x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

30
Ago
2017
Una profesora de Paracuellos, en el cásting final de Operación Triunfo PDF Imprimir E-mail
Zona Este - Paracuellos del Jarama
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

El programa regresa, dieciséis años después, con Roberto Leal al frente

“Rocío, cruza la pasarela”. Esta es la frase con la que sueña desde hace unos meses una vecina de Paracuellos que se presentaba al casting para participar en la nueva edición de Operación Triunfo, y parece que el sueño puede hacerse realidad, ya que Rocío, tal y como contaba La Voz de Galicia, se encuentra entre los 80 finalistas de los que saldrán los veinte concursantes oficiales de la octava edición del reallity musical,

Y es que, 16 años después, y al calor del gran éxito que tuvo “El Reencuentro”, TVE ha decidido resucitar el formato que más alegrías le dio en los primeros años del siglo. Producido por Gestmusic, OT vuelve renovado y con un plantel de estrellas dentro y fuera de la Academia, ya que el jurado estará formado por Mónica Naranjo; Manuel Martos, el hijo de Raphael; y Joe Pérez Orive; nombres a los que se sumará un cuarto miembro rotativo en cada gala.

La convivencia en Sant Just Desvern estará dirigida por Noemí Galera como directora de la Academia, y Manu Güix como director musical, nombres a los que se sumará un nutrido grupo de profesores dispuestos a convertir a los concursantes en auténticas estrellas. Y al frente de todo ello, un semidesconocido Roberto Leal como presentador de las galas, que será el encargado de que cada domingo los concursantes se expongan ante la opinión del público para decidir si continúan o no en el juego.

Y en el horizonte un premio de lo más suculento, ya que, si el programa funciona, todo apunta a que el ganador será el representante de España en el próximo Festival de Eurovisión, que se celebrará en Lisboa dentro de nueve meses. Y, tal vez por eso, Rocío escogía para afrontar su segundo casting la canción con la que Salvador Sobral se alzaba con la victoria.

Así terminaba un largo proceso que la gallega que llegó a Paracuellos para ser profesora del colegio Antamira comenzaba el pasado tres de julio. Ese día se presentaba al casting presencial de Santiago de Compostela, y lo hizo para cautivar a un jurado al que Rocío no le era del todo ajeno (Rocío fue hace veinte años Paloma San Basilio en el programa “Menudas Estrellas” que también producía Gestmusic). Enseguida Rocío fue seleccionada para el segundo casting, también presencial y celebrado la misma tarde.

A partir de ese momento comenzaba una larga espera que terminaba el pasado jueves con la noticia más deseada: Rocío estaba entre los ochenta aspirantes finales de los que saldrán los veinte elegidos para la Gala 0. Ahora el camino se vuelve aun más cuesta arriba, ya que los aspirantes se enfrentarán a cuatro días de pruebas y actividades en las que la productora irá cribando concursantes hasta quedarse con los veinte que participarán en la primera Gala.

 

Enlace: Noticia publicada por La Voz de Galicia

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar















A Todo Color








Noticias Relacionadas