x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

19
Jun
2017
Fandiño, protagonista de una tarde con triunfos, pero sin Puerta Grande PDF Imprimir E-mail
TorreNews - Sociedad Torrejón
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Enrique Ponce, gran triunfador de la tarde, se llevó de la Plaza tres orejas y un rabo

La tercera corrida de la Feria Taurina de Torrejón fue muy distinta a las demás, pues las banderas lucían crespones negros, la tarde comenzó con dos minutos de silencio, los toreros pidieron que no hubiese música en el tercio de muleta, los tres brindaron al cielo sus primeros toros, y no se abrió la Puerta Grande a pesar de que la terna podría haber salido a hombros, y el motivo no fue otro que la muerte el día anterior de Iván Fandiño.

Y es que la figura del torero vasco afincado en Guadalajara estuvo muy presente durante toda la tarde, hasta el punto de que uno de los tres anunciados en el cartel anunciaba pocas horas antes que no torearía por respeto a su compañero. Los que sí estuvieron fueron Daniel Luque, Gonzalo Caballero y un Enrique Ponce que regresaba a Torrejón cinco años después de su última visita.

Así, con mucho menos calor que el día anterior y con la presencia de Froilán en los burladeros, Ponce abría la tarde con un toro que entraba tropezando en la Plaza y se rompía el pitón. A pesar del comienzo, enseguida Ponce tomaba el control de la situación creciéndose durante la lidia y terminaba toreando rodilla en tierra. Sin embargo, fallaba con el estoque y, tras un aviso, se llevaba una oreja. Su segundo toro fue bastante mejor, aunque lo recibió después de que el cuarto “oficial” tuviera que ser cambiado tras lesionarse una pata al entrar en el ruedo. El nuevo toro colaboró con Ponce durante toda la corrida, que terminaba con el torero bailando el capote en la cara del toro y con una estocada certera que lo mataba a la primera. El resultado, incuestionable: Ponce se llevaba el rabo entre gritos de “torero, torero”.

Daniel Luque regresaba a la Plaza tan sólo 24 horas después de su última participación, y lo hacía para olvidar la primera tarde sin Puerta Grande en siete años en Torrejón. Luque empezaba la tarde con un toro dificil que a punto estuvo de arrancarle el capote en dos ocasiones. Por suerte para el torero, enseguida fue él el que llevó la iniciativa, y terminaba matando a la primera para cortar las dos orejas. Su segunda actuación llegaba con un cambio de tiempo, pues el calor intenso daba paso a un fuerte viento que azotó los tendidos y levantó los capotes en el ruedo. Luque se recuperaba enseguida y comenzaba una lidia larga que terminaba con una oreja para el diestro tras matar a la primera.

Gonzalo Caballero volvía a Torrejón un año después, y lo hacía con un toreo mucho más tranquilo del que tiene acostumbrados a los aficionados. Tras sufrir un buen susto nada mas comenzar su primera actuación (el toro lo levantó en volandas haciéndole daño en el vientre, aunque Caballero continuó sin problemas), Gonzalo se fue creciendo con el apoyo de las gradas hasta llegar a matar a la primera. O eso hubiera sido lo deseado, pues la puntilla levantó de nuevo al toro haciendo peligrar los trofeos. Por suerte para Gonzalo, el público fue benévolo y pidió las dos orejas para el de Torrejón.

Su segundo toro tuvo mucho de “deja vu”. Gonzalo toreaba a la luz de la luna y decidió quitarse las manoletinas para torear descalzo, exactamente igual que ocurrió hace un año. Tras brindar el toro al alcalde, hilvanó una buena faena que terminaba igual que en su primer toro: tras matar a la segunda, el toro se levantó en dos ocasiones antes de morir. La intención de la Presidencia era dejarle sin trofeo, pero el público, lanzando almohadillas y pitando, consiguió que Caballero se llevase una oreja.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar















Telescopio TV

A Todo Color








Noticias Relacionadas