x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

17
Abr
2020
Almeida entregará la Medalla de Oro de San Isidro al pueblo de Madrid PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Ayuntamiento de MadridCelebrado Pleno Extraordinario sobre el coronavirus

Un solemne minuto de silencio en señal de luto por las víctimas de la pandemia en toda España ha precedido al pleno municipal extraordinario celebrado este viernes en el Palacio de Cibeles para explicar la gestión realizada desde el Ayuntamiento de Madrid con motivo de la crisis sanitaria generada por la COVID-19. Sesión plenaria en la que, por primera vez en la historia del Consistorio, 35 concejales han participado por vía telemática.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha iniciado su comparecencia recordando a las 19.130 personas fallecidas, “cuya memoria, testimonio y agradecimiento deben ser la piedra angular sobre la que construyamos una sociedad mejor en el futuro”, ha dicho, a la vez que ha evocado a sus familiares y amigos que “ni siquiera han podido velar a sus seres queridos”.

Almeida ha agradecido “en estas horas dramáticas”, la labor de los servicios esenciales del Ayuntamiento “que están dando lo mejor de sí mismos”. Ha recordado también la labor de todos los empleados públicos que, sin ser considerados servicios esenciales, están aportando por vía telemática “su granito de arena para ayudar a mantener la gestión de la ciudad y el estado de ánimo de los madrileños”.

En términos generales, el alcalde ha ensalzado la labor de la sociedad madrileña, que está respondiendo y cumpliendo “de manera modélica y con un coraje cívico en circunstancias que jamás hubiéramos pensado y que obligan a modificar radicalmente sus pautas de comportamiento”.

Por todo ello, Almeida ha anunciado que el Gobierno del Ayuntamiento va a proponer que este año la Medalla de Oro de San Isidro recaiga en el pueblo de Madrid. El trámite será aprobado de forma inicial en la próxima Junta de Gobierno.

Además, el alcalde ha adelantado que el Consistorio “está en condiciones de hacer test a los 40.000 trabajadores municipales” y que ya está diseñando los protocolos necesarios para conseguir la reducción de personas infectadas, “estamos preparados para dar condiciones de seguridad a los trabajadores a través de los distintos mecanismos de protección y prevención”, ha explicado. Así mismo, ha adelantado que la próxima semana se reabrirá el servicio de BiciMad, al entender que los desplazamientos en bicicleta son una buena alternativa a la movilidad.

Este pleno extraordinario, ha señalado el alcalde, “es la continuación de la interlocución permanente con los grupos políticos municipales». En este sentido, ha subrayado “la lealtad de la oposición, lealtad crítica, porque no hay lealtad sin crítica constructiva”, que ha hecho que “nos hayáis guiado en supuestos a los que no habríamos llegado».

El Ayuntamiento de Madrid fue consciente, ha explicado, desde el primer momento de que además de una terrible crisis sanitaria, se enfrentaba a una crisis económica y social de enormes dimensiones. Por este motivo, ha adoptado importantes medidas dentro de su ámbito competencial.

En ese sentido, el alcalde ha recordado cómo el Ayuntamiento ya había tomado numerosas medidas preventivas para controlar la pandemia antes del sábado, 14 de marzo, fecha en la que el Gobierno de la nación decretó el estado de alarma. En concreto, y entre muchas otras acciones, se procedió a la suspensión de actividad en centros de mayores y en las escuelas infantiles de titularidad municipal; la suspensión de actividades culturales y deportivas, escuelas de música y danza, bibliotecas y museos municipales. Se cerró el Zoo y el Parque de Atracciones y se balizaron las zonas infantiles y áreas deportivas de los parques. Se decretó el cierre de las terrazas y se suspendieron las licencias de obras no urgentes en la vía pública.

El 12 de marzo el alcalde dictó un bando en el que se instaba a los madrileños a permanecer en sus domicilios y en el que se decretaban los servicios mínimos del Ayuntamiento, sus organismos autónomos y empresas públicas, garantizando la prestación de los servicios municipales esenciales y en el que se decretaba el teletrabajo para los servicios municipales no considerados esenciales.

El Ayuntamiento de Madrid, tal y como ha señalado Almeida, fue de las primeras administraciones que aprobó medidas económicas y fiscales para mitigar los efectos económicos negativos, como la rebaja de 63 millones de euros en impuestos a los empresarios que mantengan a sus trabajadores, con bonificaciones en el IBI y en IAE además de una moratoria en los tributos municipales para facilitar el pago del IVTM, la Tasa por Paso de Vehículos y la Tasa de Cajeros Automáticos.

Además, fue el primero en reclamar al Gobierno de la nación poder emplear los 420 millones de superávit municipal “para paliar los efectos de esta crisis”.

Una vez declarado el estado de alarma por parte del Gobierno central, el Ayuntamiento se ha volcado en desarrollar diversas medidas para paliar los efectos de la pandemia, entre las que el alcalde ha destacado el refuerzo de los servicios esenciales “para que pudiesen desarrollar el enorme esfuerzo que vienen desempeñando”.

La Policía Municipal, “colectivo de profesionales que raya el heroísmo”, permanece activa al completo (5.600 efectivos) para vigilar el adecuado cumplimiento de las condiciones determinadas por el estado de alarma. Además, junto a Bomberos del Ayuntamiento, atienden y dan apoyo en labores sociales, repartiendo alimentos a personas afectadas y personal sanitario, además de colaborar en tareas de desinfección. La plantilla de SAMUR-Protección Civil se ha reforzado con 68 nuevos efectivos, también ha sido necesario ampliar y reforzar la plantilla de la empresa municipal de servicios funerarios, “que trabajan con calidad y calidez”, así como el horario de cremación a las 24 horas del día, ya que los servicios prácticamente se han triplicado.

El Ayuntamiento además, a través del personal de sus cuerpos de emergencias, ha colaborado con la Comunidad de Madrid y la UME en la puesta en marcha del Hospital de IFEMA, así como en la revisión de las residencias de ancianos de la capital más afectadas por el coronavirus.

En materia presupuestaria y de contratación, Almeida ha destacado “la labor impagable del Área de Hacienda, que ha trabajado cual David frente a Goliat con los mercados internacionales para que podamos contar con equipos de  prevención”. En este sentido el alcalde también se ha referido a las dificultades para surtir con material sanitario a servicios esenciales municipales y, ante la imposibilidad de recibir recursos procedentes del Ministerio de Sanidad, Almeida ha señalado que se ha activado un sistema de compra centralizada de material sanitario y equipos de seguridad a través de la Empresa Municipal de Servicios Funerarios.

Desde el punto de vista económico, ha felicitado a los profesionales de Mercamadrid que desde un primer momento “han sabido transmitir a la población la tranquilidad de que la ciudad no va a quedar desabastecida”.

Respecto al Área de Medio Ambiente y Movilidad, el alcalde ha subrayado su trabajo para garantizar la movilidad del transporte público mediante la EMT, “tratando de mantener el mismo número de autobuses para evitar que se pudieran producir aglomeraciones en horas punta y facilitando la vida a los sanitarios de esta ciudad con la implementación de líneas de transporte gratuito”, a lo que se suma un importante refuerzo del servicio de limpieza.

Almeida ha defendido también que en el Área de Cultura se están haciendo avances importantes. Ha lamentado que se hayan tenido que tomar decisiones como suspender las fiestas de San Isidro, tan queridas por los madrileños, y ha destacado que se ha trabajado para reprogramar las actividades culturales que en estos momentos se estaban realizando. Igualmente, se ha mantenido una interlocución permanente con el sector cultural.

Por otra parte, el alcalde se ha referido a algunas de las iniciativas que se han llevado a cabo para atender la emergencia social derivada de la expansión de la enfermedad y ha elogiado el trabajo del delegado del Área de Familias, Igualdad y Bienestar Social, Pepe Aniorte, y de los trabajadores municipales porque “gracias a un trabajo coordinado hemos conseguido que muchas ayudas lleguen de forma muy rápida, que es lo que precisamente se necesita en estos momentos”, ha subrayado.

Almeida ha explicado que esta ágil intervención “ha permitido que podamos estar al lado de los más vulnerables, de las personas sin hogar, de nuestros mayores, o que podamos distribuir 10.000 comidas al día entre quienes más lo necesitan”. Además, a través del Área de Familias, Igualdad y Bienestar Social se están haciendo llegar menús saludables a 500 menores de las escuelas infantiles, beneficiarios de las becas de comedor.

El alcalde ha insistido en  que “no podemos olvidarnos de aquellas personas a las que esta crisis ha perjudicado su economía y por eso hemos establecido una moratoria del pago de alquileres para aquellos que se vean afectadas por esta situación”. Es por eso que la EMVS no ha cobrado el alquiler a sus inquilinos, unas 6.000 familias, a las que ya no se les ha girado el recibo de abril, y ha suspendido los desahucios mientras dure la pandemia.

Almeida se ha referido a las numerosas acciones solidarias de la ciudadanía, empresas y sociedad civil, a través de una “ola de colaboración y generosidad sin precedentes en la ciudad” que se ha traducido en donaciones al Ayuntamiento por valor de cuatro millones de euros que “nos han permitido superar los 100.000 menús solidarios para los más vulnerables y los sanitarios”. El Consistorio ha activado un equipo específico para canalizar esta ayuda y el portal de participación ciudadana ‘Decide Madrid´, se ha puesto a disposición de ciudadanos y asociaciones para recoger iniciativas, junto a una plataforma web de donaciones online para hacer frente al coronavirus (dona.madrid.es).

El alcalde se ha mostrado convencido de que “venceremos esta pandemia y afrontaremos la emergencia social y económica”. En ese sentido, la vicealcaldesa, Begoña Villacís, ha recordado que “después de la emergencia sanitaria va a venir la emergencia social, por eso este equipo de Gobierno va a impulsar un Plan de Reconstrucción de Madrid” y como primer paso ha anunciado la creación de un comité de expertos “formado por lo mejor de la sociedad civil madrileña con el objetivo de tener el mejor asesoramiento técnico para la reconstrucción de la ciudad, que se sustente sobre dos grandes pilares: la reactivación de la economía y la emergencia social, con el objetivo de que esta crisis no deje a nadie atrás”.

En el ámbito social, la vicealcaldesa ha destacado la atención “a los más vulnerables, como las personas sin hogar, con la habilitación de 150 plazas en IFEMA para acoger a personas sin hogar asintomáticas, que están siendo atendidas en colaboración con Cruz Roja y la UME, la atención telefónica a nuestros mayores para detectar casos de soledad y vulnerabilidad y la creación de un servicio de comida saludable a domicilio para todas aquellas familias vulnerables”. A estas medidas, ha explicado Villacís, hay que añadir que el Ayuntamiento ha ampliado a 24 horas los recursos de la campaña del frío para que las personas sin hogar puedan tener un techo no solo durante la noche sino también durante el día.

La vicealcaldesa ha reiterado que el Ayuntamiento fue “la primera administración en empezar a tomar medidas para frenar esta crisis a través del cierre de las escuelas infantiles, los centros de mayores, las bibliotecas, los polideportivos y todas aquellas instalaciones que pudieran suponer concentración de personas”.

Villacís ha trasladado a todos los trabajadores municipales de servicios esenciales su gratitud porque “pese a la situación, han seguido trabajando para garantizar nuestra seguridad y la correcta prestación de los servicios municipales a todos los madrileños; así como a todas las empresas, asociaciones, y particulares que se han volcado en ayudar y colaborar en la gestión de esta crisis.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas