x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

29
Abr
2016
Rumbo Invertido PDF Imprimir E-mail
Punto D Vista - Otra mirada
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Jesús Hernández Gallardo

En la actualidad ya no nos podemos extrañar de nada, no nos supone sonrojo ni mutación alguna ver toda esa oleada de acciones, comentarios y declarativas locuras que nos ametrallan desde personalidades de Podemos. Yo estoy asumiendo cantidad de efectos secundarios en mi sistemática mentalidad que me van a hacer reventar todo mi circuito neuronal. No es que me parezca mal, es que me parece criminal, fatal, de locura, de antiguo juzgado de guardia, de urgente asistencia al psiquiatra. No podría expresarlo de otra manera, creo que se le ha asestado un golpetazo a la cabeza de la política española en parte blanda, que parece que se le ha dado un vuelco a la escala de valores. Ahora lo blanco es negro, lo crudo chamuscado, lo blando duro y todos los extremos comparativos que queramos incluir en esta lista de disparates cada cual mayor, sin interés alguno en que esto cese.

Tan solo marcaré unos casos, los primeros de una interminable lista que me viene a la cabeza, y estoy seguro que me quedo corto, que podría ir sumando y sumando, echándome las manos a la cabeza una y mil veces, pero es lo que hoy brilla u oscurece el ambiente pre electoral.

Ahora resulta que Otegui es el príncipe de la Paz, que la abuela Carmena es la Reina maga de un reino vacio, que nos destroza Madrid con sus desvaríos, que Colau es la madre de todos los okupas y el martillo de la milicia en España. La justicia se torna injusticia y el valor en cobardía, la moda es una sombra y el arte una ordinariez.

Las calles cambian de nombre de la noche a la mañana, a la carta de las moradas ideas de estos novedosos políticos que no saben de Historia, tan solo de sus historietas irrelevantes. Se nos quiere adoctrinar con Padrenuestros hirientes a lo Católico, ofensas recias a quienes procesamos este culto, bajadas de pantalones ante los musulmanes, dádivas cargadas de bondad a todo lo que lleve burka y huela a pólvora y metralla.

Si esto es la nueva política, estamos en los momentos de sumidero, de verter a la cloaca todo lo que ahora se valora por los nuevos ingenios de las tendencias que tratan de imponerse. Será que de todo hay que vivir, pero no he visto semejante desfachatez e insolencia en toda mi existencia, no considerándome mojigato ni pardillo. Los tiempos no tienden al futuro, más bien a la revancha debido a la frustración.

No es que me quiera cebar con estos genios del reverso, del calcetín cambiado de lado y vuelto del revés, de la ordinariez social y de la chusca previsión de futuro. Estamos en época de desencanto, de zancadilla, de valores por caminos sembrados de minas asesinas, de personas torpes que les han dado galones en vertederos faltos de ideas. No es un proyecto de futuro, más bien de pasado más rancio, de la pobreza más elemental. Si tuviera que ponerle un nombre, lo llamaría macedonia de mugres, flan de alcantarilla o bocanada de miseria.

Jesús Hernández Gallardo

Funcionario del Estado

Torrejón de Ardoz

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

ChoniEncuesta

A Todo Color



































Noticias Relacionadas