x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

02
Mar
2019
Madrid ayudará a las mujeres gitanas a sacarse el carnet de conducir PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Ayuntamiento de MadridA través del proyecto TRADEL

Ayudar y facilitar a las mujeres gitanas la obtención del carnet de conducir es una petición que venía solicitando este colectivo desde hace tiempo. Hoy martes, 26 de febrero, el Ayuntamiento de Madrid, a través del Área de Políticas de Género y Diversidad, ha presentado este proyecto que tiene nombre propio: TRADEL. Esta iniciativa es producto de un convenio entre la responsable del área, Celia Mayer, y la Federación Artemisa.

Firmado en 2018, este acuerdo ha permitido fomentar la integración social y laboral de las mujeres gitanas. El Área de Políticas de Género y Diversidad concedió una subvención en el pasado ejercicio de 15.100.000 euros a la Federación Artemisa para que acometiera el proyecto TRADEL. El convenio se suscribirá de nuevo en el 2019.

El carnet de conducir es una herramienta que posibilita la incorporación al trabajo de las mujeres gitanas, tanto al tradicional de venta ambulante como a otros. Pero también aumenta su movilidad, sobre todo para aquellas que viven en lugares en los que el transporte público es deficiente, como por ejemplo en la Cañada Real Galiana. El permiso de circulación incide positivamente en el desarrollo de su autonomía y empoderamiento.

El proyecto contempla cinco fases. En la primera, se presentó el proyecto a todas las entidades que forman parte de Artemisa, así como a los Servicios Sociales de referencia para su conocimiento. En la segunda, se realizaron entrevistas con las personas potencialmente candidatas. En el capítulo de la formación, se educó en habilidades sociales, tales como la autoestima, las destrezas, la autonomía personal de las aspirantes y se procedió a la enseñanza de la teoría y práctica para la obtención del permiso de conducir.

La Federación Red Artemisa tiene como fin fundamental la promoción integral de la comunidad gitana desde el respeto de su identidad cultural. Está constituida por las siguientes entidades gitanas: Barró, CASM, El Fanal, Alboreá, Romí Sersení y Fundación Secretariado Gitano. Son entidades colaboradoras de la federación: Mujeres Opañel, la Asociación de Promoción Gitana Arakerando (Comunidad Valenciana), Federación Kamira (Córdoba) e Instituto de Cultura Gitana.

La directora general de la Promoción de la Igualdad y No Discriminación, Teresa Maldonado, ha presentado este evento, acompañada de los representantes de la Red Artemisa, Carla Santiago y Manuela Mayoral. Un vídeo ha contado en imágenes cómo se ha desarrollado el proyecto. Tres mujeres gitanas, Pilar Losada, Charo Montoya y Tudorita Puscazu, han contado sus experiencias personales.

Para el Área de Políticas de Género y Diversidad, TRADEL es un proyecto con el que se ha querido promover, impulsar y desarrollar programas y medidas específicas para paliar situaciones de desigualdad social y discriminación de las personas con mayor vulnerabilidad y desventaja social.

La Mesa de Mujeres Gitanas por la Igualdad de Madrid ha presentado esta mañana un documento que recoge sus recomendaciones para luchar contra la violencia machista.  Destacan, sobre todo, la doble discriminación que sufren por ser mujeres y gitanas, una circunstancia que se traduce en mayores obstáculos para acceder a medidas de atención, protección, justicia y reparación. El Ayuntamiento de Madrid se ha comprometido, entre otras acciones, a contratar mediadoras gitanas.

El texto presentado esta mañana por la Mesa de Mujeres Gitanas por la Igualdad es el resultado de un proceso participativo promovido por el Área de Políticas de Género y Diversidad que surgió a raíz del Comité de Crisis por el asesinato de Dolores Vargas en marzo de 2018, mujer gitana víctima de violencia machista.

La respuesta del Ayuntamiento de Madrid se ha formalizado en varios compromisos a corto y medio plazo. Para empezar, se reforzarán las actividades dirigidas a ellas, sobre todo en los Espacios de Igualdad situados en los barrios con una especial presencia de esta población, y se trabajará para visibilizarlas en el programa transversal de coeducación.

Además, se acometerán campañas que reflejen la diversidad étnica y de origen, y que informen de forma adecuada sobre derechos, con una estrategia de difusión específica.

Más compromisos

Está previsto convocar un encuentro de la Mesa de Mujeres Gitanas por la Igualdad y representantes de la red municipal de atención a víctimas de violencia de género, con el fin de tratar aspectos como la formación y el trabajo coordinado para la mejora de los itinerarios de salida de la violencia de mujeres gitanas.  Se quiere impulsar la presencia y la influencia en la toma de decisiones de la Mesa de Gitanas por la Igualdad.

A medio plazo, el Ayuntamiento quiere promover la incorporación de las mujeres gitanas en todos los equipos delos Espacios de Igualdad. E impulsar el número de mediadoras financiadas mediante convenios de subvención nominativa y mejorar las condiciones laborales de las mediadoras existentes.

La Mesa de Mujeres Gitanas por la Igualdad de la Ciudad de Madrid funciona desde 2003. Es un espacio de coordinación, comunicación, análisis y toma de decisiones para el desarrollo de actuaciones de promoción de la población gitana.

La Mesa está constituida por  14 entidades: Alborea, Barró, Casa de Paz, C. A. S. M., Comunidad Gitana, El Fanal, Fundación Secretariado Gitano, Gitanas Feministas por la Diversidad, Grupo Labor, Mujeres Opañel, Plataforma Khetane, Romi –Serseni, Unión Romaní y Yerba-Buena.

Los datos estadísticos sobre la población gitana son muy escasos. Exiguos en el caso de las mujeres. Una realidad que refleja una invisibilidad endémica del mundo gitano en todos los ámbitos. No obstante, las representantes de la Mesa de Mujeres por la Igualdad de Madrid han aportado algunas claves de su situación.

Aportan las siguientes cifras: nueve de cada 100 personas en España se encuentran en riesgo de exclusión. De acuerdo con la Fundación FOESSA, en 2013 las diferencias en el porcentaje de personas afectadas por la exclusión siguen siendo enormes: 23,5% de incidencia de la exclusión en la población no gitana y 72,3% en la población gitana.

La población gitana presenta grados de pobreza, paro y exclusión social muy superiores a los del resto de la ciudadanía. Estas diferencias se perciben tanto antes como después de la crisis de 2007.

Siete de cada diez personas que reciben los salarios más bajos son mujeres, que sólo representan el 34,5% de las personas que más ganan. Las mujeres españolas tienen un 18% más de probabilidades que los hombres de estar desempleadas, y casi el doble de probabilidades de trabajar en un empleo mal pagado. Aunque no existen estadísticas sólidas, estas brechas parecen multiplicarse con fuerza en el caso de las mujeres gitanas, que sufren las tasas de actividad, desempleo y pobreza más bajas.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Mitula



















A Todo Color



































Noticias Relacionadas