Tigres. Receta de los mejillones rellenos, empanados y fritos | eltelescopiodigital
x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

28
Sep
2015
Tigres. Receta de los mejillones rellenos, empanados y fritos PDF Imprimir E-mail
Los Blogs del Telescopio - Geno Gourmet
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Los tigres son una de las tapas por excelencia de cualquier bar español. No es una tapa de las más baratas, que se diga. Y como nosotros estamos buscando la manera de comer muy bien, por poco dinero, vamos a elaborar nuestros propios mejillones rellenos, empanados y fritos, en casa. ¡Así que, preparad el mandil, que nos metemos en la cocina!

 

INGREDIENTES para 30 tigres (aprox):

-300 grs de mejillones

-200 grs de gamba arrocera

-1/2 cebolla, 1 diente de ajo

-5 cucharadas de harina (aprox)

-150 ml ó 10 cucharadas de aceite de oliva

–Caldo de la cocción de los mejillones

-500 ml de leche, aproximadamente

-Perejil fresco picado

-Sal y pimienta

-Harina, huevo y pan rallado para empanar

ELABORACIÓN de los mejillones tigre:

El primer paso es la mice en place, es decir, preparamos todos los ingredientes y utensilios que vayamos a necesitar para esta receta.

Lavamos y hervimos los mejillones al vapor (ver elaboración aquí). Sacamos los mejillones de las conchas y reservamos.

Colamos y reservamos el caldo de los mejillones.

Cortamos la cebolla y el ajo en brunoise muy fino y pochamos con el aceite en una sartén amplia.

Añadimos las gambas peladas y picaditas, damos un hervor y añadimos los mejillones ya cocidos y picados.

Damos unas vueltas con el cucharón de palo, bajamos el fuego y añadimos la harina. Mezclamos bien con la varilla y dejamos cocer durante 2 ó 3 minutos a fuego lento.

Apartamos la sartén del fuego y sin dejar de batir con la varilla, añadimos poco a poco el caldo de los mejillones y la leche. Echamos bastante perejil fresco picado y arrimamos la sartén al fuego.

Dejamos que cueza a fuego lento batiendo constantemente, hasta que veamos cómo va tomando la consistencia de la masa de las croquetas. Si hiciera falta más leche, se añade poco a poco en hilo fino; por el contrario, si pasados 15 minutos, la masa es demasiado líquida, podemos agregar una cucharada sopera de maizena, diluida en un poquito de agua fría.

Salpimentamos.

Ya tenemos lista la crema de marisco. Ahora tenéis dos opciones; todo depende del nivel de hambre que tengáis:

Podemos rellenar directamente las conchas de los mejillones (se vuelven a lavar bajo el chorro de agua fría y se secan) con ayuda de una cuchara sopera (ese es mi caso).

O podemos esperar un par de horas o incluso 24, para que la masa repose (esto es lo complicado).

Tomad una decisión y una vez rellenemos todos los mejillones, los empanamos.

Preparamos tres recipientes amplios para la harina, el huevo batido y el pan rallado.

Para empanar, pasamos uno a uno, primero por harina, después por huevo y por último, por pan rallado.

Freímos en abundante aceite y escurrimos en papel absorbente.

Os aseguro que os van a gustar tanto, que os vais a quedar con ganas de más.

Espero que os haya gustado y que nos veamos en la siguiente entrada. Geno.

 

Más recetas en genogourmet.wordpress.com

 

 







































































ChoniEncuesta

A Todo Color