x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

12
Jul
2011
Publimedia veta una campaña a favor del preservativo que coincidiría con la visita del Papa PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Regional
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

La campaña pretendía agradecer a Benedicto su defensa del profiláctico

La campaña pretende dar las gracias al Papa por su defensa del uso del preservativo2011-07-12

La empresa adjudicataria de la publicidad exterior de los autobuses de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de Madrid, Publimedia, ha rechazado una campaña de la organización Catholics for Choice que pretendía abogar por el uso del preservativo a mediados de agosto, coincidiendo con la visita del Papa Benedicto XVI a la capital española.

Según ha avanzado elmundo.es, Catholics for Choice buscaba con esta campaña dar las gracias al Santo Padre por creer "que los preservativos salvan vidas", en referencia a unas declaraciones de Benedicto XVI aceptando el uso de profilácticos en determinados casos.

Así, en los carteles se podía ver a una pareja sonriendo sobre una leyenda que reza: 'Creemos en Dios, creemos que el sexo es sagrado, creemos en cuidarnos mutuamente, creemos en el uso del preservativo. Gracias Papa Benedicto por creer que los preservativos salvan vidas'.

Sin embargo, la empresa concesionaria de la publicidad en los autobuses ha alegado que en los contratos de cesión del servicio se reconoce a Publimedia la "prerrogativa" de decidir qué campañas se pueden lanzar o no "en determinadas casuísticas", así como para determinar los motivos para rechazar un determinado anuncio.

En concreto, Publimedia ha alegado que rechaza esta campaña porque podría ser considerada "ofensiva" o "herir la sensibilidad de una parte significativa de la población". De hecho, la empresa gestiona también los soportes publicitarios de Aena en el aeropuerto de Barajas, y también allí ha prohibido la colocación de la publicidad.

Por su parte, fuentes de la EMT han indicado a Europa Press que los responsables de los autobuses públicos "no conocen, opinan, prohíben o autorizan" ninguna campaña, ya que sólo saben de ellas después de que hayan sido expuestas.

Además, desde Medio Ambiente y Movilidad, del que depende la EMT, también rechazan cualquier relación con esta decisión, y recuerdan a quienes acusan a la titular del área, Ana Botella, de estar detrás de la prohibición, que cuando se cursó la negativa la edil aún no tenía asumidas las competencias de Movilidad.

Así, la única capacidad que tiene el Ejecutivo municipal en esta materia, según defienden fuentes de Medio Ambiente, es la de exigir la retirada de carteles cuando incumplen la legislación sobre Publicidad Exterior, y no la de aceptar o rechazar campañas que se quieran realizar en los soportes municipales, cuya gestión está cedida a compañías privadas.

Sin embargo, la oposición rechaza esta decisión y pide responsabilidades entre los cargos municipales. Así, la portavoz del PSOE en materia de Medio Ambiente, Ruth Porta, ha considerado "poco creíble" que el Ejecutivo local no tenga ninguna capacidad de decisión en este asunto y culpa a Botella de estar detrás de todo.

"Prácticamente hemos tardado dos minutos en enterarnos de quién manda en la EMT ahora, que es Ana Botella. Esta señora identifica el poder con la imposición de sus ideas, y es exactamente lo que ha hecho. Y lo preocupante es que, en este ámbito, sus ideas se sitúan en lo ultra", ha afirmado.

Además, ha asegurado que la empresa Publimedia "no tiene ninguna capacidad para tomar decisiones en este ámbito" y ha considerado que el rechazo a la campaña vulnera "derechos constitucionales como el de la Libertad de Expresión".

Por ello, ha avanzado que el próximo jueves su Grupo pedirá en el Consejo de Administración de la EMT el expediente y el contrato, y exigirá "explicaciones para saber exactamente quién ha tomado la decisión, si realmente es autónomo o procede de una orden expresa de algún miembro de la empresa; y, si es autónoma, exigir la resolución del contrato" con la adjudicataria.

Su homóloga de IU, Raquel López, ha tachado de "intolerable" que tanto la EMT como el Consistorio "digan que no tienen responsabilidad en la publicidad que se pone en el transporte público de Madrid". "¿Y qué pasa, que si la empresa dijese que quiere hacer una campaña a favor del racismo el Ayuntamiento no tendría nada que decir? Hombre, no", ha reprochado.

Por ello, también la coalición de izquierdas tratará este asunto en el Consejo de Administración de la EMT para "que sea el Ayuntamiento quien dirija de alguna manera las campañas publicitarias que se hacen en el transporte público que pertenece al Ayuntamiento de Madrid", especialmente porque este tipo de campañas "a favor de la salud pública" son "buena idea".

Por último, el portavoz de UPyD en materia de Medio Ambiente, Jaime Berenguer, ha defendido el laicismo del Estado y ha recordado que, aunque "cualquier religión cabe dentro de las decisiones personales, de la vida íntima", las administraciones públicas "están fuera".

"Por tanto, no debe haber ningún tipo de vasos comunicantes entre una decisión de la EMT con la visita del Papa. En caso de que sea así habrá que ver, pero defendemos la laicidad del Estado", ha zanjado.

La teniente de alcalde y delegada de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, Ana Botella, ha defendido este martes en declaraciones a Europa Press la decisión de Publimedia de rechazar una campaña publicitaria a favor del uso del preservativo que quería ponerse en los autobuses de la EMT por considerar que la justificación de la compañía "es razonable".

La organización Christians for Choice quería exponer esta campaña publicitaria coincidiendo con la visita del Papa Benedicto XVI a la capital española. Sin embargo, Publimedia ha rechazado exponer los carteles en los soportes de los autobuses públicos madrileños.

"Estoy de acuerdo (sin entrar en el fondo de la campaña) en lo que ha hecho Publimedia porque da un argumento razonable: que no quiere herir a algunos. Eso no quiere decir que a mí me hiriera o no, yo no entro en eso, sino que Publimedia no quiere hacer una campaña que pueda ofender a un número de personas que probablemente es elevado y que se podrían sentir molestas con la campaña", ha insistido.

A renglón seguido, ha recordado que el área de Medio Ambiente y Movilidad "no ha tenido que ver absolutamente nada" con la decisión, ya que la adjudicataria de este servicio tiene potestad para aceptar o rechazar qué campañas expone.

"Las empresas publicitarias toman sus decisiones y, cuando no quieren molestar a nadie, pues no lo hacen. El Ayuntamiento, como cualquier otra entidad, tiene que hacer que se cumpla la Ley de Publicidad, pero esto no vulnera la ley, sino que la empresa considera que esta campaña puede herir a determinadas personas", ha insistido la delegada.

Además, ha recordado que Publimedia ha rechazado exponer esta campaña también en los soportes de Metro de Madrid y del aeropuerto de Barajas que gestiona, y ha recordado que la decisión se tomó "mucho antes" de que ella asumiera las responsabilidades de Movilidad y, por ende, se hiciera la máxima responsable de la EMT.

La organización Catholics for Choice, que pretendía exponer en los autobuses públicos de Madrid una campaña a favor del preservativo coincidiendo con la visita a la ciudad del Papa Benedicto XVI, ha acusado a la empresa que gestiona estos soportes de conculcar la libertad de expresión.

"La censura asoma su fea cabeza en España", comienza el comunicado que han enviado para expresar su postura sobre la noticia de la prohibición de su campaña Condoms4Life que, según Catholics for Choice, había sido organizada para "agradecer al Papa su reconocimiento de que el condón salva vidas, así como para concienciar sobre la importancia del uso del preservativo como medio para prevenir la transmisión del VIH".

El presidente de Catholics for Choice, Jon O'Brien, ha considerado que "la decisión de prohibir los anuncios en Madrid despierta algunas dudas muy perturbadoras sobre la libertad de expresión en España".

"Se había reservado espacio en Madrid para recibir a los asistentes de la Jornada Mundial de la Juventud en agosto. Esta jornada es un camino para que la juventud católica se acerque y conecte a través de su fe católica con jóvenes de otros muchos países diferentes. Cada celebración concluye con la misa papal e incluye una variedad de actividades culturales y relacionadas con la fe en la ciudad anfitriona. En las Jornadas de Colonia (Alemania) y Toronto (Canadá) anuncios similares aparecieron en los soportes de las estaciones de Metro. No hubo controversia. ¿Qué es diferente en Madrid?", se pregunta.

Junto a esas dos ciudades, el presidente de la entidad ha recordado que esta campaña también ha pasado por otros muchos países del mundo, muy distintos unos de otros, como son México, Filipinas, Sudáfrica, Kenia, Chile, Estados Unidos o Zimbabwe.

Así, aunque O'Brien no tiene aún claro si la prohibición es responsabilidad del Consistorio o de la propia empresa Publimedia, sí señala que "parece que ha habido presiones para asegurarse de que estos anuncios no se expongan".

"Si la presión vino de la jerarquía eclesiástica, de los políticos conservadores o de otras fuerzas, en cualquier caso es un incumplimiento escandaloso de la libertad de expresión", ha concluido O'Brien.

Sobre las razones alegadas por Publimedia para justificar su decisión (que los anuncios podrían herir la sensibilidad de algunas personas), Catholics for Choice consideran que no puede ser "ofensivo para los católicos apoyar la posición del Papa", por lo que tachan este argumento de "absolutamente absurdo".

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Mitula



















A Todo Color



































Noticias Relacionadas