Las Tres Carabelas | eltelescopiodigital
x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

22
May
2017
Las Tres Carabelas PDF Imprimir E-mail
Punto D Vista - Otra mirada
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Jesús Hernández Gallardo

Han sido tres las naves que han surcado las aguas del Atlántico para descubrir las Américas del Socialismo español: La Santamaría, la Pinta y la Niña. No sé si al final habrán descubierto algo nuevo, si han ido jugando con los vientos, para que sus velas le alzasen con la victoria. Las tres candidaturas, personalizadas en tres carabelas, han ido surcando mares hasta llegar a su meta. Las aguas de base socialista han ido decantándose, abriéndose en surcos por esta singladura socialista que no sabe bien dónde va a ir a parar, si llegará a término o, por el contrario, lo encontrará vacío allá donde quiera atracar.

Las aguas del Socialismo han estado revueltas, no han sido dominadas por ninguna de las naves tiempo atrás, tanto fue así. que se llegó al abordaje, pirateando la secretaría general y montando un atraco fuera de los mapas de bitácora.

Los escándalos del puño y la rosa han sido de tal magnitud que ha peligrado el palo mayor de la Santamaría, la nave tripulada y gobernada por Pedro Sánchez. El timón ha virado en sus manos a babor, se ha ido escorando peligrosamente a las cercanías del barco pirata de Pablo Iglesias. Este pirata, de estirpe bucanera, de coleta y colmillo retorcido, se ha caracterizado por seguir los designios marcados por la carta astral venezolana, cercana a la punta de babor más próxima a su extremo.

Por otra parte la Carabela "La Niña" ha estado siempre bajo las órdenes de su patrona Susana Díaz, amadrinada por todos los mecenas de barcos antiguos del astillero socialista. Es la reina de los mares del sur, caladero que cuida con devoción sus derivas, sus iniciativas marineras, sus regates a golpe de timón, realizados en zig-zag conforme le marcan sus mentores del puño y la rosa. Atenta siempre a los acontecimientos de toda la bahía, adapta el timón al piñón fijo que figura en los mapas diseñados por los gestores que inspiran esas corrientes indecisas.

Es quizás esa indecisión, esos alocados cambios de timón lo que ha perjudicado la carrera en las primarias socialistas, la que ha hecho rezagar a "La Niña" y la ha marginado hasta irse a una deriva, sumida en la tristeza de los segundones.

La otra carabela, "la Pinta" ha estado a distancia de las dos primeras, desde el palo mayor de cualquiera de las dos embarcaciones anteriores no se la divisaba, en lontananza no daba señales de vida, parecía haberse perdido en el horizonte, quizás por estar más apartada del mundanal ruido de los iconos socialistas de mayor calado. Por momentos se ha podido pensar que ha sido tragada por una de esas olas protagonistas de las tormentas generadas por las dos embarcaciones de Pedro Sánchez y Susana Díaz.

Ha sido una carrera dispar, han ido todo el trayecto con rémoras creadas por las crecientes tormentas ideológicas en las que se han visto afectadas, por esos microclimas propios que han ido ralentizando la marcha hasta casi hacerles zozobrar, antes de llegar a buen puerto.

Jesús Hernández Gallardo

Funcionario del Estado

Torrejón de Ardoz

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar







































































ChoniEncuesta

A Todo Color



































Noticias Relacionadas