x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

11
Mar
2015
Retoños de la Semana Santa PDF Imprimir E-mail
Punto D Vista - Otra mirada
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

 

Jesús Hernández Gallardo

 

La primavera nos muestra la bondad de los primeros rayos solares con calorías, con el rescoldo necesario para agradecer el tenue cambio, el inicio de la transición, a la bonanza meteorológica.

Cuando el sol fija su nitidez en los árboles es cuando empiezan a brotar las flores de los cerezos, será el momento de pulsar el túnel del tiempo y comprobar que va en serio, que ha dejado el invierno aparcados sus cobijos, sus protecciones oscuras y da paso a la alegría que representa la temporada primaveral.

Ahí estamos, habiendo ya recorrido un tramo importante en la preparación de la Semana Santa, cuando hemos empezado a entonar nuestros acomodados hombros y energías, será el momento de afinar los sentimientos que afloran como en los almendros sus retoños. En la Hermandad de la Vera Cruz todos nos aplicamos, nos sincronizamos para enfocar la Semana Santa con la pasión que merece.

En los últimos ensayos, cuando llevamos ya precisando los movimientos, los diferentes pasos que han de adornar nuestro peregrinar con el Cristo de la Vera Cruz y la Virgen de la Soledad a hombros, es cuando se nos pone la carne de gallina, al escuchar la música del "Capricho del Guadalquivir" o de "La Saeta" se nos llena la cara de humedad, quizás de la misma que han sentido en Zaragoza con la crecida del Ebro, con la tristeza de ver los campos anegados del agua sobrante de los cauces. Han sido momentos en que se nos viene a la mente los gestos religiosos mezclados con la solidaridad aragonesa, la participación con ellos, con las gentes de Aragón en nuestra mente siempre presentes, que han soportado cómo el Ebro les ha desbordado sus cauces, ha anegado sus riberas, ha llenado de agua las granjas e inundado sus cosechas. Eso he pensado yo mientras soportaba en mi hombro el palo que prolonga las andas y que me acompañará durante la Semana Santa que da sentido a mi vida, a los que cargamos con total sumisión las Santas imágenes que llevaremos con orgullo por las calles de Torrejón de Ardoz. Serán momentos solemnes, sentiremos cercanos los gestos que han representado y han dado sentido nuestras creencias, haremos que nuestras fuerzas lleguen al extremo, al final de la procesión que enarbolará de calidad religiosa la Semana Santa de nuestra ciudad.

La ilusión nos invade, el último día de ensayo fuimos varios los que afirmamos sentir esos nervios, las impresiones de la cercanía de las fechas en las que fluyen las riadas de genio y sentir, de sintonía y señorío del Cristo y de la Virgen y nosotros orgullosos de llevarlas por todo Torrejón amparados por una fuerza que nos regalan desde arriba.

Jesús Hernández Gallardo

Funcionario del Estado

Torrejón de Ardoz

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Mitula



















ChoniEncuesta

A Todo Color



































Noticias Relacionadas