x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

18
May
2016
Palomino de Paz PDF Imprimir E-mail
Punto D Vista - Otra mirada
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Jesús Hernández Gallardo

La vida política española está marcada, todas las cartas están boca arriba, están configuradas con letra de sangre. Por esta razón todos aquellos que van apareciendo por la pasarela y con los objetivos de las cámaras con fervor morboso, se les pasa la lupa para saber de ellos, para entrar en consideración sobre la perspectiva futura que nos puede ofrecer su gestión.

Eso es lo que está pasando de manera inminente con Arnaldo Otegui, ese palomino de la paz que va extendiendo su hedor allá por donde pasa, por esa pasarela mediática que le hace desembocar en los haces de iluminación que anteceden a los medios de comunicación, especialmente a las televisiones.

Su brazo en alto reivindicando la independencia vasca ha pasado a mejor vida, ahora ya no le vale, parece que se ha entrado en cansancio y mugre, en antipatía y hastío, en sangre y odio. Eso es lo que sentimos muchos, los que en otros momentos clamábamos por la libertad del País Vasco, los que expresábamos el odio en contra de los asesinos amparados por Batasuna. El máximo exponente de Batusuna era Arnaldo Otegui, que trataba siempre de embadurnar la realidad de sus matones con suavidad, intentaba dejar una coartada que dejara duda para salir airoso ante los suyos, los ciudadanos del País Vasco, ciegos ante la idea del Independentismo

Los primeros pasos de Otegui han sido como participante en un comando terrorista, secuestrando a punta de pistola a empresarios a quienes sacaban dinero para financiar y asolar el panorama político de muerte con tiro en la nuca. Ha sido juzgado igualmente por tenencia ilícita de armas y por querer dejar activo el terrorismo en España a través de la dirección de Batasuna. Ha sido su recorrido, cargado de muerte y miseria de personas inocentes que han sido segados a traición con tiro en la nuca a cargo de pistoleros.

Pero, curiosamente, ha sido salir de prisión tras su responsabilidad con la Justicia y ser requerido por los independentistas catalanes de la CUP y Junts per si. Parece ser que se sienten inspirados por el palomino, por los excrementos que deja a su paso el tipejo independentista. Ahora predomina la inversión de valores, será que los partidos tradicionales han sido autores de actos de corrupción y otros noveles tratan de sacar los colores. Son muchos los defectos que sobresalen del bipartidismo, de la alternancia que han tenido PSOE y PP en las últimas décadas. Se han confiado y han dejado hacer a corruptos de entre sus filas, han dado rienda suelta a esas putrefactas tendencias y al final la opinión pública ha reaccionado dando de lado al foco más firme de poder, a los que deberían seguir constitucionalmente con el manejo de la libertad en España.

El palomino de paz está siendo requerido por los modernos de Podemos para que participe en el Parlamento Europeo y al mes siguiente lo buscan en Cataluña para que les anime en sus ideas de sedición, de frustración, de torpeza, ya que se sabe que son quimeras de imposible realidad, de choque con la Constitución, de imposibilidad jurídica.

Jesús Hernández Gallardo

Funcionario del Estado

Torrejón de Ardoz

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

ChoniEncuesta

A Todo Color



































Noticias Relacionadas