x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

01
Jul
2022
El Pleno de Madrid aprueba convertir el edificio Metrópolis en un hotel PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Ayuntamiento de MadridEl Palacio de Gaviria tendrá uso comercial

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado dos planes especiales que permitirán la restauración del edificio Metrópolis, en Alcalá, 39, y el Palacio de Gaviria, situado en la calle Arenal, 9. Ambos planes, dependientes del Área de Desarrollo Urbano, que dirige Mariano Fuentes, tienen por objetivo regular el régimen de obras para mejorar las condiciones de habitabilidad y uso de dichos edificios históricos.

Al mismo tiempo, los planes aprobados permitirán valorar la incidencia que tiene en los edificios y en su entorno la implantación de los usos terciarios autorizables, que en el caso del Palacio de Gaviria será un centro de exposiciones multiusos; y en el caso del Edificio Metrópolis el uso hospedaje.

Respecto al plan para el Palacio de Gaviria, la actuación afecta a casi la totalidad del edificio, pero no incluye los cinco locales comerciales que están en planta baja, con acceso directo desde la calle y con parte de su superficie en sótano y entreplanta. Con este plan se pretende dar un uso coherente a la totalidad del edificio, evitando fragmentaciones inadecuadas y se conserva la unidad constructiva de la planta noble del edificio. El objetivo es darle también una nueva vida para que los ciudadanos vuelvan a disfrutar de este enclave histórico y evitar que se siga deteriorando.

Del Palacio, inaugurado en 1851 y que ha sufrido muchas reformas y modificaciones a lo largo de los años, se conservan en buen estado el acceso y la escalera principal, la entrada y los salones de la planta noble, así como los frescos. La planta noble, que mantiene su estado original en 13 de sus salas, se destina a exposiciones en la actualidad. El Plan recoge la realización de las obras propias de conservación, consolidación, restauración, acondicionamiento y reestructuración puntual, con la finalidad de recuperar el edificio y cumplir con la normativa de protección contra incendios y de accesibilidad y supresión de barreras arquitectónicas.

En el caso del emblemático edificio Metrópolis, que está incluido en el Catálogo de Edificios Protegidos con nivel 1 grado singular -el mismo que el Palacio de Gaviria-, el plan especial modifica el uso actual de terciario comercial y oficinas, a uso terciario hospedaje en edificio exclusivo, un uso permitido por el Plan Especial de Hospedaje aprobado en 2019 y actualmente en vigor.

Se trata de un edificio que cuenta con 6 plantas sobre rasante y dos bajo rasante. En un principio compartía usos de oficinas y viviendas, pero posteriormente fue ocupado por actividad terciaria: comercial en sótano, planta baja y primera y oficinas desde la segunda a la sexta planta.

A pesar de su aspecto reconocible, el edificio ha sido transformado a lo largo de su historia para adaptarse a los diferentes usos que ha tenido y que han distorsionado su arquitectura. El cambio de uso que ahora se aprueba supondrá la adaptación del edificio a la normativa vigente y permitirá que en todo el edificio se mejore la arquitectura interior de manera homogénea, mejorando su funcionalidad y recuperando el patrimonio edificado. Además, se abre el edificio a los ciudadanos.

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado, por unanimidad, el Plan Especial de Incremento y Mejora de las Redes Públicas en Barrios de Promoción Pública. Este proyecto, dependiente del Área de Desarrollo Urbano, que dirige Mariano Fuentes, afecta a los espacios interbloques de 45 barrios residenciales, situados en 13 distritos, construidos por diferentes organismos públicos entre los años 50 y 80, gestionados por la Agencia de la Vivienda Social de la Comunidad de Madrid (IVIMA).

La superficie afectada por el plan asciende a 597,36 hectáreas, con un total de 60.479 viviendas y una población de 141.769 personas. Los bloques están localizados en su mayor parte en los distritos del arco exterior a la M-30 comprendido entre las autovías A-2 y A-5. La mayoría se ubican en Usera, Puente de Vallecas y San Blas-Canillejas.

Se trata de promociones de vivienda pública que precisan de actuaciones de conservación y urbanización que en la actualidad no puede acometer el Ayuntamiento de Madrid, dada la falta de regularización registral de los espacios libres cedidos en los convenios de cooperación suscritos entre la Gerencia Municipal de Urbanismo del Ayuntamiento y el IVIMA entre los años 1985 y 2007.

La finalidad es establecer una calificación urbanística de estos espacios libres existentes, acorde a las necesidades de las zonas en las que se ubican y teniendo en cuenta su titularidad pública o privada, para mejorar su estado de urbanización así como su mantenimiento.

“Son espacios que han sido olvidados durante décadas, desprovistos de los adecuados servicios de limpieza y carentes de posibilidad de ejecutar cualquier obra de conservación o de mejora al no estar definida su calificación urbanística ni su titularidad”, ha explicado Fuentes durante su intervención. Esta situación lleva así 37 años.

El Plan Especial de Incremento y Mejora de las Redes Públicas en Barrios de Promoción Pública aprobado en la mañana de hoy, se ha sometido a dos periodos de información pública e incluye una serie de modificaciones que le otorgan mayor seguridad jurídica y aumentan las condiciones de accesibilidad y la calidad de vida de los barrios a los que afecta.

Con este plan para adecentar los espacios interbloques, el Área de Desarrollo Urbano impulsa una estrategia de regeneración urbana y reequilibrio territorial, con los objetivos de contribuir al desarrollo integral de barrios mediante la mejora de la movilidad, la renaturalización y adecuación del espacio público y la rehabilitación de edificios.

Además, esto se complementa con las acciones de renaturalización de los barrios y con la línea de subvenciones municipales para apoyar la rehabilitación del parque de viviendas, que contempla ayudas a la conservación y la rehabilitación, la mejora de la eficiencia energética, la actualización de las instalaciones y la mejora de la accesibilidad, con el fin de poder dotar a las edificaciones de ascensor.

Este Plan servirá como proyecto piloto para los barrios de bloque abierto que ocupan más de la tercera parte del suelo urbano con similares problemas en sus espacios libres.

Tras su aprobación inicial en mayo de 2019, este Plan ha pasado por un amplio proceso de participación ciudadana y talleres vecinales para informar del proyecto y ha sido objeto de un estudio sobre la titularidad para mejorar lo aprobado y dar lugar a un Plan más consensuado y ajustado a las necesidades de los vecinos.

Por otra parte, se establece una novedosa regulación para los Espacios Libres de Uso General, propiedad de las mancomunidades privadas, pero que han sido usados por todos los ciudadanos de forma habitual y continuada. Este terreno supone casi 20 hectáreas de suelo, cuyo mantenimiento se hacía de forma incompleta e irregular.  El Plan va a calificar como Espacios Libres de Uso General (ELUG) gran parte de los suelos, tal y como reclamaban los vecinos. Esto hará posible que los servicios municipales asuman el mantenimiento y conservación de los suelos.

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado la nueva Ordenanza Reguladora del Servicio de Ayuda a Domicilio para personas mayores y/o personas con discapacidad, de los servicios de centros de día, residencias y apartamentos para personas mayores y del centro municipal de Atención Integral Neurocognitiva. Todos los grupos municipales han votado a favor del texto final de la norma.

Según ha recordado el delegado de Familias, Igualdad y Bienestar Social, Pepe Aniorte, durante su intervención en el Pleno, la nueva ordenanza regula importantes programas destinados a los 650.000 mayores de 65 años de la ciudad de Madrid, entre los que destacan el Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD), que en 2021 atendió a 83.000 personas, y los Centros de Día para Mayores, a los que acudieron 5.250 personas el año pasado. Además, también se regulan las residencias y apartamentos para mayores, así como el centro de Atención Integral Neurocognitiva.

Aniorte ha resumido con la palabra “cercanía” el espíritu de la ordenanza, que se concreta en tres claves. La primera es una mayor rapidez en la respuesta, a través de un nuevo procedimiento exprés que permitirá activar el SAD de forma inmediata en casos de riesgo grave e inminente. Como ejemplo, el delegado del área social ha mencionado el de “una persona mayor que no puede valerse por sí misma y cuyo cuidador fallece”.

La segunda clave es la reducción de la burocracia: “todo el procedimiento de acceso al SAD implicaba antes 5 documentos, 5 pasos y 5 firmas. Ahora pasa a ser un solo documento, un solo paso, una sola firma”, ha explicado Aniorte. Gracias a la nueva ordenanza, los Servicios Sociales municipales podrán consultar la información que, hasta ahora, debía aportar el beneficiario de los servicios.

En tercer lugar, la ordenanza favorece que se puede atender en su propio hogar a personas a las que hasta ahora no se podía prestar servicio. Por ejemplo, será posible dar acceso al SAD a personas mayores que están esperando la atención a la dependencia de la Comunidad de Madrid. Además, a través de la modificación del baremo social, será posible aumentar la intensidad del servicio a los mayores más vulnerables, como aquellos que son víctimas de algún tipo de violencia o maltrato.

El delegado del área social ha agradecido el trabajo de la Dirección General de Mayores en la elaboración del texto aprobado, así como la participación del Consejo de Mayores de la Ciudad de Madrid. También ha destacado la voluntad de diálogo y negociación de los grupos políticos que, según él, “han mejorado la Oordenanza tal y como se aprobó en Junta de Gobierno, demostrando que, cuando se trata de cuestiones tan importantes, somos capaces de alcanzar consensos”.

Tras su aprobación en el Pleno, se prevé que la nueva Ordenanza Reguladora del Servicio de Ayuda a Domicilio entre en vigor a principios de 2023.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas