x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

20
Oct
2015
Pedro Sánchez visitó Torrejón para entrevistarse con John Kerry PDF Imprimir E-mail
TorreNews - Política Torrejón
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por PSOEIU le pide al Secretario de Estado que se lleve las bases norteamericanas

El secretario general y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha reunido con el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, de visita oficial en España, en la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid). Este encuentro, que se ha realizado justo antes de que Kerry emprendiera su viaje de regreso a EE.UU, ha permitido que el secretario general, Pedro Sánchez, transmitiera a John Kerry el compromiso del PSOE con la política europea y, en ese marco, con la cooperación con EE.UU.

Asimismo, los dos líderes han aprovechado la ocasión para hablar de la situación política en España, pero también en Oriente Medio. Durante los 30 minutos que ha durado aproximadamente el encuentro, Pedro Sánchez también se ha interesado por la situación en Cuba. Al encuentro también han asistido la eurodiputada socialista y secretaria de la Unión Europea, Iratxe García, y la secretaria de Relaciones Internacionales, Carme Chacón.

Por su parte, el coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, ha lamentado que el secretario de Estado de los EE.UU, John Kerry, y el ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel García-Margallo, no hayan aprovechado la visita del primero a España para explicar el acuerdo entre ambos gobiernos, 50 años después, sobre la limpieza de la contaminación radiactiva de la localidad almeriense de Palomares para acordar también “llevarse las bases” norteamericanas existentes en suelo español.

En la rueda de prensa ofrecida en la sede federal de IU, Lara ironizó con la circunstancia de que medio siglo después del accidente entre dos aviones militares de EE.UU que en 1966 provocó la pérdida de cuatro bombas nucleares, dos de las cuales provocaron la contaminación de una amplia zona concreta de Palomares al sufrir daños en la caída, ahora la Administración norteamericana acceda a “llevarse la tierra” a un desierto de ese país. “Sobran más comentarios”, aseveró sobre el tema.

Lara criticó directamente que no se haya negociado el desmantelamiento de las bases e indicó que el lema ‘OTAN NO, bases fuera’ sigue muy actual en la izquierda y en buena parte de la sociedad española. Aprovechó también para denunciar las maniobras militares iniciadas este mes de octubre en el ámbito del Mediterráneo -con la mayor presencia militar extranjera en España desde 2012-, que “alimentan la guerra fría” y que sitúan a nuestro país en un rumbo “muy peligroso” al convertirlo en el “portaaviones de intervención” de los EE.UU en Oriente Medio y África a través de las bases militares en nuestro país.

El máximo responsable de Izquierda Unida reclamó también que tanto Kerry como García-Margallo no aprovecharan su comparecencia pública de hoy para informar por primera vez a la ciudadanía sobre “el contenido y las consecuencias” del Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y los EE.UU (TTIP en su siglas en inglés), dado el “secretismo” impuestos sobre el mismo por todos los Estados participantes.

Cayo Lara recordó la manifestación contra el TTIP celebrada el pasado sábado en Madrid y mostró el “total apoyo” de su formación a las ‘Marchas por la dignidad’ cuya nueva movilización concluye el próximo jueves, día 22.

Ecologistas en Acción también hablaba sobre la visita de Kerry, y lo hacía para recordar lo ocurrido en Palomares hace cincuenta años: "John Kerry trae a España un acuerdo bajo el brazo para limpiar la radiactividad de Palomares tras casi 50 años de la contaminación de aquellos terrenos. Ecologistas en Acción celebra este anuncio, pero reclama que se hagan públicos los términos del acuerdo y que se compense a la población local. En enero de 2016 se cumplirán 50 años del accidente de Palomares, una pedanía de Cuevas del Almanzora (Almería). El 17 de enero de 1966, un bombardero estratégico B-52 cargado con cuatro bombas termonucleares sufrió un accidente mientras repostaba en vuelo. Dos de las cuatro bombas se abrieron, ardieron y contaminaron con plutonio las tierras de Palomares. La somera limpieza realizada en aquellos días no consiguió descontaminar la zona, que quedó con varias zonas radiactivas. Hasta 2007 en que fueron valladas, todas las zonas contaminadas eran de acceso público y en ellas se cultivó y se movieron tierras, lo que constituyó un verdadero riesgo para la población local. Tras la limpieza, se obligó a muchos habitantes de la zona a firmar compromisos de que no reclamarían ninguna indemnización por los daños causados. Tras casi 50 años, por los que han pasado una dictadura y varios gobiernos democráticos, se anuncia finalmente que se va a acometer la limpieza. En este proceso fue clave la caracterización tridimensional de la zona contaminada y su vallado para impedir el acceso a las tierras radiactivas y, por tanto, su movimiento. Estas acciones, realizadas por el CIEMAT entre 2004 y 2007, fueron el paso previo a la descontaminación, que a su vez era la reivindicación de esta asociación ecologista y de los vecinos de la zona. Desde Ecologistas en Acción queremos mostrar nuestra esperanza por la firma del acuerdo que debería poner fin al problema, pero queremos expresar nuestra preocupación por varias razones. La primera es que el acuerdo es confidencial, lo que no nos permite saber los términos exactos en que se ha firmado y las posibles contrapartidas que ha otorgado el Gobierno español. El acuerdo no debería dejar lugar a dudas en varios asuntos fundamentales".

Para Francisco Castejón, “por un lado son los EE UU quienes deben hacerse cargo de pagar la limpieza del territorio y de llevarse las tierras contaminadas, que ocuparán un volumen enorme, de unos 50.000 m3. Los EE UU son responsables de ese accidente y de no haber puesto fin a esta contaminación heredada de la guerra fría. Deberían haberla solucionado sin contrapartida alguna. Por otro lado, se debería compensar a los habitantes de la zona por los daños sufridos en su salud, en la imagen del pueblo y en su economía y desarrollo. Han sido casi 50 años de convivencia con el plutonio, sometiéndose a análisis para ver si sufrían contaminación, con el consiguiente estrés. Además, se dieron unos 180 episodios de personas contaminadas, cuyos efectos para la salud todavía están por determinar. Finalmente, reclamamos que las tierras de Palomares, una vez limpias, se dediquen a fines que contribuyan al desarrollo sostenible de la zona”, zanja Castejón.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Telescopio TV

A Todo Color



































Noticias Relacionadas