x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

17
Jul
2016
La Vírgen del Carmen paseó por Torrejón en la procesión más calurosa del año PDF Imprimir E-mail
TorreNews - Sociedad Torrejón
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Durante más de tres horas y media los torrejoneros festejaron a la Virgen del Monte Carmelo

Todavía le queda para llegar a las cinco horas de duración de la celebración en Alcalá, pero la procesión de la Virgen del Carmen de Torrejón va camino de conseguirlo. Este año tres horas y media duró la fiesta de la Virgen del Montecarmelo en la localidad.

Y es que, a diferencia de lo que ocurre en la localidad complutense, la Procesión en Torrejón es sólo un acto más dentro de una tarde-noche llena de actos dedicados a la Virgen del Carmen. Así la tarde comenzaba con el rezo del tradicional Rosario que cerraba la Novena que han dedicado los miembros de la Hermandad del Carmen a su Patrona. A continuación, la misa sabatina se convertía en homenaje a la patrona de los marineros con los escapularios como grandes protagonistas.

El acto religioso terminaba, precisamente, con la bendición de escapularios y su imposición antes de entonar el Himno de la Virgen del Carmen y proceder al nombramiento como Hijo Predilecto de la Hermandad del Concejal de Juventud, Alejandro Navarro.

A las nueve y media comenzaba la Procesión, y lo hacía precedida por una Banda Municipal de Música mermada por la coincidencia en el tiempo del concierto que estaban ofreciendo sus compañeros en Parque Europa.

En carroza conducida por los Hermanos, y con las autoridades delante, la Virgen del Carmen comenzaba un largo paseo por las calles de Torrejón que la llevaba a cruzar la Plaza antes de sumergirse en las calles San Isidro, Cristo, Cruz y Libertad, en un viaje de más de una hora.

Con la Virgen dentro del Templo, y justo al lado de la Virgen del Rosario, comenzaba la parte final del acto, una parte en la que, tras las palabras de la Presidenta, se procedió al tradicional “besamanos” (en realidad, besaescapulario) de la Virgen carmelita que cerraba los actos de celebración del Día del Carmen.



 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar















Telescopio TV

A Todo Color








Noticias Relacionadas