x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

25
Ene
2022
PP, Cs y Recupera Madrid aprueban la nueva Ordenanza de Terrazas PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Ayuntamiento de MadridLos vecinos protestan en un Pleno en que VOX salvó a Carabante de la reprobación

Movido fue el Pleno de este martes en Madrid, donde los tres concejales excarmenistas aprobaban a Almeida la nueva Ordenanza de Terrazas en medio de las protestas de los vecinos afectados. Pero esta aprobación anunciada no fue lo único que ocurrió, pues los partidos de izquierda pedían la reprobación de Carabante dependiendo del voto de VOX. Y el partido verde optó por salvar al popular, uniendo sus votos a los de Cs y PP. Todo esto ocurría en una sesión en la que todavía no se había procedido al nombramiento del nuevo concejal de Más Madrid, sustituto de Felipe Llamas, que dimitió tras la aprobación de los Presupuestos por sus excompañeros del Grupo Mixto.

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado, con los votos a favor de los grupos municipales del Partido Popular, Ciudadanos y Mixto, la modificación de la Ordenanza de Terrazas y Quioscos de Restauración impulsada desde el Área Delegada de Coordinación Territorial, Transparencia y Participación Ciudadana dirigida por Silvia Saavedra, dependiente del Área de Gobierno de Vicealcaldía.

En palabras de Saavedra, “esta intervención normativa es muy necesaria y atiende a motivos de interés general representados por la protección del entorno urbano y del patrimonio. Supone, además, una garantía de seguridad jurídica para vecinos y empresarios y es producto del consenso y fruto de la negociación en la que el equipo de Gobierno ha escuchado y tomado nota de lo que todos los sectores implicados nos han expresado; sin duda, ellos han aportado mucho a esta ordenanza”.

A la entrada en vigor de esta norma, desaparecerán las más de 2.000 ampliaciones de terraza concedidas hasta el momento bajo el paraguas de la resolución 51 por la Comisión de Terrazas de Hostelería y Restauración, si bien permanecerán hasta 2023 las terrazas en banda de estacionamiento siempre y cuando no formen parte de zonas de protección acústica (ZPAE) o zonas saturadas. Cuando se hallen en zonas ambientalmente protegidas (ZAP), el distrito podrá reducir su capacidad de forma proporcional hasta el 40 % de ocupación de las bandas de estacionamiento.

También se consagran nuevos espacios en los que poder instalar terrazas como son las zonas terrizas o las esquinas solo con mesas y sillas, así como nuevas modalidades como las mesas altas de baja capacidad, nunca adosadas a fachada y alineadas con el mobiliario.

Una de las principales novedades de la modificación de la Ordenanza de Terrazas consiste en la creación de una herramienta jurídica denominada ‘zonas saturadas’ que permitirá a la administración actuar de forma ágil y quirúrgica, cuando sea necesario conforme a criterios objetivos, en aquellas zonas en las que exista una ocupación superior al 33 % o al 40 %, según el ancho de la acera, del espacio público, cuyo tránsito peatonal sea intenso, es decir, a partir de 33 personas metro/minuto y en las que, además, exista algún condicionante medioambiental como estar cerca de centros hospitalarios o centros de mayores en un radio de 150 metros.

A este respecto, este mes se ha publicado en el Portal de Transparencia del Ayuntamiento de Madrid un mapa previo en el que aparecen reflejadas las zonas susceptibles de ser declaradas saturadas tras un posterior estudio. El mapa definitivo se conocerá tras las mediciones oportunas en un plazo máximo de dos meses, asimismo, se dará cuenta de él ante el Pleno una vez al año y se actualizará cada seis meses.

Otra novedad es la incorporación de criterios de accesibilidad ya que se han ampliado considerablemente las distancias destinadas a reservas de estacionamiento para personas con discapacidad, al pavimento podo-táctil y a otros elementos de mobiliario, tal y como propuso el Comité de Entidades de Representantes de Personas con Discapacidad de la Comunidad de Madrid (CERMI), y la visible demarcación de la extensión de las terrazas mediante barreras o reflectores de alta intensidad.

A lo que hay que añadir una clara apuesta por la sostenibilidad ambiental, ya que, tras un máximo de dos años, quedarán prohibidas las estufas de gas, altamente perjudiciales para el entorno y para la calidad del aire. Estas deberán dar paso a otros mecanismos de calefacción como los eléctricos o los provenientes de energías renovables siempre y cuando estén homologados y contemplados por la normativa europea. El Ayuntamiento de Madrid habilitará una línea de subvenciones para ayudar a los hosteleros a amortiguar la inversión que deberán acometer para adquirir calefactores no contaminantes.

La modificación de la Ordenanza de Terrazas de 2013 agrava también el régimen sancionador para los hosteleros infractores al incorporar normas que faciliten una intervención contundente en el caso de infracciones de las condiciones administrativas y legales de las autorizaciones, incluyendo, incluso, la previsión legal de la revocación de la autorización para casos en los que la reiteración de los incumplimientos resulte significativa. Esto es, la comisión de tres infracciones graves o dos muy graves en dos años comportará la extinción de la autorización de la terraza.

Adicionalmente, para garantizar el descanso de los vecinos, el horario máximo de funcionamiento de las terrazas se reduce respecto del actual. Así, en periodo estival, de marzo a octubre y de domingos a jueves será hasta la 1:00 h y los viernes, sábados y vísperas de festivos hasta la 1:30 h. El resto del año, las terrazas deberán cerrar a las 00:00 h y en toda circunstancia tendrán que comenzar el desmontaje del mobiliario antes del máximo permitido.

Las terrazas ubicadas en bandas de estacionamiento deberán cerrar a las 00:00 h todo el año, pero si, además, se encuentran en zonas saturadas, el distrito podría proponer a la Comisión de Terrazas una reducción de su horario a las 23.00 h

Asimismo, la modificación contempla la creación de espacios de ordenación conjunta para la instalación de terrazas en determinadas zonas de la ciudad en las que concurran especiales circunstancias urbanísticas, paisajísticas, turísticas, etc. Esta nueva figura recoge la capacidad y oportunidad de la administración municipal para adaptar, a través de una resolución administrativa de la Comisión de Terrazas, las condiciones generales de la ordenanza a situaciones singulares de ocupación del dominio público mediante terrazas, lo que permitirá responder a necesidades emergentes o especiales de la ciudad y de sus vecinos. Además, mediante los estudios de ordenación conjunta, se podrán establecer parámetros estéticos de mobiliario que desembocarán en un concepto estético acorde con el paisaje de la ciudad.

Con el objetivo de garantizar el descanso vecinal y promover la autorregulación en el sector de la hostelería, se ha establecido la figura del ‘responsable de la terraza’: el titular de la autorización de cada establecimiento deberá designar a una o más personas que se encarguen de atender los eventuales problemas que pudiesen plantearse con los vecinos u otros establecimientos. Esta condición podrá ostentarla el propio titular de la autorización o una tercera persona física y, en ningún caso, supondrá el traslado de la representación legal y de las responsabilidades tributarias y sancionadoras derivadas de las obligaciones legales o reglamentarias que corresponden al titular de la autorización.

De igual manera, la instalación de sonómetros, dispositivos que miden la respuesta del oído ante sonidos de gran intensidad, será de obligado cumplimiento para los hosteleros que tengan una terraza ubicada en una zona saturada.

Desde la entrada en vigor de la anterior normativa en julio de 2013, no se habían producido modificaciones significativas en el documento que pudieran dar respuesta a las necesidades naturales que se han ido generando a lo largo de los años y a las sobrevenidas como consecuencia de la crisis sanitaria de la COVID-19.

Una vez aprobado en Junta de Gobierno el pasado 28 de octubre, el texto original de la modificación recibió 136 escritos con más de 3.500 alegaciones que supusieron la inclusión de 29 modificaciones en el periodo de información pública. Posteriormente, los grupos municipales plantearon un total de 100 enmiendas, que se votaron el pasado 17 de diciembre en la comisión de Vicealcaldía y de ellas 23 se añadieron al texto definitivo aprobado hoy.

Culmina aquí, en palabras de la vicealcaldesa Begoña Villacís, “un ambicioso proceso del que se desprende un proyecto garantista, ecuánime, flexible y con vocación de permanencia para los madrileños en el que hemos intentado proteger mediante criterios estrictamente técnicos sus intereses, derechos y sensibilidades”

El Área de Gobierno de Hacienda y Personal, en colaboración con la de Familias, Igualdad y Bienestar Social, ha continuado en 2021 centrada en reforzar el personal destinado a los servicios sociales del Ayuntamiento de Madrid con el objetivo de seguir atendiendo a las personas más vulnerables afectadas por las consecuencias sociales de la pandemia y la crisis sanitaria de la COVID-19. De la misma forma que en 2020, el refuerzo de las plantillas de diplomados en Trabajo Social (DTS) y de auxiliares de servicios sociales (ASS) ha sido una piedra angular en la política de recursos humanos orientada a atender a las personas que más lo necesitan y reducir el desequilibrio territorial existente en los distritos madrileños.

Al cierre del pasado año, la plantilla de ambas categorías profesionales quedó integrada por 1.141 efectivos, la cifra más alta de la serie histórica que se remonta a 2010. Actualmente, prestan servicio en el Ayuntamiento 1.045 diplomados en Trabajo Social, un 21,5 % más que los existentes en 2018 (último año completo del mandato anterior) y 96 auxiliares de servicios sociales, que han experimentado un incremento de efectivos del 11,6 %. Solo en el último año, el número de DTS ha pasado de 991 efectivos a 1.045.

El 90 % de los trabajadores de servicios sociales desempeña sus funciones en el Área de Gobierno de Familias, Igualdad y Bienestar Social, y, de ellos, más del 77 % está asignado a los distritos. Sobre la estimación de una ratio ideal de 6.000 habitantes por efectivo con una tasa por 1.000 habitantes de 0,16 %, todos los distritos se encuentran en ese rango, salvo Retiro y Salamanca que tienen una tasa ligeramente inferior. Asimismo, la media de efectivos en los distritos madrileños se sitúa en el 0,23 %, cumpliendo, por tanto, ampliamente, con la ratio ideal.

Durante 2021, se nombraron 196 funcionarios interinos en las principales categorías vinculadas a servicios sociales. La categoría con mayor volumen de incorporaciones es la de diplomados en Trabajo Social, con 135 funcionarios interinos más durante el pasado ejercicio. De ellos, seis forman parte de programas de empleo temporal, 74 sustituyen a funcionarios en situación de incapacidad temporal y 55 ocupan vacantes.

Además, han sido nombrados 29 funcionarios interinos en la categoría de auxiliar de servicios sociales: diez de vacantes, siete de sustitución, diez de acumulación de tareas y dos de programas de carácter temporal. Por su parte, en la categoría de enfermero, se han nombrado siete interinos, dos de ellos de sustitución y cinco de vacantes.

Finalmente, para reforzar el Área de Familias, Igualdad y Bienestar Social y los servicios sociales de las juntas de distrito, han sido nombrados otros 30 interinos como personal administrativo y auxiliar administrativo tanto por vacantes como por sustituciones.

En 2020, la Dirección de Planificación de Recursos Humanos asignó máxima prioridad a la finalización de los procesos selectivos por turno libre de las categorías vinculadas a los servicios sociales, lo que finalmente permitió incorporar a 101 funcionarios de carrera.

Dentro del proyecto de agilización de la selección municipal, en 2021 también se dio preferencia a la convocatoria de plazas vinculadas a los servicios sociales tanto por la voluntad de incorporar al servicio social a nuevos funcionarios de carrera como por la necesidad de contar con candidatos preparados en las listas de espera para el nombramiento de funcionarios interinos.

La delegada de Hacienda y Personal, Engracia Hidalgo, ha asegurado que “en 2021 se han convocado un total de 323 plazas en categorías sociales. Los procesos selectivos están en curso y está previsto que durante el primer trimestre de 2022 tenga lugar la celebración de los primeros exámenes de estas categorías”. Las plazas que se han ofertado son las siguientes: 152 plazas para la categoría de DTS (112 por turno libre y 40 de promoción interna) y 90 plazas (diez por turno libre y 80 de promoción interna) en la categoría de auxiliar de Servicios Sociales. “Unas cifras que reafirman el compromiso de este equipo de Gobierno con la mejora de los servicios sociales en nuestra ciudad”, ha concluido la delegada.

En lo que respecta a otras categorías vinculadas a los servicios sociales, se han convocado por promoción interna 25 plazas de educadores sociales, 16 de enfermeros y 40 de técnico auxiliar de acogida e integración social.

La incorporación de estos nuevos 323 funcionarios de carrera será, previsiblemente, a lo largo de 2022, una vez concluidos los procesos selectivos en curso. Además, la Oferta de Empleo Público (OEP) de 2021 ha previsto nuevas dotaciones (23 plazas de DTS y siete de auxiliares de servicios sociales), a las que habrá que añadir las procedentes del primer tramo del proceso de estabilización, cuya Oferta de Empleo Público contiene 68 plazas de diplomados en Trabajo Social y 13 de auxiliares de servicios sociales.

Además, en este contexto de pandemia, desde mayo de 2020, se tramitó el alta en productividad por prolongación de jornada a un total de 217 empleados adscritos a los departamentos y centros de servicios sociales de los distritos ante la creciente demanda de estos servicios por parte de los ciudadanos. Entre los empleados dados de alta se encuentran diplomados en Trabajo Social, auxiliares administrativos, auxiliares de servicios sociales y el equipo directivo. En total, por este concepto desde esa fecha se ha abonado la cantidad de 773.780 euros.

También se ha aprobado un sistema de productividad por cumplimiento de objetivos aplicable a la gestión de tarjetas prepago en las ayudas económicas temporales de especial necesidad de productos básicos de alimentación, aseo e higiene destinadas a paliar la crisis social por la COVID-19, sucesivamente prorrogado por la Dirección General de Servicios Sociales y Emergencia Social y que actualmente continúa vigente. El objetivo de este programa, con una dotación presupuestaria cercana al millón de euros, es mejorar la eficacia en la gestión de las ayudas temporales de especial necesidad de modo que se alcance el mayor volumen dentro de los límites presupuestarios fijados para ese fin.

Por su parte, el delegado de Familias, Igualdad y Bienestar Social, Pepe Aniorte, ha destacado que este refuerzo “histórico” de personal está acompañado de una transformación de la atención social de la ciudad de Madrid a través del impulso a un nuevo modelo de servicios sociales centrado en las personas y con el objetivo de reducir la burocracia “para dar a las trabajadoras sociales la oportunidad de dedicar más tiempo a trabajar con las familias”, a la vez que estará basado en la innovación “para traer los servicios sociales al siglo XXI”.

Asimismo, Aniorte ha avanzado que “pronto” se convocará a todos los grupos municipales para explicarles el nuevo modelo y escuchar sus aportaciones, dado que esta reforma nace desde el consenso con las aportaciones de los trabajadores sociales, sindicatos, colegios profesionales, académicos y grupos políticos. “Todos juntos haremos que Madrid tenga los mejores servicios sociales de España”, ha subrayado.

La concejala delegada de Deporte, Sofía Miranda, ha explicado en el Pleno municipal que las piscinas climatizadas de Madrid han aumentado su uso un 41,14 % gracias al sistema de reservas de uso libre que el Área Delegada de Deporte puso en funcionamiento en septiembre de 2020 para situar el servicio deportivo municipal al alcance de todos los madrileños.

Desde que comenzó a funcionar este sistema a través de la aplicación ‘Madrid Móvil’ y la web municipal, las reservas en piscinas han aumentado exponencialmente hasta alcanzar las 49.559 del pasado diciembre, lo que ha supuesto un total de 400.000 usos más al año que antes, cuando era necesario adquirir el abono deporte para poder hacer uso de las instalaciones municipales.

Miranda ha defendido que “las piscinas de Madrid están teniendo más uso que nunca. Diariamente, se realizan un promedio 2.990 reservas de uso libre, de las cuales, más de 1.200 son usos completamente nuevos a los que los madrileños pueden acceder gracias a nuestra gestión y nuestra apuesta por la modernización y democratización del servicio público deportivo para que todos los usuarios desde su móvil puedan acceder a cualquier clase, uso o alquiler de espacio”.

La concejala de Deporte ha subrayado que “esto pasa en Madrid porque estamos completamente comprometidos con que cada día más madrileños puedan practicar deporte y gracias a este equipo de Gobierno, las instalaciones comienzan a estar realmente abiertas a todos ellos”.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas