x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

01
Mar
2018
El Pleno de Madrid reprueba a Dancausa y pide a Carmena que abandone la Concejalía de Cultura PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Ayuntamiento de MadridLa regla de gasto, la libertad de expresión y la violencia de género, también protagonistas de la sesión

Sorpresa importante la que se vivía en el Pleno de la Ciudad de Madrid, pues un error de los socialistas, que pensaban que se estaba votando otra cosa, permitió sacar adelante la moción del PP que pedía la dimisión de Carmena como responsable de Cultura. Donde no hubo errores fue en la votación para reprobar a Concha Dancausa, que salió adelante con los votos de Ahora Madrid y PSOE.

Además el Pleno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado por unanimidad de todos los grupos municipales una propuesta planteada de forma conjunta por Ahora Madrid y PSOE para instar al Gobierno de España a que, en el marco del Grupo de Trabajo creado entre la Federación Española de Municipios y Provincias y el Ministerio de Hacienda y Función Pública, se revise la Regla de Gasto, dentro del marco normativo de la Unión Europea, con el fin de que los Ayuntamientos que cumplan los criterios de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera, puedan destinar su superávit estructural a la mejora de los servicios públicos en el ámbito de sus competencias.

La moción, sobre la que el Grupo Municipal del Partido Popular ha presentado una enmienda transaccional, solicita además al Ministerio de Hacienda y Función Pública poder reinvertir el superávit de 2017 con mayor autonomía superando los criterios marcados actualmente para las Inversiones Financieramente Sostenibles.

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid, con esta proposición, plantea los siguientes acuerdos:

1. El Ayuntamiento de Madrid insta al Gobierno de la Nación para que, en el marco del Grupo de Trabajo creado entre la FEMP y el MHyFP, se revise la Regla de Gasto, dentro del marco normativo de la Unión Europea, para permitir que aquellas entidades locales que cumplan los criterios de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera, puedan destinar el superávit estructural a la mejora de los servicios públicos en el ámbito de sus competencias.

2. Solicita al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas la reinversión de los superávit de 2017 con mayor autonomía para elegir la dirección de estas inversiones, superando los criterios marcados actualmente para las Inversiones Financieramente Sostenibles.

3. El Ayuntamiento de Madrid, solicita a la Intervención General de la Administración de Estado (IGAE) que emita instrucciones precisas a los órganos interventores de las entidades locales para uniformizar el criterio respecto a la naturaleza de las Inversiones Financieramente Sostenibles y el cálculo del cumplimiento de la Regla de Gasto.

4. El Ayuntamiento solicita al Gobierno Central la apertura de un debate urgente sobre un nuevo modelo de financiación local en paralelo y en igualdad de condiciones al de las Comunidades Autónomas.

5. El Ayuntamiento de Madrid solicita al Gobierno de la Nación que, en los próximos Presupuestos Generales del Estado para 2018, se introduzca una flexibilización de la tasa de reposición de efectivos para la Administración Local, en el marco de lo acordado entre el Gobierno y los sindicatos en la Mesa General de Negociación de la Administraciones Públicas.

En el caso del Ayuntamiento de Madrid los datos de liquidación muestran que en 2017, los ingresos superaron a los gastos en 1.120 millones de euros y un remanente de tesorería de 1.116 millones. La deuda, por su parte, se ha reducido en 450 millones de euros que junto con la reducción de años anteriores (922 millones en 2016) han hecho que el ratio de deuda viva esté hoy por debajo del 75%, cuando en 2014 era del 140,8%.

Por otra parte, el Pleno del Ayuntamiento ha aprobado con el apoyo de los grupos municipales de Ciudadanos y PSOE, y la abstención del PP, la moción de urgencia presentada por el Grupo Municipal de Ahora Madrid para posicionar al Consistorio a favor de la libertad de creación artística y del derecho a la cultura, tras la reciente decisión de la dirección de IFEMA de pedir la retirada de ‘Presos políticos en la España Contemporánea’, obra del artista Santiago Sierra, de la Feria Internacional de Arte Contemporáneo ARCOmadrid. Esta decisión ha llevado al Ayuntamiento a recordar la relevancia que la libertad de expresión y el derecho a la cultura tienen para la conformación de la opinión pública y, por ende, para la propia democracia.

Por estos motivos, tal y como se declaraba en la moción de urgencia aprobada hoy, el Ayuntamiento de Madrid no puede compartir la decisión tomada por IFEMA, como ya expresó en sus órganos de dirección, al suponer -además de un retroceso en los derechos y libertades democráticos- un menoscabo en el derecho de la ciudadanía a la participación cultural, así como en el acceso y disfrute de las diferentes manifestaciones artísticas posibles. A raíz de estos motivos, el Pleno municipal ha aprobado en la sesión de hoy los siguientes acuerdos:

1. El Ayuntamiento de Madrid lamenta y rechaza la retirada de ARCO, a petición de IFEMA, de la obra de Santiago Sierra ‘Presos políticos en la España contemporánea’, al ser un acto de censura contrario a la libertad de expresión y al derecho a la producción y creación artística garantizados en el artículo 20.1 de la Constitución española.

2. Manifiesta su responsabilidad y compromiso, como institución democrática, con la libre expresión de opiniones, así como con el fomento de la diversidad cultural y la expresión creativa y la cultura.

3. Defiende la libertad de creación en la ciudad de Madrid, reconocida internacionalmente como una ciudad abierta, democrática y creativa.

4. Reitera su compromiso con la obligación de respeto, garantía y promoción de los derechos fundamentales. La garantía de la libertad de expresión artística y del derecho a la cultura es una obligación indispensable para la configuración de la opinión pública libre e informada que requiere todo Estado de Derecho.

También ha sido aprobada por unanimidad una proposición presentada por Ahora Madrid y el Grupo Municipal Socialista que amplía los casos considerados como asesinatos por violencia machista y que hasta ahora no se contabilizaban y quedaban fuera de los protocolos de rechazo y condena, como los asesinatos cometidos en contexto de violencia sexual y prostitución, las y los menores asesinados por sus progenitores o las víctimas indirectas de violencia machista. De esta forma se amplía el concepto de violencia de género a todos los tipos de violencia contra las mujeres contenidos en el Convenio de Estambul, el marco jurídico de mayor relevancia internacional en la materia.

Esta decisión implica, por un lado, la puesta en marcha del protocolo de condena en todos estos casos que antes quedaban fuera: la condena en la página web y en las redes sociales del Ayuntamiento de Madrid, en el caso de las víctimas de fuera de la Comunidad de Madrid; la condena y un minuto de silencio, en el caso de las víctimas de la Comunidad de Madrid, y la condena, el minuto de silencio y tres días de luto, en el caso de las mujeres asesinadas que fueran vecinas de la ciudad de Madrid.

Además, hace unos meses se aprobó en pleno la creación de un Comité de Crisis por cada mujer asesinada en la ciudad de Madrid, formado por un equipo multidisciplinar que investiga el caso a fondo, evalúa la actuación de los servicios municipales y analiza las causas para obtener propuestas de mejora que ayuden a erradicar las violencias machistas en Madrid. El primer y único comité hasta ahora ha sido el de Susana Galindo, asesinada en el distrito de Ciudad Lineal, de cuyo informe final se deriva la puesta en marcha de la campaña ‘Barrios por los buenos tratos’, que tiene como objetivo sacar la violencia machista del hogar al espacio público para que sea asumida como un asunto de todos y todas y dar a conocer los recursos municipales de lucha contra este tipo de violencia, así como varias iniciativas de formación para el personal de los servicios municipales.

Las leyes españolas son insuficientes

La proposición también insta al Gobierno español “a modificar la legislación vigente para ampliar el concepto de víctima de violencia contra las mujeres o violencia de género, para adecuar las actuaciones de atención integral, protección y justicia a las recomendaciones y estándares internacionales y garantizar que en todas ellas esté presente el enfoque de género y el tratamiento especializado”.

Así, la Ley Integral de Violencia 1/2004 reconoce como víctimas de violencia machista sólo a aquellas mujeres que sufren violencia en el marco de la pareja o expareja. En total, desde 2003, han sido asesinadas 237 personas que no entran dentro de esta definición. En la mayoría de los casos, estos asesinatos son tratados como crímenes comunes, por lo que las víctimas no tienen acceso a protección policial especializada o a la especificidad del tratamiento jurídico, y las víctimas y sus familiares no acceden al sistema de derechos previsto para las víctimas de violencia machista, desde las medidas de reparación a la asistencia a familiares. En palabras de Mayer, “nuestra legislación no está actualizada, no está a la altura de lo que demandan los estándares internacionales, e invisibiliza otras formas de violencia machista que sufren miles de personas en nuestro país”.

En definitiva, la no consideración de estos casos dentro del concepto de violencia de género, como hasta ahora, tiene graves consecuencias “respecto a la percepción social de la violencia machista y al acceso a la justicia y la reparación de  víctimas y supervivientes. La más evidente es la minimización del impacto de la violencia de género en los datos estadísticos oficiales y del impacto en la percepción de la población. Pero, además, esta exclusión impacta de manera directa en la falta de perspectiva de género en toda la cadena de actuaciones profesionales en el ámbito de la atención a las víctimas, la protección y la justicia”, como recoge la proposición.

TEXTO ÍNTEGRO DE LA PROPOSICIÓN:

Proposición presentada por el Grupo Municipal Ahora Madrid interesando que el Ayuntamiento de Madrid modifique el Protocolo Oficial por asesinato machista, así como que inste al Gobierno de la Nación a tomar las medidas legislativas necesarias para ampliar el concepto de víctima de violencia de género de acuerdo con la normativa específica internacional.

La Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género supuso un punto de inflexión para el reconocimiento de la violencia de género y para el apoyo a las víctimas. A partir de su aprobación, se articula la actuación integral y la intervención multidisciplinar con enfoque de género para todas las víctimas de violencia machista.

Sin embargo, transcurridos ya 14 años desde su aprobación, se hace necesario adaptar el objeto y contenido de esta ley a otras normas de carácter internacional posteriormente incorporadas al ordenamiento jurídico español como pueden ser el Convenio de Estambul sobre la prevención y la lucha contra la violencia hacia la mujer, o el más reciente, Pacto de Estado contra la Violencia de Género.

El Convenio de Estambul amplía la definición de violencia de género al incluir tanto la violencia física, como la psicológica y sexual, incluyendo la mutilación genital femenina, la violación, el matrimonio forzado, el acoso sexual y el acoso por razón de género, el aborto y la esterilización forzados (BOE» núm. 137, de 6 de junio de 2014).  En la misma línea, la Relatora Especial de Naciones Unidas recomienda a los estados miembros utilizar el término feminicidio para referirse al asesinato en el contexto de la violencia de pareja; el asesinato sexual; el asesinato de prostitutas; los asesinatos por motivos de honor, el infanticidio de niñas y las muertes por motivos de dote (ONU: A/HRC/7/6 de 29 de enero de 2008).

El Pacto de Estado contra la Violencia de Género aprobado el 28 de septiembre en el Pleno del Congreso de los diputados en su medida número 84 se compromete a ampliar el concepto de violencia de género a todos los tipos de violencia contra las mujeres contenidos en el Convenio de Estambul y a realizar todos los cambios legislativos pertinentes para ello.

Actualmente la Ley 1/2004 deja fuera del concepto de víctima de violencia de género a todas aquellas personas asesinadas cuyos crímenes tienen un claro componente de género pero que su relación con el agresor se sitúa fuera del marco de la pareja o expareja. Un claro ejemplo de ello son las víctimas de asesinatos sexuales o las víctimas indirectas de la violencia de género.

Esto tiene graves consecuencias respecto a la percepción social de la violencia machista y al acceso a la justicia y la reparación de  víctimas y supervivientes. La más evidente es la minimización del impacto de la violencia de género en los datos estadísticos oficiales y el impacto que tiene sobre la percepción en la población. Pero además, esta exclusión impacta de manera directa en la falta de perspectiva de género en toda la cadena de actuaciones profesionales en el ámbito de la atención a las víctimas, la protección y la justicia.

Por todo ello, desde el Ayuntamiento de Madrid, proponemos:

PROPOSICIÓN

Ampliar los casos y supuestos de intervención municipal en caso de asesinato por violencia de género a los principios recogidos en el Convenio de Estambul. Para ello proponemos:

1.- Activar el Protocolo Oficial del Ayuntamiento por asesinato machista, además de en los casos de asesinatos por violencia de género en el ámbito de pareja y expareja, cuando se trate de víctimas indirectas, menores asesinados por sus progenitores, víctimas de asesinatos sexuales o mujeres asesinadas durante el ejercicio de prostitución.

2.- Activar el resto de mecanismos y protocolos de que existan en el ámbito del Ayuntamiento de Madrid en caso de asesinato machista para los mismos supuestos. Como pudiera ser la creación de un Comité Crisis u otras medidas, políticas o programas que existieran.

3.- Instar al Gobierno español a modificar la legislación vigente para ampliar el concepto de víctima de violencia contra las mujeres o violencia de género, para adecuar las actuaciones de atención integral, protección y justicia a las recomendaciones y estándares internacionales y garantizar que en todas ellas esté presente el enfoque de género y el tratamiento especializado.

El director de cine Pedro Almodóvar, y el cantante y actor Raphael, serán Hijos Adoptivos de Madrid. Este reconocimiento ha sido aprobado en el Pleno municipal y ha contado con la unanimidad de todos los grupos políticos con representación municipal (Ahora Madrid, PP, PSOE y Ciudadanos).

La elección de Raphael y de Pedro Almodóvar como Hijos Adoptivos de Madrid está fundamentada en sus extraordinarias trayectorias artísticas y en su vinculación con Madrid. De Pedro Almodóvar, la alcaldesa ha destacado que “es el más internacional de los cineastas españoles de la segunda mitad del siglo XX y su obra refleja la recuperación de las libertades y la restauración de la democracia de España, dando lugar a una sociedad abierta, tolerante y cosmopolita”.

De Raphael, Manuela Carmena ha subrayado que ha sido siempre un “trabajador incansable. Ha dedicado toda su vida a la música sin cesar de buscar nuevas metas y nuevos públicos, sin olvidar sus raíces y el éxito que le han dado sus seguidores por todo el mundo”. Un hecho que ha puesto “el nombre de Madrid en los escenarios de todo el mundo”, puntualizó.

Pedro Almodóvar

Pedro Almodóvar Caballero nació en Calzada de Calatrava, provincia de Ciudad Real, el 25 de septiembre de 1949.

El director de cine, guionista y productor formó parte de la cultura underground madrileña pasando del teatro al glam-rock, al diseño alternativo, el comic, la novela y el guion. Es uno de los artistas del movimiento cultural y artístico de “la movida madrileña”.

Almodóvar ha dirigido y escrito los guiones  de más de 20 películas, por las que ha cosechado dos Oscars, dos Globos de Oro, cinco premios BAFTA concedidos por la Academia Británica de Las Artes Cinematográficas y de la Televisión. Cuenta con dos premios del festival de Cannes (como mejor director y mejor guionista), seis Premios Goyas (en tres ocasiones a la mejor película, y uno más como productor) y cuatro premios César de la Academia del Cine Francés (que incluye un César especial de reconocimiento a su trayectoria). En 1991 obtuvo el premio a la mejor película europea.

Ha sido merecedor del Premio Nacional de Cinematografía y el Premio Príncipe de Asturias de las Artes de 2006. Ostenta la condición de Caballero de la Orden de la Legión de Honor francesa  (1997), además de haber obtenido la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes (1998). Fue investido doctor honoris causa por la Universidad de Harvard en 2009, condecoración que también recibió en junio de 2016 en la Universidad de Oxford.

La obra cinematográfica de Almodóvar está impregnada de la luz, las calles y plazas de Madrid. Se podría decir que existe un mapa ‘almodovariano’ de la ciudad. En sus films figuran desde iconos madrileños como la puerta de Alcalá, la Plaza Mayor, el Rastro, el Centro Cultural de Conde Duque, la propia calle de Montalbán, hasta barrios como el de la Concepción, en la frontera de la M-30.

El cine de Pedro Almodóvar ha dado lugar a la imagen del Madrid contemporáneo en el mundo: desde el baldeo de sus calles, sus fiestas, sus taxis, sus terrazas y su cielo. “Pero nunca ha olvidado la realidad de los barrios ni la zona metropolitana, recogiendo todo el dinamismo, las ilusiones, esperanzas o decepciones y hasta miserias”, destacó Manuela Carmena. Su cinematografía también ha recogido los cambios de la ciudad: desde las construcciones de viviendas en la M30, a la puesta en marcha de la estación del AVE, la ampliación de Barajas y la vida de los bares, cafés y teatros.

Raphael

Rafael Martos Sánchez, más conocido por su nombre artístico de Raphael, nació en Linares, en la provincia de Jaén el 5 de mayo de 1943. Su familia emigró a Madrid, como muchas otras en esos años duros, cuando él apenas tenía un año. Cantante y actor, ha intervenido en 15 películas, Raphael fijó su residencia en Madrid y en esta ciudad ha crecido como vecino y como artista. Ha participado en 15 películas y en un musical.

Cuenta con el reconocimiento de todas las instituciones del Estado, a través de distinciones como la orden de Isabel la Católica, otorgada por S.M. el Rey Juan Carlos I, la Medalla del Mérito al Trabajo, la Medalla de Oro de Andalucía, la Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes, además de las que le han concedido otras entidades públicas y privadas españolas e internacionales.

Representó a España en el Festival de Eurovisión en 1966 y 1967, quedando en séptimo y en sexto lugar, respectivamente, lo que supuso un gran salto en su reconocimiento internacional. Ha actuado en los teatros y recintos más  prestigiosos del mundo como el Olympia de París y el Madison Square Garden de Nueva York. Cuenta con una discografía muy extensa y consta de varios EP, sencillos y álbumes. Están grabados mayoritariamente en español, pero Raphael también ha publicado canciones en inglés, francés, alemán, portugués, italiano y japonés.

Su condición de emigrado le inculcó los valores del esfuerzo y la dedicación.  Para la alcaldesa Raphael representa también “los mejores valores que hacen conocida a Madrid como una ciudad de tolerancia, respeto y comprensión mutua, y que son la clave de su éxito nacional. Los países iberoamericanos han reconocido siempre su talento y es uno de los cantantes más prestigiosos”.

Sensibilizar a la ciudadanía madrileña sobre la necesidad de un reparto equitativo del trabajo de cuidados que sostiene los hogares y potenciar el reconocimiento de los derechos del empleo del hogar; apoyar el empoderamiento de las mujeres y su participación en la esfera pública en todos los ámbitos; y concienciar a madrileñas y madrileños para que tengan una actitud activa en la lucha contra la violencia de género, así como apoyar a las mujeres que la sufren con recursos municipales. Son algunos de los puntos acordados hoy en el Pleno municipal con motivo del Día Internacional de la Mujer, el próximo 8 de marzo, y que recoge la Declaración Institucional presentada de forma conjunta por los cuatro grupos municipales.

Entre los acuerdos también se señala el compromiso del Ayuntamiento de Madrid en aumentar los recursos en atención a la violencia de género y a la violencia sexual, y a hacerlo desde un enfoque de género y de defensa de los derechos humanos; impulsar las acciones que dentro de sus competencias pueda desarrollar para luchar contra la brecha salarial; e impulsar medidas a favor de las mujeres que viven en situaciones de mayor vulnerabilidad, especialmente las familias monoparentales.

La Declaración Institucional aprobada hoy señala de forma íntegra:

“Hace más de un siglo que el movimiento feminista y las organizaciones de mujeres celebran el Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo para reivindicar  los derechos de las mujeres y reclamar la igualdad real y efectiva en todos los ámbitos de la sociedad.

En los actos y movilizaciones que se organizan en ciudades de todo el mundo, las mujeres demandan el reconocimiento  de su papel político y cultural  a lo largo de la historia, hacen visible su presencia en la actividad económica  y exigen que se garanticen sus derechos humanos.

Las mujeres encuentran más dificultades  y obstáculos que los hombres para acceder al mercado de trabajo, y todavía a día de hoy persiste una enorme brecha salarial que diferencia las retribuciones: las mujeres perciben un 14,9% menos que los hombres por el mismo trabajo.

La pobreza en nuestro país está feminizada, tiene rostro de mujer, y cuando se añaden circunstancias como la condición migratoria, la discapacidad, la etnia, la orientación sexual o la identidad de género, la discriminación aumenta exponencialmente.

Hoy el porcentaje de participación de las mujeres ha superado al de los hombres en todos los niveles educativos, y muchas han alcanzado altas cotas de cualificación. Sin embargo, esta realidad no se corresponde con los índices de acceso a cargos de responsabilidad en las empresas, ni siquiera en las instituciones públicas. Y aunque participan cada vez más mujeres en sectores laborales tradicionalmente masculinizados, como los relacionados con la tecnología o la seguridad, su representación  en dichos sectores todavía es muy baja.

El legado cultural de las mujeres no está reconocido en la misma medida que el legado de los hombres, ni en las ciencias ni en las artes ni en la política. Las mujeres investigan y divulgan  los referentes históricos y actuales de mujeres destacadas en diferentes campos de actividad porque necesitamos que estén presentes en nuestra sociedad y en las expectativas vitales de las más jóvenes.

Los cuidados de niños y niñas, mayores y personas con discapacidad recaen fundamentalmente en las mujeres dentro y fuera de los hogares. Todas las actividades de organización y atención de los trabajos domésticos y de cuidados son una condición ineludible para que la vida se sostenga, pero esta actividad, netamente feminizada, no computa en ningún índice económico. Y a pesar de que el empleo de hogar está solventando la crisis de cuidados de nuestros municipios, está incluido en uno de los regímenes más precarizados y sin acceso a los derechos sociales más básicos.

Millones de mujeres de todo el mundo, también en nuestra ciudad, denuncian públicamente la constante presencia de la violencia de género en sus vidas, las agresiones sexuales que sufren en el espacio público, en el empleo, en las calles, en ámbitos privados, en sus hogares, de día o de noche en las fiestas. En Madrid se están generando espacios libres de violencia y agresiones machistas, y las mujeres exigen el cumplimiento de su derecho al trabajo y a transitar libremente en los espacios públicos, sea la hora que sea del día a o de la noche; a disfrutar de la vida sin miedos y con alegría.

Las mujeres producen, reproducen y sostienen la vida en nuestras ciudades y reclamas una redistribución social y equitativa de los trabajos. Porque, si ellas paran, se para el mundo.

Este 8 de marzo millones de mujeres exigirán justicia, parando o visibilizando sus actividades cotidianas tanto en el empleo como en los cuidados. Desde el Ayuntamiento de Madrid queremos acompañar a todas estas mujeres que día a día enfrentar todos estos obstáculos trabajando, creando, produciendo y cuidando, para mantener la vida económica y social de nuestra ciudad.”

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar







































































Mitula



















A Todo Color



































Noticias Relacionadas