x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

18
Ene
2015
Bacalao al pil pil PDF Imprimir E-mail
Los Blogs del Telescopio - Geno Gourmet
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Como ya dijimos, elaborar un buen pil pil, no es complicado, aunque requiere su técnica.

 

Es fundamental hacerse con un buen bacalao, un buen aceite de oliva… y manos a la obra.

INGREDIENTES para hacer Bacalao confitado al pil pil:

-1/2 kg de bacalao fresco cortado en 4 tajadas

-250 ml de aceite de oliva virgen (1 vaso)

-4 ó 5 dientes de ajo

-Perejil fresco

 

ELABORACIÓN:

Si compramos bacalao salado hay que desalarlo primero. Para ello, lava bien las tajadas de bacalao bajo el chorro de agua fría para eliminar la primera capa de sal gruesa. Sumérgelo en un recipiente cubierto de agua fría y guarda en la nevera. Deberás cambiar el agua 4 veces, durante 2 días. Aún así, en cada cambio, puedes probar una pizca de bacalao para comprobar que no está ni muy salado ni muy soso.

El siguiente paso es cortar los dientes de ajo en láminas finas (la lámina de ajo debe tener el mismo grosor por toda su circunferencia para lograr que se dore uniformemente).

En una sartén amplia y profunda, doramos el ajo en el aceite. Retiramos y reservamos sobre papel de cocina.

Esperamos a que el aceite temple y colocamos las tajadas de bacalao con la piel hacia abajo. A fuego muy, muy suave, sin dejar que el aceite hierva, confitamos el bacalao durante 15 minutos, moviendo la sartén o cazuela con movimientos circulares. Podemos ver cómo la piel del bacalao desprende su gelatina. Retiramos el bacalao a un plato.

Ahora pasamos a un vaso parte del aceite de la sartén. Con un colador de rejilla fina, comenzamos nuestro vaivén, jugando con la sartén, arrimándola o alejándola del fuego a temperatura muy baja. Sin dejar de mover el colador sobre la salsa, según vaya emulsionando, vamos añadiendo en hilo fino, el aceite que tenemos reservado.

Ya tenemos preparado un magnífico pil pil.

Servimos el bacalao sobre un plato y napamos con el pil pil. Por encima unas láminas crujientes de ajo frito y perejil fresco picado. La guarnición ideal serían unas patatas paja o unos guisantes salteados, por ejemplo.

Si nos queda algo de pil pil, aprovechamos y preparamos algo de marisco salteado.

¡Buenísimo! Espero que os animéis y preparéis este magnífico bacalao al pilpil.

Nos vemos en el siguiente post. Un saludo, Geno.

 

ChoniEncuesta

A Todo Color