x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

11
Sep
2016
Santa y Vera Cruz PDF Imprimir E-mail
Punto D Vista - Otra mirada
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Jesús Hernández Gallardo

Hacer una procesión en verano, cuando aun aprieta el calor, parece que no está ajustada al calendario habitual de Semana Santa y es cierto. Pero el día 14 de septiembre se celebra la efemérides de la Exaltación de la Santa Cruz, en consecuencia, los hermanos de la Vera Cruz y Nuestra Señora de la Soledad de Torrejón, nos hacemos con la veneración a la Santa Cruz y realizamos un homenaje con la procesión tradicional. Para nosotros es un día cargado de simbolismo y veneración a la Santa Cruz, el motivo de la celebración es el hallazgo en Jerusalén de la Cruz verdadera en la que murió Cristo por parte del emperador Heráclito.

Ese remonte histórico nos lo recuerda esta fecha y en Torrejón de Ardoz la Hermandad de La Vera Cruz siente de manera intensa esta fecha. Salimos cargando al Cristo con galas clásicas, traje oscuro, medalla y guantes blancos, dispuestos a realizar un bonito homenaje a Jesús Crucificado y a su madre la Virgen. Tras la Misa en la Iglesia de San Juan Evangelista, comenzamos a cargar al Cristo de la Vera Cruz, pasando por la Plaza Mayor a la salida y nuevamente a la entrada en la Iglesia, siendo testigo igualmente del paso otras calles céntricas del casco antiguo de la ciudad. Afrontando la calle La Cruz, desde el lugar de carga del Cristo, se puede ver el resplandor del sol cómo va cayendo ya en la tarde-noche torrejonera, expresando matices rosáceos y amarillentos, embelleciendo el recorrido y uniéndose al sincero homenaje de los anderos de la Vera Cruz. Continuando el itinerario me llama la atención, ya en el cielo azulado, la luna en cuarto creciente, escoltada por unas nubes rosáceas, teñidas por los rayos del sol en su descenso, que se apuntan igualmente a la solemnidad de la música, que en esos momentos rompía el silencio sereno con la bonita marcha de Caridad del Guadalquivir. Han sido los destellos más emotivos, hemos aprovechado para mecer al Cristo con mimo y sutileza, como bien merece, dando rienda suelta por nuestra parte a los movimientos más rítmicos de nuestro afán procesional.

Al llegar por segunda vez a la Plaza Mayor, muy concurrida por personas que la poblaban con distintos motivos, todos recreativos y buscando una bocanada de aire en la calurosa noche que hemos afrontado, me ha satisfecho enormemente ver a muchas personas que, desde las mesas de una terraza, se levantaban como gesto de respeto al paso del Cristo de la Vera Cruz. Son detalles que, vistos desde ese lugar privilegiado, te elevan el ánimo y dan fuerzas de nuevo al cansado andero que está acabando el recorrido con el Cristo apoyado en su cuerpo.

En la entrada a la Iglesia de San Juan Evangelista nos espera la Imagen de la Virgen de la Soledad, momento en que los hermanos de la Hermandad del Rocío brindan a la Virgen y a su Hijo una bonita canción rociera que nos ilumina los ojos a los allí presentes, cargando el ambiente de belleza y sentimiento. Como broche final a la procesión, introducimos dentro de la Iglesia a nuestro Cristo, mientras se escucha el Himno Nacional, alzado en brazos y todos cargados de emoción, sabiéndonos cumplidores de nuestros mejores esfuerzos en favor de nuestro Cristo y de la Santa Cruz.

Jesús Hernández Gallardo

Funcionario del Estado

Torrejón de Ardoz

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

ChoniEncuesta

A Todo Color



































Noticias Relacionadas