x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

23
Ene
2017
El Colegio de Abogados recordará con una placa a los Abogados de Atocha PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Ayuntamiento de MadridLa inauguraron Carmena, Paca Sauquillo y Alejandro Ruiz-Huerta

“Hoy recordamos aquí la vida de nuestros compañeros, no su muerte, aunque sepamos que la manera en que ellos diseñaron su vida fue la causa de su muerte”. Con estas palabras, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, rememoró a los compañeros del despacho laboralista de la calle de Atocha, 55, asesinados el 24 de enero de 1977. Lo hizo durante un acto en el Colegio de Abogados de Madrid, en el que se descubrió una placa en memoria de las víctimas y en el que estuvieron también Sonia Gumpert, decana del Colegio de Abogados; Alejandro Ruiz-Huerta, uno de los supervivientes del atentado, y Paca Sauquillo, actual presidenta del Comisionado de la Memoria Histórica de Madrid y hermana de otro de los abogados fallecidos.

“Gracias por mantener esta línea de memoria”, dijo Carmena a la decana. Acto seguido, la alcaldesa compuso lo que, en sus palabras, llamó, “una escena matritense”, tejida del recuerdo de los hechos y del comportamiento de una ciudad. “Madrid –dijo- supo dar la cuota que le correspondió para conseguir lo que hoy tenemos de libertad y de democracia. Tuvo que pagar un precio que no le correspondía pero sí es cierto que eso permitió que hoy tengamos tanta esperanza en esta sociedad y en esta ciudad”.

En su repaso a ese día, del que mañana se cumplen cuatro décadas, la alcaldesa señaló que, tras conocer el atentado perpetrado por un grupo de ultraderecha apenas tres portales más abajo de donde ella iba a reunirse con otros compañeros, la primera reacción fue llamar al Colegio de Abogados y contarles lo sucedido. Un colegio que jugó un importante papel de apoyo y respaldo en ese día, que Carmena personificó en el entonces decano, Antonio Pedrol, que les brindó todo el reconocimiento y apoyo y les ofreció la sede de la institución para el velatorio y posterior y multitudinaria ceremonia fúnebre.

El secretario general de CCOO de Madrid, Jaime Cedrún, ha destacado el espíritu de los Abogados de Atocha, en la semana en la que se conmemora el 40º aniversario de su asesinato, y el mensaje que dejaron de que “los derechos no se heredan, sino que se conquistan y se mantienen”. Así lo ha manifestado Cedrún en el acto celebrado en el que se ha descubierto una placa de homenaje a los Abogados en el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid.

Para CCOO de Madrid se trata de un acto “muy importante”, además de “muy emotivo, sentido y necesario”, fruto de la colaboración que mantienen el Colegio de Abogados y el sindicato para recuperar y proyectar hacia el futuro la memoria de los Abogados de Atocha, para que el pueblo y que el pueblo español sepa quiénes fueron estos profesionales del Derecho “comprometidos en defensa de la libertad”

En el acto han participado la decana del Colegio de Abogados de Madrid, Sonia Gumpert, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, la presidenta de la Comisionado de la Memoria Histórica del Ayuntamiento de Madrid, Francisca Sauquillo, y el presidente de la Fundación Abogados de Atocha de CCOO de Madrid, Alejandro Ruiz- Huerta, único sobreviviente que del atentado de Atocha 55 que aún queda con nosotros.

Ruiz- Huerta ha expresado el agradecimiento “desde el corazón” al Colegio de Abogados por esta placa con la que se inaugura una época que se inició hace cuarenta años con el asesinato de unos trabajadores “por la paz y la democracia”, y que supuso “una ruptura democrática hacia una alternativa de paz”, destacando el valor simbólico que tuvo el que los cadáveres de los de Atocha fueran velados en la sede del Colegio de Abogados de Madrid.

Por su parte, Sonia Gumpert ha destacado que los Abogados de Atocha fueron “máximo exponente de lo más noble y lo más digno”, y para que nadie lo olvide se ha promovido esta placa que nos recuerda que desde el 24 de enero de 1977 nada fue igual.

Francisca Sauquillo, hermana de uno de los asesinados, ha agradecido la iniciativa en nombre de las familias, destacando que siempre se sintieron arropadas por el Colegio de Abogados, y recordando que los Abogados de Atocha no solo defendían a los trabajadores sino también al conjunto de la ciudadanía.

Por último, Manuela Carmena, que era compañera de los Abogados de Atocha, ha narrado cómo vivió ese fatídico día solo tres portales más arriba en la misma calle Atocha. Como alcaldesa ha explicado lo importante que es la memoria para el Ayuntamiento de Madrid y ha destacado la colaboración con el Colegio de Abogados de Madrid para que los futuros letrados sepan quiénes fueron sus colegas de Atocha 55. “No recordamos su muerte, recordamos su vida”, ha concluido Carmena.

El acto, en el que se ha entregado la primera edición del premio Abogados Atocha que concede el Colegio de Abogados de Madrid, se ha cerrado con una interpretación musical del coro de este Colegio.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas