x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

15
Abr
2017
Viernes Santo Torrejón 2017: La Verónica y el Nazareno, protagonistas de un encuentro solemne PDF Imprimir E-mail
TorreNews - Sociedad Torrejón
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Una andera sufrió un golpe de calor durante la única procesión de Pasión celebrada en horario de mañana

“Vamos sin prisa”. Con estas palabras arengaba el capataz de uno de los pasos de la Procesión del Encuentro Doloroso del pasado viernes en Torrejón, y la frase no es casual, pues era la primera vez en la historia de esta procesión en que el tiempo, ni el meteorológico ni el cronológico, fueron un problema.

Y es que, si los primeros tuvieron que variar sustancialmente su puesta en marcha por la amenaza de lluvia, y todos los demás iban justo a continuación de la Pasión Viviente, y, por tanto sin horario fijo, esta vez la cosa cambió por completo: convertido en el único acto de la mañana de Viernes Santo, los Hermanos de la Vera Cruz pudieron desplegar todo su buenhacer en una procesión espectacular.

Con una salida mucho más pausada de lo habitual, y con unas formas más solemnes, la Verónica y el Nazareno abandonaban la parroquia de San Juan Evangelista algo después de las doce de la mañana. Por delante, un camino por separado cruzando las calles cercanas a la Plaza antes de encontrarse en el centro de la misma. A eso de las doce y media ambos pasos llegaban a la Plaza, y lo hacían para proceder al ya tradicional ritual: el Cristo cae al suelo, la Verónica se acerca, le limpia la cara, y en su pañuelo aparece su efigie antes de separarse y comenzar una procesión, ahora sí, de forma conjunta, por las calles de la zona centro.

Y es en esta segunda parte donde un pequeño percance ocurrió, pues una andera de las que llevaban a la Verónica sufrió un golpe de calor interrumpiendo momentáneamente la procesión, y obligando a intervenir a los servicios de emergencia. Por suerte la Hermana no tardó en recuperarse, y por la tarde volvió a participar en la Procesión del Santo Entierro. Solventado el percance, y con la mente en otro sitio, la Vera Cruz completaba el desfile haciendo que ambos pasos volviesen a encontrarse por última vez a las puertas de la iglesia, antes de despedirse de Torrejón mientras sonaban los acordes del Himno de España.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar







































































Telescopio TV

A Todo Color



































Noticias Relacionadas