x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

13
Abr
2017
Vivir la Semana Santa PDF Imprimir E-mail
Punto D Vista - Otra mirada
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Jesús Hernández Gallardo

La procesión del Silencio es el acontecimiento de Semana Santa que pone de gala a nuestra Hermandad, es nuestro símbolo más genuino y natural, el que preparamos con esmero el resto del año para tratar de que todo salga bien, que sea lucida y brillante. En mi opinión ha sido así; la noche se brindaba para llevar a cabo todas estas intenciones, ha resultado ser primaveral de manera absoluta, apacible y benévola para estar en las calles de Torrejón de Ardoz. El cielo brillaba gracias a la generosidad de la luna, engalanada con toda su luminosidad, esa que resulta plena en estas fechas, haciendo coincidir con la Semana Santa y hermanar estos excelentes resultados.

Los mimos con que nos ha recibido el clima han sido aprovechados por todos los protagonistas que han disfrutado de la procesión, habiendo recibido un bello acto religioso, enalteciendo al Cristo de la Vera Cruz y a la Virgen de la Soledad. El numeroso público que ha acompañado a los pasos ha contribuido a engrandecer más, si cabe, el recorrido, las imágenes han pasado por las calles de la ciudad tratadas con mucha delicadeza, realizando movimientos bellos y sobrios, siendo respetadas en todo momento por los fieles que las contemplaban, así como por los anderos y anderas que se esmeraban más que nunca en darles vida, expresando paso a paso un cariño grande.

La banda de música se ha encargado de rematar y completar la actividad religiosa, haciendo que los acordes fueran despertando la nobleza de aquellos que cargábamos al Cristo y a la Virgen, y serenando el ritmo pausado con que ha transcurrido el itinerario de la procesión. Anderas y anderos hemos ido sintiendo la música paso a paso, nota a nota y nos hemos contagiado de todas las piezas que han sido interpretadas, logrando que cada uno de los asistentes pudiera meditar de manera sosegada y realizar rezos y peticiones con un ambiente totalmente propicio.

Al término del recorrido hemos bajado al Cristo de la Vera Cruz, siendo conducido al altar en manos de las personas que cargan en sus hombros a la Virgen de la Soledad. Es todo un honor poder sentir a hombros a nuestro Cristo y se han visto momentos cargados de emoción por las personas que han gozado de ese privilegio, así como del resto de los hermanos que formamos la totalidad de la Hermandad.

Ha sido para nosotros toda una explosión de sensaciones, sintiendo de manera íntima y también colectiva la Semana Santa, recordando la vida de Cristo y valorando siempre los principios cristianos que nos impulsan. Iremos saboreando la Semana Santa día a día, aun queda camino por recorrer, esperemos que la gente de Torrejón de Ardoz nos acompañe y lo viva con nosotros.

Jesús Hernández Gallardo

Funcionario del Estado

Torrejón de Ardoz

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar







































































ChoniEncuesta

A Todo Color



































Noticias Relacionadas