x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

01
Jul
2015
Solidaridad PDF Imprimir E-mail
Punto D Vista - Otra mirada
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Jesús Hernández Gallardo

Yo recuerdo los tiempos en que Polonia estaba con un gran desequilibrio social, mucha autoridad en el gobierno de la nación, momento en que surgió el sindicato Solidaridad. Aportó a la sociedad polaca ideas nuevas, un esfuerzo común comandado por Lech Walesa, que entre todos consiguieron efectuar cambios necesarios para conseguir que el país siguiera por la senda de la democracia.

Esas son las maneras de entender la solidaridad, compartiendo problemas y esfuerzos, dándole un toque de libertad a todos los obstáculos que se interponen en el camino de todo un pueblo que lucha por vivir, que cada día es más difícil.

Grecia ha sido y es un país con pocos recursos económicos, sobresaliendo el turismo como manera de llenar las arcas del estado, es casi el único recurso para sobrevivir. Otro obstáculo es la anárquica contribución de los impuestos, la cultura estafadora de sus ciudadanos para evitar pagos al estado, la poca mentalización de la existencia del bien común. Dentro de la sociedad griega existe un número de funcionarios difícil de soportar por la Hacienda Griega, el número es desmesuradamente alto y con poco sentido práctico, el caso es que todos se quieren aferrar a un sueldo del Estado pero de poca utilidad.

En la actualidad ha entrado a gobernar el país un partido de ultraizquierdas, que ya en la campaña electoral prometía y prometía, hacía correr el viento cargado de regalitos, de ilusiones a todos cuantos lo querían oír, daban campanadas de optimismo por todos los rincones del país, pero se apoyaban en barro, en un terreno resquebrajado, tembloroso y tramposo.

Se lanzaron a una lucha con la Unión Europea en la que se creían que conseguirían pactos, que seguirían viviendo de los préstamos de ese gran banco europeo, que Europa estaría siempre dispuesta a tapar sus agujeros económicos, a financiar sin límite a la población griega... pero, con el tiempo se están dando cuenta que ellos como país tendrán que hacer algo, tendrán que aportar, tendrán que apretarse el cinturón, comienzan a hablar de solidaridad y de otras palabras que salen de sus bocas sin pensar, sin analizar con detenimiento lo que han dejado al margen desde hace años, desde que se han acostumbrado a vivir de la beneficencia europea.

Solidaridad es un término que han de manejar con tiento, tienen que empezar a trabajar ellos, los griegos son los que tendrán que apretar el acelerador del trabajo y con esa base mucho más creíble comenzar a caminar y forjar su avance.

Jesús Hernández Gallardo

Funcionario del Estado

Torrejón de Ardoz

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

ChoniEncuesta

A Todo Color



































Noticias Relacionadas