x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

04
Dic
2017
El mayor espectáculo del mundo PDF Imprimir E-mail
Punto D Vista - Otra mirada
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Jesús Hernández Gallardo

Si decimos que la actualidad de España está centrada en Cataluña nos viene un tufillo rancio que desarma todo nuestro interés, nos hace alejarnos de tan inquisidora y trasnochada idea, pero técnicamente, estamos en tiempo y forma.

Que estén en la cárcel Junqueras y demás consellers lo sabemos, que Puigdemont esté haciendo el payaso por Bélgica también, que a lo mejor el juez del Supremo juega con un dado para decidir si salen a la calle o siguen en chirona también. Pero lo cierto es que el 155 manda, tiene cogido por los cuernos el problema empalagoso de intento de independencia.

En "la compañía de comediantes independentistas" estás Rull y Trull y también los Jordis, todos ellos dan talla de risueños hazmerreir que son el vivo ejemplo del progresismo catalanista del momento actual. Todos son un prodigio de actores, especializado en payasear más que nadie, son la lanzadera de esa corriente de vanguardia, la que ha llevado a Cataluña a sacar más de dos mil empresas fuera de su entorno regional, los que están llevando a la ruina a tantos dueños de empresas que no encuentran terreno seguro. No obstante parece ser que todos ellos, como buenos payasos, se han puesto una venda en los ojos y no lo ven, no encuentran razones para pensar al hilo de la realidad contundente.

Junqueras reza en la cárcel y se monta en la nube independentista de sus oraciones, sintiéndose un asceta de la nación catalana y el Moisés del 21-D. Ha nombrado a Marta Rovira como lugarteniente, prestándole sus sandalias, báculo y las tablas de la ley del procés. Lo ha delegado en buenas manos, soltando hiel por su boca en la primera declaración tras ser nombrada amazona de la mesa redonda, aportando datos de extremista de dudosa realidad. Son secuencias de la realidad del procés que parecen seguir algunos, tal vez Junqueras se resiste a doblegar su disparatada tozudez y, ante la fiscalía, niega el pan y la sal de sus vaporosas declaraciones, dejando que el juez del Supremo, a pesar de la buena voluntad que oferta en estas fiestas pre-navideñas, se le haga un nudo en la garganta a la hora de tomar decisiones.

Los cómicos tienen eso, la cara de tristeza al otro lado de las bambalinas, cuando no se les mira de frente puede que derramen lágrimas de tristeza por la incomprensión. Pero siempre encuentran que alguien desde Bruselas les jalee, les oriente en su técnica de expiar las culpas, de pasar unas fechas más en prisión mientras él pasea por los parques de la ciudad sonriendo a dos carrillos, con el flequillo de cara a todas las cámaras que día a día le van enfocando en sus reponedoras caminatas.

Puede que el 21-D, tras el desbarajuste que se ha vivido en Cataluña en los últimos meses, reine la cordura. La gente se lanzará a votar y la deriva de los partidos constitucionales pueda triunfar, ya veremos. Lo deseamos muchos, los que anhelamos la mayoría, el resto del país miramos y suplicamos que así fuera, para taponar el despilfarro y las intenciones de los nacionalistas que ansían seguir en la hecatombe separatista y suicida.

¡Vengan, vengan todos, a ver el mayor espectáculo del mundo, este circo de payasos que comanda Carles Puigdemont desde Bruselas!

 

Jesús Hernández Gallardo

Funcionario del Estado

Torrejón de Ardoz

 

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar







































































ChoniEncuesta

A Todo Color



































Noticias Relacionadas