x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

23
Dic
2017
Rivas mantendrá la parcela de la residencia, aunque la Comunidad no la quiera PDF Imprimir E-mail
Zona Este - Rivas Vaciamadrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por IU RivasEl Pleno comenzaba recreando un sistema de control militar como los de la franja de Gaza

"Poco antes del debate de los presupuestos regionales en los que PP y Ciudadanos eliminaron las enmiendas que hubieran permitido hacer el proyecto de la Residencia y Centro de Día en Rivas, la propia Comunidad de Madrid informó al Ayuntamiento que le devolvía la parcela municipal que había sido cedida para ese fin en 2006 de forma gratuitamente. Este paso explica la nula intención del Gobierno regional para hacer uso de ese suelo. La reivindicación por la Residencia y Centro de Día continúa, y el grupo municipal Rivas Puede garantiza que esa parcela seguirá estando reservada para tal fin; no va a tener ningún otro uso. Es un acuerdo del actual gobierno conjunto en Rivas, reflejado por escrito en el documento firmado por ambos (Rivas Puede y Somos Rivas)", tal y como explicaba Rivas Puede en un comunicado.

"A pesar de algunos comentarios malintencionados y de algunas dudas surgidas entre los colectivos de mayores en Rivas, la Concejala de Mayores y Servicios Sociales, Dori Fernández -quien ya lo explicó personalmente a las asociaciones implicadas- ha vuelto a insistir y quiere dejar claro que la batalla continúa para conseguir que la Comunidad de Madrid asuma sus responsabilidades y construya la Residencia de Mayores pública y centro de Día que necesita y reclama la localidad. Fernández confirma que la parcela de casi 10.000 m2 cedida en su momento al Gobierno regional de forma gratuita para ubicar allí esta infraestructura, seguirá teniendo programado ese uso -y no otro- a pesar de la devolución de la misma que ha hecho la Comunidad al Ayuntamiento. Recordemos que poco antes del debate sobre los Presupuestos regionales, la Comunidad de Madrid comunicó al Consistorio que devolvía esa parcela de casi 10.000 m2 que se le había cedido gratuitamente en septiembre de 2006 a la Consejería de Políticas Sociales y Familia para el uso dotacional de la Residencia pública. Once años después, este organismo autonómico ha comunicado que resuelve “revertir al patrimonio de la Entidad Local dicha parcela” ya que “por razones presupuestarias las obras de construcción de la citada residencia no llegaron a iniciarse, encontrándose el solar sin construir y no existiendo perspectivas de construcción”. Este hecho no deja de ser nada más que la justificación a la decisión de PP y Ciudadanos de eliminar las enmiendas presupuestarias presentadas a debate por Podemos y el grupo Socialista en la Asamblea de Madrid, que sí hubieran permitido -al menos- hacer el proyecto para la Residencia y Centro de Día que Rivas necesita y que sus mayores merecen", afirmaban.

"Hay que dejar claro, según se refleja en el documento que suscribe el pacto de Gobierno en el Ayuntamiento de Rivas (entre Somos Rivas y Rivas Puede) que la parcela de suelo público dotacional que se entregó a la Comunidad en su momento, seguirá teniendo ese uso y no otro.  La petición al gobierno regional para que construya la Residencia y Centro de Día continúa, a pesar de haber quedado fuera en estos presupuestos regionales. Así lo garantiza el grupo municipal Rivas Puede. En la sesión plenaria celebrada el pasado jueves en el Ayuntamiento de Rivas, las asociaciones y colectivos de mayores implicados en esta reclamación (Plataforma de Mayores y Jubiqué) han mostrado presencialmente con pancartas su malestar por lo ocurrido en los Presupuestos regionales, tal y como hicieron hace unos días a las puertas de la Asamblea de Madrid", concluyen.

Pero el Pleno Ordinario de diciembre comenzaba con otro tono totalmente distinto, ya que durante unos minutos, 25 ediles de Rivas experimentaron en carne propia una recreación de los estrictos sistemas militares israelíes de control que sufren a diario la población palestina en los territorios ocupados. Desde colectivos ripenses de apoyo al pueblo palestino se les propuso la experiencia de atravesar un check point, un retén militar, que se ubicó en el acceso al salón municipal de plenos.

Jóvenes activistas de Rivas, que han viajado a Palestina en los últimos tres años para participar en los campos de trabajo organizados por el Ayuntamiento, se disfrazaron de soldados para hacer más real esta performance. Con la misma, según declaran, se quiere "poner de manifiesto la actual situación que está viviendo el pueblo palestino tras la sistemática vulneración de los acuerdos internacionales y de los derechos humanos".

Las organizaciones convocantes pretenden denunciar "la violación del Derecho y la legalidad Internacional cometida por la administración Trump, reconociendo unilateralmente a Jerusalén como la capital del Estado de Israel que en nada contribuye a un deseado proceso de paz en la región". Además de en Rivas, este mismo acto se repetía por la tarde en el centro de Madrid.

Pero el asunto más importante de la mañana fue otro, ya que los concejales aprobaron por unanimidad solicitar a la Comunidad de Madrid la construcción de un nuevo cementerio. Y lo cierto es que la petición no es baladí, ya que, según explica el Consistorio, el cementerio se colmatará el próximo año, y siempre que no se incremente el número de defunciones.

La situación, contaban los concejales, viene de lejos, ya que se reservó una parcela para el nuevo cementerio que ha quedado descartada, ya que está afectada por el cambio de lindes del Plan de la Cañada. Ahora Rivas propone otra parcela, incluida dentro del Parque Regional del Sureste, por lo que necesita la autorización de la Comunidad para poder construir en ella el nuevo camposanto.

El último Pleno Municipal de Rivas de 2017 apoyó de forma casi unánime (menos las dos abstenciones de C's) la operación de préstamo hipotecario con un banco para financiar la construcción de 224 pisos públicos en 2018 que completan el VI Plan de la Empresa Municipal de la Vivienda (EMV). De este modo se impulsa una nueva promoción de viviendas públicas en uno de los municipios de la Comunidad de Madrid que ha demostrado un mayor compromiso con este derecho constitucional.

La empresa municipal, cuando estos 224 pistos estén finalizados, habrá construido en la última década más de 4.000 viviendas protegidas de las que se ha beneficiado la población de Rivas. El Pleno también ha ratificado, una vez vistas las alegaciones presentadas, las Ordenanzas Fiscales y el presupuesto municipal de 2018.

En el caso de las cuentas municipales para el próximo año, que se aprobaron en la sesión plenaria de noviembre con los votos a favor de Somos Rivas y Rivas Puede, los dos grupos que participan en el gobierno municipal, y los de los ediles no adscritos (Ciudadanos se abstuvo, mientras que PP y PSOE votaron en contra), se cumple el trámite para permitir la ejecución los 123,37 millones de euros que incluyen los balances del Ayuntamiento y de las dos empresas municipales (Rivamadrid y EMV).

Otra decisión del Pleno de diciembre fue solicitar a la Comunidad de Madrid que otorgue la declaración de utilidad pública o de interés social al proyecto de nuevo cementerio-tanatorio municipal de Rivas.

Esta petición llega porque se ha definido una nueva ubicación que está situada en el parque regional del sureste junto al límite de Madrid, en el margen derecho de la autovía A3, en terrenos que fueron expropiados por el Ayuntamiento de Rivas en 2007.

Este primer trámite prevé que próximamente se inicien las labores para desarrollar un proyecto que vendrá a atender las necesidades generadas por la progresiva colmatación del actual cementerio.

Además de las citadas, otras medidas que se aprobaron fue el Reglamento de segunda actividad de la Policía Municipal, la constitución del Consejo consultivo de municipios inteligentes de la Comarca del Sureste, o las bonificaciones sobre el impuesto de construcciones de instalaciones y obras mayores que beneficia al proyecto de la Fundación de Discapacitados de Rivas (FUNDAR) que consiste en la adecuación de una vivienda cedida por el Ayuntamiento y ubicada en el Casco Antiguo, para convertirla en residencia-casa-hogar.

El último Pleno del año venía cargado de mociones. Tres fueron presentadas por los grupos Rivas Puede, Somos Rivas y socialista, y todas ellas fueron aprobadas por mayoría. Pedían un incremento de las partidas que destina el Estado a la Cooperación oficial para el desarrollo; solicitaban la reactivación de la Ley de pacto Local y urgían a una reforma urgente de la ley orgánica de calidad educativa.

En este último caso también se trataba de una moción defendida por los dos ediles no adscritos. Otra moción, en este caso del grupo C's, relativa a la implantación de un programa de mediación intercultural en Rivas fue rechazada por el resto de los grupos.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar







































































A Todo Color



































Noticias Relacionadas