x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

17
Feb
2016
Ironías de la Vida PDF Imprimir E-mail
Punto D Vista - Otra mirada
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Jesús Hernández Gallardo

La vida enseña muchas veces, es nuestra maestra, quien tiene la ciencia y el escaparate donde todo se puede ver. El tiempo es otro inexorable testigo de las hazañas, de los hechos que se pueden contrastar y revisar, escuchando razones anteriores y posteriores y, en estos tiempos de la multimedia, donde todo queda registrado, es tesoro para aquellos que están siendo testigos de lo que acontece.

Madrid es un punto de esencia, es lugar en el que se están invirtiendo, de alguna manera, las tendencias punteras de la política moderna, esa que está extremada, la que viene radicalizándose en un sentido o en otro. Es el escaparate en el que se pone en práctica una y otra tendencias extremas, la que tuvo en la anterior legislatura el Partido Popular y la que pone en práctica en la actualidad una marca blanca de Podemos.

Las actuaciones de unos y de otros son diametralmente opuestas, pero tratándose del bien común de los ciudadanos madrileños, tienen que ofrecer la dedicación necesaria para sacar adelante los beneficios de una gran población que está en constante ebullición.

En el escenario aparece Javier Barbero, tiene todos los focos alumbrando su gestión como concejal de seguridad, es aquel que se sumó a los escraches, a las protestas que se hicieron a los políticos del PP con anterioridad, cuando se tomó como acto reivindicativo principal el acoso a aquellos políticos que tomaban decisiones, los que mandaban cómo se debía actuar.

Ahora aparecen personas que se sienten perjudicadas, maltratadas en sus asuntos laborales, en definitiva en su vida y buscan hacer entender a quienes toman esas decisiones que se equivocan, que se sienten perjudicados, que recae sobre ellos el peso de la Ley injustamente. Eso le ha pasado a Javier Barbero, se han quejado los trabajadores a los que ha perjudicado con sus decisiones, son víctimas de sus actuaciones, son los que ahora expresan su criterio en base al ejercicio de su libertad de expresión. Eso no gusta, ahora han cambiado las respuestas, ya no se trata de libertad de expresión, que era la moneda con la que él actuaba antes, era la excusa que empleaba al otro lado de la barricada para vociferar en contra de quien gobernaba. Esa medicina que la gente emplea en contra del concejal de seguridad no le gusta, emplea palabras más manchadas de maldad, ahora se trata de acoso...cómo cambian los argumentos.

Es de justicia aplicar la ironía, rajar si se puede los argumentos que esgrimen Podemos y todos los que se afilian a esta corriente contraria a todo lo anterior. Ahora no vale rechazar los argumentos que ellos han esgrimido para defenderse, esos cantos a la libertad en beneficio de la ciudadanía.

Carmena está sufriendo muchos reveses. Estarán en consonancia con el pasado, con todo lo que han dicho cuando estaban ella y todos los de Podemos con su séquito de asociaciones políticas han vociferado por las calles en diferentes medios de comunicación, contrarios al poder anterior que gobernaba el Ayuntamiento de Madrid. Es la cara y la cruz de la política, de las consignas empleadas que siempre estarán en vigencia porque nunca se olvidarán lo agresivos que estos han sido, como se baten el cobre sin importarles los sentimientos ni las razones.Se dice que la alcaldesa llora en la intimidad sobre las críticas que recibe, que está contrariada por cómo se la trata desde los diferentes enfoques de prensa que opinan. Se dará cuanta algún día que están empleando la misma vara de medir que ya utilizó ella, pero con menos agresividad, porque aun queda educación en el otro bando.

 

Jesús Hernández Gallardo

Funcionario del Estado

Torrejón de Ardoz

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

ChoniEncuesta

A Todo Color



































Noticias Relacionadas