x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

22
Jul
2020
Madrid incluirá la fábrica de Clesa en el Catálogo de Edificios Protegidos PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Ayuntamiento de MadridEl Pleno convierte el flamenco en bien de interés cultural

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado, por unanimidad, la modificación del Plan General para el ámbito de Clesa, que dará una nueva vida al edificio de la antigua fábrica lechera, situada en el distrito de Fuencarral-El Pardo, y permitirá integrar todo ese ámbito en la ciudad, facilitando asimismo su comunicación con el Hospital Ramón y Cajal.

El Área de Desarrollo Urbano, que dirige Mariano Fuentes, ha cambiado el proyecto  aprobado inicialmente en 2018 –tras tres años paralizado-, y presenta una nueva propuesta que reduce el impacto negativo que la anterior tenía sobre el paisaje, reduce el volumen, y define mejor toda la zona. Una acción que supondrá una importante revitalización del barrio de Valverde y una mejora para los vecinos.

La presente modificación tiene un doble objetivo: por un lado, incluir la fábrica Clesa, del arquitecto Alejandro de la Sota, en el Catálogo de Edificios Protegidos con un nivel 3 de protección, grado parcial; y, por otro, incrementar las dotaciones públicas. La actuación comprende una superficie de 37.926,70 m2.

El Ayuntamiento obtiene mediante cesión el edificio de la fábrica para equipamiento dotacional y con el nuevo proyecto se ganan 10.379 m2 de zonas verdes, más espacios públicos, se mejora la accesibilidad de la estación de Cercanías y se crea una pasarela peatonal que une con el Hospital Ramón y Cajal.

Además, mientras que en el plan aprobado inicialmente la fábrica quedaba encajonada, ahora eso se corrige al reducir el volumen (el número máximo de plantas se fija en 25 frente a las 32 del plan inicial) sin perder edificabilidad y se aumenta también el espacio libre de uso público.

«Es un proyecto nuevo adaptado a la sociedad actual. Un proyecto ilusionante y respetuoso con la ciudad», ha destacado Fuentes.

Esta actuación conllevará una importante mejora del entorno inmediato del Hospital Ramón y Cajal y se suplirán las carencias actuales con acciones como:

  • La ampliación del apeadero de la estación de Cercanías

  • Dotación de nuevas plazas de aparcamiento

  • Facilitar la conexión peatonal entre el Hospital y la zona de Herrera Oria

  • Posibilidad de usar las oficinas y espacios que se creen para la actividad docente del hospital

  • Creación de alojamientos para estancias temporales de los familiares de los pacientes y de los propios sanitarios.

Entre los usos permitidos en el ámbito están el de hospedaje (con una limitación del 50% sobre la edificabilidad total); el comercial en categoría de pequeña y mediana superficie; el de oficinas; el terciario recreativo, y otros servicios terciarios. Por su parte, el edificio de Clesa se cataloga como dotacional de servicios colectivos.

Para mejorar la accesibilidad se incorpora una pasarela peatonal sobre las vías férreas que comunica el hospital con el espacio público del entorno de la fábrica. En los terrenos del hospital, la nueva pasarela dará continuidad a un itinerario peatonal que, cruzando la carretera de Colmenar (M-607), alcance el barrio de la Paz.

Esto se completa con la cesión de suelo para la mejora de la estación de Cercanías Ramón y Cajal, lo que permitirá disponer de un tramo recto de vías (actualmente está parcialmente en curva) y ampliar el apeadero existente para hacerlo más accesible.

La fábrica de Clesa, situada en la avenida del Cardenal Herrera Oria, 67, fue diseñada por el arquitecto Alejandro de la Sota y se construyó entre 1958 y 1961. Estuvo en actividad hasta finales de mayo de 2011 pero, desde entonces, la instalación se mantiene cerrada y sin uso, con un deterioro importante.

Se trata de una de las primeras obras de edificación realizadas en hormigón pretensado, que permitía una mayor flexibilidad en el uso de espacios al hacer posible las grandes luces libres de pilares y, por tanto, facilitar el desplazamiento de la maquinaria y la disposición de las cadenas de producción. Por éste y otros aspectos el edificio es un exponente de la arquitectura industrial española.

La parcela ofrece una inmejorable oportunidad para regenerar el entorno urbano, implantando usos dotacionales, infraestructuras y terciarios en una posición privilegiada. Este edificio es uno de los que el Ayuntamiento ha ofrecido para la segunda edición del concurso internacional Reinventing Cities, para el que ya se han presentado nueve proyectos.

El Ayuntamiento de Madrid ha declarado a los tablaos flamencos como espacios culturales de especial relevancia ciudadana e interés general para la ciudad de Madrid en el Pleno ordinario del mes de julio, a propuesta del Área de Cultura, Turismo y Deporte que dirige la delegada Andrea Levy. Este reconocimiento se produce tras analizar junto con el sector la grave situación que viven estos establecimientos como consecuencia de la COVID-19 y la casi ausencia de turismo internacional durante estos meses.

Madrid quiere utilizar las herramientas más importantes a su alcance para diseñar la oferta más atractiva y poder diferenciarnos de otros destinos. Una de estas herramientas a las que puede recurrir la administración municipal es la declaración de los tablaos flamencos como espacios culturales de especial relevancia ciudadana e interés general para la ciudad de Madrid. Un gesto que la ciudad de Madrid debe a sus tablaos porque son una de sus señas de identidad. Este reconocimiento les permitirá solicitar medidas extraordinarias para garantizar su viabilidad.

Durante su intervención en la sesión plenaria, la delegada del Área de Cultura, Turismo y Deporte, Andrea Levy, ha explicado que el Ayuntamiento responde así a una petición de auxilio desesperada por parte del sector, amenazado por los efectos económicos colaterales y dramáticos de la crisis sanitaria. En menos de un mes, se les declara como espacios culturales de especial relevancia ciudadana e interés general para la ciudad. “La respuesta del Ayuntamiento de Madrid fue inmediata. Esta es la primera administración que ha mostrado su preocupación por el mantenimiento de un sector que hace de Madrid la capital mundial del flamenco. España es el referente internacional gracias a nuestra ciudad”, ha subrayado.

“Trabajamos con urgencia, ideamos posibles soluciones dentro de las que puede ofrecer esta administración. Y la pasada semana ya pudimos ratificar, en la Comisión de Cultura, con la unanimidad de todos los grupos, que los tablaos de flamenco van a ser reconocidos. Ahora damos el paso definitivo. No podemos dejar que el taconeo y el zapateado, el rasgueo de la guitarra y el éxtasis de los bailaores y el público, pasen a ser historia. Deben de ser presente y deben de ser futuro”, ha afirmado.

Antes de la crisis de la COVID-19, abrían sus puertas cada noche 21 tablaos. Ahora, los peores pronósticos auguran el cierre de todas estas salas en los próximos meses. Entre esos 21, hay cinco que no han podido aguantar la presión y ya han echado el cierre o están en proceso de hacerlo: algunos tan emblemáticos como el Café de Chinitas o Casa Patas.

No obstante, el más antiguo del mundo, el Villa Rosa, escenario de cante desde 1911, ha detenido su proceso de cierre gracias al anuncio del Ayuntamiento de que serán declarados bien de interés general para la ciudad de Madrid, un reconocimiento que les permitirá solicitar medidas extraordinarias que puedan garantizar su viabilidad.

“Quien ha disfrutado de un espectáculo de flamenco sabe que es mucho más que una experiencia cultural. Es una emoción que no se olvida. Y que crea un vínculo con el visitante internacional. Los vínculos emocionales son clave en la imagen de marca, claves para la marca Madrid, territorio de cultura”, ha concluido Andrea Levy.

La emergencia sanitaria provocada por la pandemia del coronavirus ha supuesto un frenazo inédito en el turismo con pérdidas millonarias en todos los ámbitos que generan ingresos en este sector, que representa un 14,6% del PIB nacional. El caso de los tablaos madrileños merece, a juicio del Área de Cultura, Turismo y Deporte, una atención y preocupación especial por parte de las administraciones, porque el flamenco, además de los ingresos que supone dentro del sector turístico, tiene un enorme valor cultural, turístico, económico y de imagen que, además, diferencia a Madrid del resto de las capitales europeas y del mundo.

Madrid es la capital mundial del flamenco, porque es la ciudad con más tablaos y de más calidad de nuestro país y, por lo tanto, del mundo. De hecho, en la ciudad residen muchos de los mejores artistas, ya que Madrid es el escaparate nacional e internacional del flamenco desde mediados del siglo pasado. Otro nuevo ejemplo de la capacidad acogedora de la capital de España y su generosidad como anfitriona, también, en el terreno de las artes. Antes de la crisis del COVID 19, abrían sus puertas cada noche 21 establecimientos de este tipo. Su pérdida es irreparable. Los que sobreviven requieren de oxígeno en forma de compromiso por parte de las administraciones y lo necesitan de forma urgente, porque el tiempo corre en su contra. Los datos, sin embargo, se colocan a su favor.

Los tablaos flamencos atraen a Madrid a más de un millón de visitantes al año y teniendo en cuenta que, según la encuesta de gasto turístico Egatur, el gasto medio de cada turista en 2019 fue de 1.368 euros, el movimiento económico que generan estos locales supera con creces los mil millones de euros.

El flamenco es desde el 16 de noviembre de 2010, oficialmente, un arte universal. La UNESCO incluyó aquel día esta manifestación cultural española en la lista representativa de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura reconocía así los valores culturales de este género y lo ponía en el punto de mira internacional. Y la capital mundial del flamenco es Madrid: es la ciudad que mantiene vivo este arte con una oferta tan amplia y variada que no tiene parangón con ninguna otra ciudad del mundo.

El Ayuntamiento de Madrid ha acordado la adhesión de la ciudad a la mayor iniciativa europea para la innovación en acción climática, EIT Climate-KIC, que aborda la transformación de Europa para un futuro climáticamente neutral. Así, los concejales de todos los partidos con representación en el pleno municipal han aprobado la incorporación de la ciudad a esta iniciativa europea.

Con el apoyo de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), el Ayuntamiento está trabajando junto con Matadero Madrid, Ferrovial, Iberdrola, Distrito Castellana Norte, así como con otras organizaciones y movimientos ciudadanos diversos, en la puesta en marcha de acciones relacionadas con la movilidad, la renaturalización urbana o la recuperación y mejora de barrios y viviendas, entre otras.

En 2019, Madrid fue elegida como una de las 15 ciudades demostradoras para ser neutra en carbono en 2030, en el marco del programa Deep Demonstration of Healthy and Clean Cities del EIT Climate-KIC.

La adhesión formal de la ciudad de Madrid al EIT Climate-KIC supone ampliar el espacio de colaboración política, económica y social para la puesta en marcha de una cartera de proyectos conectados. Una de las primeras iniciativas se lanzó el pasado mes de mayo entre la Comunidad de Madrid, Ayuntamiento de Madrid, UPM y la plataforma de El Día Después para fomentar la movilidad sostenible mediante la coordinación del teletrabajo y la flexibilidad horaria en distintas organizaciones madrileñas, públicas y privadas.

Con el objetivo de que estos proyectos e iniciativas de innovación social y medioambiental no sean elementos aislados, la Comisión Europea y el Parlamento Europeo decidieron el pasado año definir cinco misiones que orienten el programa de investigación de la UE para 2021-2027 (Horizonte Europa). Una de ellas está orientada a conseguir que 100 ciudades europeas sean climáticamente neutrales en 2030.

Madrid se convierte así en una de las primeras ciudades comprometidas con este movimiento de transformación, combinando conocimiento y tecnología con modelos de negocio, financiación, regulación y modelos de colaboración público-privada y social. Sitio web del EIT Climate-KIC: www.climate-kic.org/

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha anunciado en el Pleno municipal que se van a realizar 181 contrataciones nuevas de conductores en la Empresa Municipal de Transportes (EMT) hasta finalizar el año. Desde noviembre de 2019 a enero de este año se contrataron 270 conductores y en septiembre llegarán dos tandas con 75 empleados adicionales.

El regidor madrileño también ha trasladado en salón de plenos del Palacio de Cibeles que este mes se han comprado 50 nuevos autobuses eléctricos,  la mayor adquisición de flota cero emisiones que ha realizado la EMT a lo largo de su historia.

Estos dos anuncios, adelantados en su comparecencia sobre las previsiones del Gobierno municipal sobre la ejecución de los Acuerdos de la Villa, están alineados con dos de las 80 medidas pactadas en la Mesa de Estrategia de la Ciudad de los mencionados pactos. Por un lado, el grupo de Movilidad sostenible y Medio Ambiente negoció contratar el personal necesario para cubrir las bajas que se produzcan en la EMT durante los meses de julio y agosto y continuar con las contrataciones previstas hasta final de año. Por otro, garantizar el compromiso que adquirió el alcalde en la Cumbre del Clima del pasado año de que a partir de 2025 todos los autobuses que adquiera la empresa pública sean cero emisiones.

Los nuevos conductores, que se irán incorporando progresivamente a lo largo del último cuatrimestre de este año, vienen a reforzar una plantilla actual de personal de conducción cercana a los 6.300 efectivos para cubrir las necesidades del servicio de autobús con las previsiones actuales de demanda.

Este ambicioso plan de incorporaciones comenzará el próximo 6 de agosto. En septiembre habrá 75 nuevos conductores en la plantilla de la EMT. En octubre, noviembre y diciembre continuarán los ingresos hasta alcanzar la cifra de 181 nuevos empleados en el último cuatrimestre de 2020. Desde el pasado mes de diciembre de 2019 hasta marzo de 2020, la empresa municipal había incorporado ya 270 nuevos conductores a los que, en lo que resta de año, se sumarán estos 181 conductores más, alcanzando una cifra de 451 contrataciones en personal de conducción en los últimos 12 meses.

La compra de los nuevos autobuses cero emisiones tiene un presupuesto base de licitación de 35 millones de euros, IVA incluido, y está dividida en dos lotes. El primero, de 30 autobuses, se ha adjudicado a la compañía china de alta tecnología BYD, que cuenta con una afianzada posición como proveedor de autobuses eléctricos en Europa. El modelo elegido ha sido el  BYD K9UB. Un segundo lote de 20 eléctricos ha sido adjudicado a la compañía vasca de electromovilidad Irizar e-mobility para su modelo Irizar ieBus.

En el proceso se han tenido en cuenta aspectos como el precio de adquisición, la autonomía de los vehículos, el coste del consumo de energía, el coste de mantenimiento y la garantía adicional ofertada por el fabricante respecto a la ya exigida en los Pliegos de Condiciones. El procedimiento, cuya inversión fue aprobada a finales de enero, contemplaba un plazo de entrega de las unidades hasta el 18 de diciembre de 2020.

Esta licitación de eléctricos, la mayor en la historia de la EMT que se ha realizado hasta la fecha en un único procedimiento, viene a reforzar la apuesta por la electrificación de la flota de EMT. Ya el pasado mes de mayo, el Ayuntamiento de Madrid incorporó 15 nuevos autobuses eléctricos a la flota municipal, elevando a 82 la cifra actual de eléctricos. La previsión de la empresa municipal es que la flota “cero” tenga un crecimiento constante a un ritmo de 50 autobuses nuevos cada año hasta 2023.

Con los avances en la electrificación, EMT y el Ayuntamiento de Madrid apuestan por la movilidad sostenible y el transporte público en el marco de la Estrategia de Sostenibilidad Ambiental Madrid 360.

Los distritos del sureste de Madrid (Carabanchel, Latina, Moratalaz, Puente de Vallecas, San Blas, Usera, Vicálvaro, Villa de Vallecas y Villaverde) concentran cerca del 60 % de los nuevos trabajadores de servicios sociales que se están incorporando en estos momentos. El refuerzo histórico de personal anunciado por el Área de Familias, Igualdad y Bienestar Social se está dirigiendo, de manera muy especial, a los distritos más vulnerables, que según recoge el Plan SURES cuentan con casi la mitad de la población madrileña pero cuya renta media es una cuarta parte que la de los diez distritos con la renta más alta.

El Ayuntamiento de Madrid ha destinado 5 millones de euros a reforzar con 264 nuevos trabajadores en aquellas categorías cuyas funciones están relacionadas con la lucha contra la pandemia y, en particular, con sus consecuencias sociales. De esta manera, las áreas de Hacienda y Personal y Familias, Igualdad y Bienestar Social han trabajado de forma conjunta en la incorporación de 118 trabajadores sociales (un incremento del 22 % sobre el total) y 41 auxiliares administrativos (un 33 % más) mediante un Plan de Empleo Temporal (PET) con una duración de seis meses prorrogables hasta los tres años. Además, al plan de empleo se le añaden 20 vacantes de auxiliar de servicios sociales, que ya han sido cubiertas por nuevos funcionarios, y otros 85 profesionales destinados a diferentes servicios municipales desde el inicio de la crisis.

Agrupado por los distritos del sureste de Madrid, el aumento de trabajadores sociales y auxiliares administrativos se concentra fundamentalmente en Puente de Vallecas (20 trabajadores nuevos), seguido de Villaverde (16), Carabanchel (16), Latina (13), Usera (9), San Blas-Canillejas (7), Vicálvaro (4), Villa de Vallecas (3) y Moratalaz (3). Además, Ciudad Lineal, Fuencarral-El Pardo y Tetuán contarán con 12 nuevas incorporaciones cada uno, mientras que Moncloa-Aravaca tendrá 5, Salamanca, Chamartín, Arganzuela, Hortaleza y Centro incorporarán a 4 cada uno, Chamberí a 3 y Barajas y Retiro a 2.

Desde el estallido de la crisis sanitaria y social, el Ayuntamiento de Madrid ha realizado 92 contratos de emergencia de alimentación y servicios sociales en los distritos y en el Área de Familias, Igualdad y Bienestar Social por un importe superior a los 27 millones de euros. De esa cantidad, alrededor de 17 millones se han dedicado a contratos de manutención y 5 a ayudas sociales extraordinarias, incluidas de alojamiento. Desde que comenzó el confinamiento hasta finales de mayo, han recibido estas ayudas más de 153.000 personas.

Además, el Área de Familias, Igualdad y Bienestar Social ha puesto en marcha la ayuda de emergencia exprés desde los Servicios Sociales para eliminar la burocracia y ha acordado recientemente en los Acuerdos de la Villa la implantación próximamente de la Tarjeta Familias para garantizar la alimentación de las personas más vulnerables.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas