x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

18
Oct
2014
El PSM preguntó en el Pleno de la Asamblea por la Escuela Infantil Platero de Meco PDF Imprimir E-mail
Zona Este - Meco
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por PSMAdemás, el ébola, la violencia de género y las familias numerosas también estuvieron presentes en la sesión

El portavoz en materia educativa del Grupo Socialista en la Asamblea, Eusebio González Jabonero, ha acusado a la consejera Lucía Figar de destruir “todo lo que toca en ese afán del Gobierno del PP de la Comunidad de Madrid por mercantilizar la educación pública".

“Todo lo que toca la señora Figar o termina destruyéndose o termina pudriéndose, como la escuela ‘Platero’ en Meco. Y es una pena… Una pena para una escuela que fue un referente en el Corredor del Henares”, reprochaba el diputado del PSM en el Pleno regional, donde ha reclamado al Ejecutivo autonómico una valoración de la situación de dicha escuela, cuando se han cumplido tres años desde que se concediera su gestión a la empresa EULEN.

Fue en septiembre de 2011: la escuela infantil ‘Platero’ había sido gestionada hasta la fecha por una cooperativa de carácter social que había logrado convertir el centro en un referente de la zona, con más de 150 alumnos matriculados. Pero entonces la Comunidad convocó un concurso y concedió la adjudicación a EULEN, empresa conocida como servicio de limpieza y de seguridad, pese a que su proyecto educativo fue valorado por los propios técnicos de la Consejería de Educación como "muy deficiente".

“Tres años después nos encontramos una escuela prácticamente en liquidación, con apenas 20 matrículas, donde se juntan niños de 2 años y 3, se juntan niños de 1 y dos, con sólo solo dos bebés matriculados”, subrayaba González Jabonero, quien recriminaba a Lucía Figar las afirmaciones que entonces hizo: “Dijo que no iba a pasar nada, dijo que la calidad educativa se iba a mantener… Como será que no ha sido así, que hasta el segundo ciclo educativo en esa escuela ha terminado por desaparecer”.

En este sentido, el parlamentario socialista ha advertido que lo que ha ocurrido con la escuela ‘Platero’ de Meco puede suceder también con el paquete de escuelas infantiles de Madrid -Las Nubes (Retiro), Hiedra (Canillejas), El Duende (Centro), Amanecer (Vicálvaro), Las Viñas (Moncloa), La Caracola (Fuencarral) y El Lirón (Moratalaz)- que el Ayuntamiento de la capital, con el beneplácito de la Comunidad de Madrid, adjudicó a empresas que nada tienen que ver con el sector, primando criterios económicos por encima del proyecto educativo.

“Todo eso es lo que pasará con el paquete de escuelas infantiles que este año se han dado a empresas amigas del Gobierno de Ignacio González, a empresas amigas de la Consejera Lucía Figar. Estas empresas que no tienen más motivo que hacer negocio con la educación de los más pequeños y mercantilizar la educación de nuestros hijos”, ha zanjado.

Además, la diputada socialista en la Asamblea de Madrid Josefa Pardo ha propuesto un pacto político-social en la Comunidad de Madrid para la lucha contra la violencia de género en la región, ya que los socialistas madrileños opinan que aunque se estén tomando medidas al respecto “no son suficientes” y hay que pensar nuevas, la manera en la que se pongan en marcha, así como valorar si se están utilizando los recursos que se invierten adecuadamente o no.

Pardo se pronunciaba así durante el pleno celebrado en el Parlamento regional, donde a consecuencia de una interpelación que presentó la semana pasada, ha defendido una moción en la que proponen este pacto político- social que incluye medidas como el refuerzo de los puntos municipales de observatorio de violencia, que se aumente el número de profesionales y el tiempo de atención.

Asimismo, también piden que todos los grupos de la Cámara autonómica participen, junto a la Consejería de Asuntos Sociales y el resto de los agentes sociales, para elaborar y discutir un plan que permita combatir esta lacra en el que se inviertan los 17 millones de euros a los que se comprometió el Gobierno regional en el pasado Debate sobre el Estado de la Región.

“En estos momentos, toda la lucha, fundamentalmente, contra la violencia de género se lleva desde los observatorios municipales de violencia de género… y esos puntos de violencia municipales son imprescindibles en la lucha contra la violencia por cercanía, por facilidad para la coordinación, por facilidad para la derivación de las mujeres a las necesidades que después de haberse acercado al punto manifiesten como puede ser una vivienda, la inclusión en una casa de acogida, como puede ser la derivación hacia un programa de empleo para reciclarse y para una vez que ha tenido una ruptura por violencia para poder encauzar su vida… Es decir, los puntos municipales son el eje fundamental para desarrollar la lucha contra la violencia de género” ha explicado.

Es por ello que ha mostrado la “preocupación” de los socialistas porque el 31 de diciembre de 2014 con la reforma de la Administración Local realizada por el PP estos puntos municipales ya no van a ser competencia de los ayuntamientos, “con lo cual se va a quitar todo lo que es la cercanía, la red de coordinación que hay, el trabajo ya hecho y probablemente serán las Comunidades Autónomas las que pasen a tener competencia” ha apuntado.

De ahí, que en la moción exijan que en que en aquellos ayuntamientos en los que se está desarrollando un trabajo serio, riguroso y donde se están cubriendo objetivos, obteniendo buenos resultados, esa competencia la sigan manteniendo esos ayuntamientos.

En cuanto a la exigencia de que los recursos que la Comunidad destina a los consistorios no estén predeterminados a unos determinados objetivos, la parlamentaria socialista ha explicado que lo solicitan así puesto que hay ayuntamientos que tienen un nivel de trabajo diferente a otros “y a lo mejor los recursos que le vienen un año para hacer un programa ya lo tiene el resuelto o lo ha desarrollado anteriormente financiado por el propio ayuntamiento”. Por lo tanto, exigen que los recursos no vengan predeterminados, sino que en colaboración la Comunidad con los ayuntamientos encuentre una nueva derivación para que no haya duplicidades y no se reste operancia a esos recursos.

En este punto, Pardo ha señalado que para detectar de manera rápida este tipo de situaciones es necesario que se dé formación a todos los profesionales que tienen que ver en el circuito de una mujer que sufre violencia. Por ejemplo, desde los profesionales de la educación o desde los profesionales sanitarios.

Asimismo, la socialista plantea a través de esta moción que todos los centros educativos financiados con fondos públicos impartan una asignatura que sea Educación en Igualdad, “reglada y de un modo serio trasladada, con libertad, con veracidad y haciendo ciudadanos responsables, libres y ciudadanos no violentos para el futuro. Y eso se consigue mediante formación en la escuela. Previamente hay que formar a los profesores” ha subrayado para indicar que este tema lo consideran “fundamental”.

Finalmente, ha puesto de manifiesto otro tema que, a su juicio, es “sangrante” y es que los juzgados de violencia de género de la Comunidad de Madrid cuando tienen guardia no tienen equipo psicosociales para que al juez le hagan un informe complementario que, según ha indicado, es “de una utilidad extraordinaria” porque si no sólo tiene lo que le dice la persona directamente. “Y en un tema tan complejo, tan tocando emociones como este, es muy interesante ese informe profesionalizado” ha asegurado.

“Y esto es poquísimo dinero- ha proseguido- porque es pagar unas horas extraordinarias a unos equipos. Es que es poco dinero, sin embargo hay una desidia en poner esas medidas que aunque sean pequeñas van cubriendo y haciendo que cada vez se pueda combatir mejor y que cada vez se resuelvan los casos con más exactitud y pensando en el bienestar de aquellas personas que son víctimas” ha concluido.

La diputada socialista en la Asamblea de Madrid Carla Antonelli ha denunciado que el Gobierno del PP de Ignacio González lleva dos años “estrangulando económicamente” a más de 87.000 familias numerosas de la región, ya que debido a sus pésimas políticas se les está impidiendo acceder a los beneficios que el título de familia numerosa otorga.

“Ustedes desde hace dos años están estrangulando económicamente a más de 87.000 familias numerosas, que viven una auténtica pesadilla al impedirles acceder a los beneficios que este documento les otorga, tales como los descuentos para la matrícula en la universidad o la obtención de becas, descuentos en el abono transportes, rebajas en el pago del IBI, ventajas para adquirir una vivienda pública y un muy largo etcétera” ha manifestado la responsable socialista.

Antonelli se pronunciaba así durante la sesión plenaria celebrada hoy en la Cámara autonómica, donde ha preguntado al consejero de Asuntos Sociales de la región, Jesús Fermosel, por las medidas que piensa adoptar la Comunidad de Madrid ante los nuevos retrasos en la expedición de los títulos de familias numerosas.

En este sentido, la diputada socialista ha explicado que está situación que viven estas familias “no es de ahora”, sino que se remonta a septiembre de 2012 cuando el consejero del ramo era Salvador Victoria, quien cambió el procedimiento para la tramitación y renovación de los títulos. “Por lo menos antes las familias podían llegar y se les renovaba en el momento” ha apuntado para lamentar que hasta el momento Fermosel no ha solucionado esta situación.

En este punto, Antonelli ha indicado que los actuales retrasos pueden llegar a superar los tres meses, así como que a fecha de hoy hay más de 5.000 expedientes retrasados “y dando cita para mediados de noviembre”. Además, según ha manifestado, el resguardo que se les da a estas familias que solicitan el título no les es válido para acceder a muchos servicios, ya que el Ejecutivo popular “jamás” informó a los distintos organismos para que los aceptaran. “Por no hablar de las cuotas que les han aplicado para esquilmar aún más si cabe a las familias madrileñas” ha señalado.

“Les han engañado todo este tiempo- ha proseguido- que si primero era por las colas en la Gran Vía, luego que si el sistema informático que agilizaba pero que a todas luces retrasa y perjudica. Además del caos y descoordinación, un día van y dicen que hay que desmantelar la oficina del número 14 de la Gran Vía, y en menos de 24 horas dan una contraorden y hay que volverla a instalar, demostrando una falta de coordinación que hace época” ha subrayado, al tiempo que ha indicado que eso fue una de las cuestiones por la que dimitió o hizo dimitir a la última gerente del Instituto hace dos semanas. “Usted sabrá las guerras internas que tiene con el Señor Salvador Victoria; pero mire, con el nuevo ya serán cinco, señor Fermosel, cinco gerentes en tres años, que nos dice mucho del desgobierno de este Organismo y más aun de la pésima gestión de su Consejería” ha resaltado.

Es por ello que Antonelli ha señalado que se les ha rebelado hasta la propia Federación Madrileña de Familias Numerosas, que, según ha indicado, han perdido la paciencia y lo han denunciado públicamente, además de iniciar una recogida de firmas donde piden una solución inmediata y demandan el reembolso de los perjuicios económicos. “¿A quién le van a echar la culpa esta vez, a las propias familias, al igual que hicieron con los profesores, médicos, trabajadores del Metro, e incluso de forma mezquina con la enfermera Teresa?” ha preguntado.

Finalmente, la parlamentaria socialista ha preguntado si “en el famoso decreto que tanto anuncian y nunca llega” va a recoger a las parejas de hecho; ya que en la actualidad no son consideradas familias numerosas, lo que, a juicio de la diputada, supone “una discriminación que vulnera cualquier principio de igualdad”.

“Eso sí, Señor Fermosel, llama la atención vuestro doble rasero político, enarboláis la defensa de las familias y justo en el XX Aniversario del Año Internacional de Las Familias de la ONU ustedes las dejan tiradas en la Comunidad de Madrid, así que menos celebraciones y boatos como el picnic en el Retiro en plena campaña electoral y pónganse a trabajar por ellas de forma seria y real” ha criticado para concluir.

El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Tomás Gómez, exigió al  presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que cese a la ministra Mato y que el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, cese al consejero de Sanidad, Javier Rodríguez por sus palabras. “Después de escuchar al consejero de sanidad, ya no hay nadie que tenga confianza en él, ni los profesionales, ni los ciudadanos y, por eso, no debería mantenerlo ni un día más en el cargo”, afirmó.

En la sesión plenaria de control al Gobierno, el dirigente socialista añadió que las responsabilidades políticas de esa crisis ya sólo pasan por apartar de una vez a su partido de la gestión de la sanidad de los madrileños. Una sanidad que solo funciona por la profesionalidad y la abnegación de personas como Teresa Romero, dijo Tomás Gómez, que recordó que hace una semana la auxiliar de enfermería afectada por el ébola luchaba por su vida y también por su honor profesional y personal.

“Todavía hoy su vida corre peligro a consecuencia del virus ébola, a la espera de que su cuerpo desarrolle las defensas que la sanen y la salven; pero su honor profesional y personal están a salvo, porque los madrileños y los españoles, conservan intacta su capacidad de producir anticuerpos contra la infamia”, pues “una infamia y no otra cosa” fue tratar de responsabilizar a quien arriesgaba su vida de los errores de quienes nunca arriesgan nada.

A Teresa Romero, como hace una semana, Gómez le expresó su afecto y reconocimiento, en nombre de Grupo Socialista y de todos aquellos a los que representan, gratitud que hizo extensiva a los trabajadores de la sanidad madrileña.

Sobre el desgobierno, caos y la cadena de errores de los que se ha hablado en los últimos días, Tomás Gómez señaló que no es más que la “punta del iceberg” del desgobierno y el caos en que vive la sanidad madrileña en los últimos años. Y es ahí, agregó, donde hay que buscar el origen, las causas y las responsabilidades de esta crisis sanitaria. Por eso, pidió a Ignacio González que comparezca en la Asamblea para debatir qué ha pasado con muchas medidas.

En este sentido, relató los errores cometidos por el Gobierno del PP, que ahora estamos pagando: suprimir la Dirección General de Salud Pública, que es precisamente el organismo encargado de coordinar respuestas en situaciones de crisis sanitaria; ordenar el desmantelamiento del Carlos III, un centro de referencia único en enfermedades infecciosas;  ignorar y ningunear a los profesionales sanitarios que, no ahora, sino desde hace diez meses, llevan alertando de la falta de instalaciones, material y formación para hacer frente a enfermedades como el Ébola...

Otro error, improvisar la reapertura del Carlos III para los casos de Ébola, cuando ya se habían desmantelado el laboratorio de microbiología, la UCI y hasta el banco de sangre. O el error de no hacer caso a los profesionales que tras el fallecimiento del primer misionero ponían de manifiesto las carencias que existían. “Error, tras error, tras error... Años de errores que afectan a dos presidentes autonómicos, tres consejeros de Sanidad y decenas de directores generales”, concluyó.

La diputada socialista y Secretaria de Sanidad del PSM, Laura Oliva, ha reprochado la demora de las autoridades para ofrecer información clara a la ciudadanía ante la crisis del ébola. “¿Cómo iban a informar, señor Consejero, si no sabían ni siquiera mínimamente lo que había ocurrido…? ¿Estaban más pendientes de la apertura con gestión privada del hospital de Collado Villalba? ¿O de cuál iba a ser el siguiente centro sanitario que iban a privatizar?”.

Oliva cuestionaba en el Pleno regional si el Ejecutivo autonómico consideraba adecuada la información que se ha dado a la ciudadanía sobre la crisis del Ébola. Y juicio de la parlamentaria del PSM no ha sido así, especialmente en los inicios de este caso, cuando más alarma social se desató.

“Su obligación es transmitir información veraz, suficiente y en tiempo real. Informar no es sólo que los ciudadanos puedan consultar sus dudas en una web o un teléfono o a través de un email, que desde luego es manifiestamente mejorable. Lo que los ciudadanos demandaban, sobre todo en los primeros momentos, era algo tan simple como que alguna autoridad sanitaria explicara a la opinión pública qué había ocurrido, cómo se iba a afrontar, cómo se contagia y cómo no se contagia el ébola y cómo prevenir contagios… Y tardaron nada más y nada menos que una semana en hacerlo”.

“Tienen un millón de euros este año para autobombo de su política fiscal, ¿pero nada para informar a la opinión pública a través de los medios, de carteles en centros sanitarios o de folletos?”, incidía Oliva, quien afeaba la tardanza del consejero de Sanidad en pedir disculpas tras sus reprobables declaraciones sobre la auxiliar Teresa Romero al tiempo que sentenciaba dirigiéndose a Javier Rodríguez: “Tenemos a los mejores profesionales sanitarios y a los peores gestores políticos. Usted y Ana Mato son la prueba más evidente de ello. No sólo no son dignos de seguir en sus cargos, sino que en realidad nunca fueron dignos de ocuparlos”. “Han demostrado que quien no cree en lo público no puede gestionarlo adecuadamente”, finalizaba la responsable socialista.

Además, el portavoz en materia sanitaria en la Asamblea de Madrid, José Manuel Freire, ha presentado durante su intervención en el Pleno, la moción del Grupo Parlamentario Socialista en la que se presentan las siete líneas de trabajo que los socialistas consideran fundamentales para mejorar y garantizar el futuro de la Sanidad pública madrileña.

Para los socialistas, la moción presentada supondría un “cambio radical” frente a la gestión que está realizando el Partido Popular de la Comunidad de Madrid en este ámbito. Las siete propuestas pretenden blindar el futuro del sistema sanitario a través de la protección y promoción de la salud pública; garantizando los derechos, igualdad y solidaridad de todos ante la salud o la enfermedad; haciendo mejoras concretas de los servicios para pacientes y ciudadanos; cuidando al personal, el activo más valioso de la Sanidad; generando principios e instrumentos de buen gobierno; paralizando las privatizaciones sanitarias y revisando los actualmente existentes y fortaleciendo desde la Comunidad de Madrid los valores de solidaridad y equidad del Sistema Nacional de Salud de todos los españoles.

La primera de las medidas pasaría por la creación de un grupo de trabajo que se encargaría de la gestión protocolarizada de las crisis sanitarias, así como reforzar los servicios de Salud Pública de la Comunidad, unificando su estructura bajo la responsabilidad de un profesional sanitario nombrado en base a sus conocimientos. En este sentido, José Manuel Freire ha recordado que “proteger y promover la sanidad pública es la obligación del Gobierno ante crisis como la que actualmente se vive con el ébola”. En segundo lugar “hay que devolver los derechos sanitarios para los excluidos de cobertura sanitaria por el Partido Popular”, restaurando con urgencia el acceso en condiciones de igualdad a todos los colectivos.

En cuanto al tercer punto, cabe destacar las propuestas ofrecidas para mejorar los servicios para pacientes y ciudadanos, que supondrían la creación de un sistema de información sobre tiempos de espera efectivos. “Hay que establecer un límite claro al tiempo máximo que puede tardar una cita con el médico de cabecera de 48 horas, asignar un médico responsable que coordine la atención de los pacientes, llegar al objetivo de que al menos el 90% de todos los usuarios vean resuelto su problema en las primeras 4 horas tras su llegada a urgencias, realizar una continuidad a la atención que reciben los pacientes entre Hospital y Centro de Salud, garantizar una respuesta adecuada a las necesidades de salud más específicas de la mujer, y por último, garantizar un Circuito Oncológico de Alta Prioridad” ha señalado el diputado socialista.

El cuarto de los factores que destaca la moción socialista está dirigido al cuidado de los profesionales de la sanidad pública, porque “sin los sanitarios no hay buena sanidad y el PP los ha estado maltratando de una manera insensata durante todo este tiempo”. El quinto de los temas pasa por reformar la organización, gobierno y gestión del Servicio Madrileño de la Salud (SERMAS) y sus centros, para que puedan realizar su labor con eficiencia, calidad y seguridad. El rechazo a las privatizaciones, junto con la revisión de las actualmente existentes, realizadas por el Partido Popular, es otro de los pilares del modelo de gestión sanitaria que plantean los socialistas, que en último lugar reclaman que se fortalezcan desde la Comunidad de Madrid los valores de solidaridad, y equidad: “que la Comunidad de Madrid influya en la política general del Sistema Nacional de Salud”, ha finalizado Freire.

Freire, ha reprochado al Gobierno del PP de la Comunidad de Madrid que fue un error empezar a desmantelar el Hospital Carlos III, un centro de referencia único en enfermedades infecciosas en España.

Freire se pronunciaba así durante la sesión plenaria celebrada en el Parlamento autonómico, donde ha preguntado al consejero de Sanidad de la región, Javier Rodríguez, sobre si la Comunidad de Madrid ha realizado alguna aportación para el cambio de protocolos de actuación dirigidos a abordar los casos de Ébola.

En este sentido, el responsable socialista ha asegurado que ha habido “demasiados errores”, que es “obvio reconocerlo”, como fue la decisión de desmantelar el Carlos III, al tiempo que ha recriminado a Rodríguez que mantuviese esta medida heredada de la era Aguirre y del consejero Lasquetty, ya que, según ha desvelado, en un primer momento la idea era ingresar a los pacientes procedentes de África en la planta 7º del Hospital de La Paz. “Ustedes metieron a estos pacientes en un hospital que había sido empezado a desmantelar y que de hecho estaba desmantelado” ha recriminado, ya que ahora mismo en el Carlos III faltan unidades que antes sí tenía.

En este punto, el parlamentario socialista ha asegurado que Rodríguez ha perdido la confianza, elemento clave en la resolución de las crisis, de los profesionales y de los ciudadanos, debido a las declaraciones que realizado el consejero al respecto, por lo que ha insistido en pedir dimisión.

“Le honra que trate de rectificar, pero me hace que no es suficiente. La confianza una vez perdida es muy difícilmente recuperable… Porque además sucede que usted forma una infausta pareja con la señora Mato. Es muy difícil pedirle a nadie en España o fuera de España sean médicos o sean ciudadanos de a pie confianza en unas instituciones que están dirigidas por alguien como la señora Mato y que en su persona han cometido errores tan garrafales en la gestión de la crisis” ha lamentado.

Finalmente, Freire ha mostrado, en nombre de su formación política, su alegría porque Teresa Romero evolucione bien, al tiempo que ha deseado que no haya más casos y que la persona que ha ingresado hoy no resulte positivo en ébola.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas