x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

24
Abr
2022
Semana Santa Madrid 2022: Alabarderos por partida doble, el Silencio cambia de día y los niños toman la calle PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Ayuntamiento de MadridLa Semana Santa de la capital se reconstruye tras dos años de parón

Quedarse en casa durante dos años ha servido a la Semana Santa en general para tomar impulso y volver con fuerzas renovadas, y el ejemplo más claro de ello es la de Madrid, una Semana Santa totalmente nueva en la que se estrenaron pasos, procesiones y salidas espectaculares, y que tuvo el respaldo de los madrileños que llenaron la capital.

Esta de 2022 ha sido, además, la primera en que la capital destierra por completo las carrozas optando por las andas para procesionar sus imágenes.

Foto cedida por Hermandad de los Gitanos MadridLa Semana Santa madrileña comenzaba y terminaba de la misma forma, con la apertura y el cierre simbólico de las procesiones en la Catedral y en la sede de la Virgen de la Soledad, una apertura y cierre llevado a cabo precisamente por las hermandades que procesionan en primera y en última ocasión.

La Borriquita habría un largo programa en el que compartió tarde con una Procesión del Silencio que se mudaba desde el Viernes Santo. De tal forma, el Cristo del Perdón se convirtió en uno de los protagonistas de la tarde del domingo, en que la Borriquita llenó las calles de Madrid, al igual que lo hizo el Cristo de los Estudiantes.

Foto cedida por Ayuntamiento de MadridLa apertura oficial de la Semana Santa fue el Domingo de Ramos, pero eso no significa que no hubiese procesiones antes, pues el Cristo del Perdón de Vallecas y el Cristo del Pozo desfilaron por las calles del distrito el Viernes de Dolores.

El lunes el que procesionaba era el Cristo del Camino, protagonista de la Procesión de las siete palabras de Delicias, una procesión acompañada por el alcalde, que solo se perdió las del Miércoles Santo, y lo hizo porque estaba en Málaga procesionando con la Cofradía de la Paloma, que está hermanada con el Ayuntamiento de la capital.

Foto cedida por Ayuntamiento de MadridEl martes, que hasta ahora no tenía ningún acto de primer nivel, estrenaba uno con enorme capacidad de crecimiento, pues Los Alabarderos decidían trasladar a su Cristo hasta el Palacio Real en un traslado solemne al estilo del del Cristo de Mena, que fue acompañado por multitud de madrileños por las calles de Madrid.

El Miércoles Santo fue el día del Cristo de los Gitanos y de Las Tres Caídas, una hermandad a la que el confinamiento pillo en pleno proceso de crecimiento.

Foto cedida por Ayuntamiento de MadridEl jueves, ya con Almeida reincorporado y con la presencia de Pedro Rollán en la comitiva, puso en la calle dos procesiones impresionantes, como son la de Jesús el Pobre y María del Dulce Nombre en que las imágenes salen y entran con los anderos de rodillas ; y la del Jesús del Gran Poder y la Esperanza Macarena, la procesión más puramente andaluza de la Semana Santa de Madrid.

El viernes, con la ausencia de la Procesión del Silencio, se reinventaba por completo, y lo hacía con el estreno más esperado: la Parroquia de San Antón del Padre Ángel ponía en la calle su Cristo de los Niños, un crucifijo con más de 200 años de vida, que protagonizó una procesión que muy probablemente crecerá de forma importante en futuras ediciones.

Foto cedida por Bomberos MadridLos bomberos fueron los encargados de descolgar y procesionar la talla por las calles cercanas a la parroquia en un recorrido en el que estuvieron acompañados por familias ucranianas.

Ya por la tarde, overbooking de procesiones, pues tomaron las calles la impresionante procesión de Jesús de Medinaceli con sus 180 anderos y 1.800 penitentes; el Cristo de los Alabarderos que tomaba las calles saliendo desde el Palacio Real para protagonizar un espectacular encuentro con la Virgen de los 7 Dolores en plena Plaza de la Villa antes de regresar a la catedral castrense, donde entró, literalmente, a rastras; el Divino Cautivo, que hacía doblete tras la Procesión del Jueves; y el Santo Entierro, que cerraba el programa procesional.

Foto cedida por Ayuntamiento de MadridEl sábado sólo una cofradía salía a la calle, y lo hacía para cerrar por todo lo alto la Semana Santa de Madrid. La Virgen de la Soledad protagonizaba un gran encuentro con el Cristo Yacente en plena Plaza de la Villa antes de regresar a su sede para cerrar una procesión muy especial para la Hermandad, pues fue la primera tras la Coronación de la Virgen.

En Madrid el Domingo de Resurrección no hay, de momento, procesiones; pero lo que sí hay es una costumbre importada desde Aragón: la Tamborrada con la que se cierra el programa de la Semana Santa madrileña, una tamborrada, por cierto, en la que Almeida estuvo acompañado por el alcalde de Zaragoza. Ambos primeros ediles no dudaron en coger el tambor a la llegada de los músicos.

 

Semana Santa Madrid 2022

Presentación Semana Santa

Presentación Mapa de las Procesiones

Previa Domingo de Ramos

Domingo de Ramos

Lunes Santo

Martes Santo

Miércoles Santo

Jueves Santo

Viernes Santo

Sábado de Gloria

Domingo de Resurrección

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas