipal de Música para abrir un largo desfile que les llevaría por las calles de la zona centro.

Acompañados por los estandartes de las Hermandades, las Manolas con mantilla blanca y las autoridades, el Cristo de la Vera Cruz inició su viaje portado por Hermanos que, esta vez sí, podían mostrar su rostro. Y es que la gran diferencia de esta procesión con el resto de las que celebra la Vera Cruz es la ausencia de capirotes y tonos morados, cambiados por un traje de gala eso sí, de color negro.

Los Hermanos, y una larga comitiva de fieles recorrían calles que no suelen ver esta procesión, como la Avenida Virgen de Loreto, o la Avenida de la Constitución, terminando en otra calle cargada de simbolismo, ya que fue su “casa” durante muchos años: la calle Pesquera.

Algo después de las nueve y media, el Cristo volvía a las puertas de la iglesia, donde le esperaba, como es tradición, su Madre, la Virgen de la Soledad. Tras arrodillarse, el Cristo recibió una lluvia de pétalos de rosa antes de escuchar la sevillana que le dedicaba el Coro de la Hermandad del Rocío, una sevillana, por cierto, completamente nueva y que se estrenaba en este 2017.

Tras colocarse junto a la puerta de entrada, y hacer una última levantá por dos familiares de Hermanos, el Cristo de la Vera Cruz entraba a pulso transportado por sus 25 anderos, que hicieron una entrada pausada y solemne mientras sonaba el Himno de España.

Pero la celebración aún no había terminado: tras dejar al Cristo dentro de la iglesia, la acción volvía a trasladarse a la puerta, donde la Virgen de la Soledad se paraba para escuchar de nuevo al Coro del Rocío que también le dedicaba una oración inédita justo antes de entrar en el templo entre los acordes del Himno nacional.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar







































































Telescopio TV

A Todo Color



































Noticias Relacionadas