29
Ene
2016
Gran Hermano VIP 4 (GH VIP 4): Expulsión Julius; Nominados Julián, Lucía y Carlos; y Charlotte Caniggia, nueva concursante Imprimir
Los Blogs del Telescopio - El Choniblog
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

El programa entra en una más que preocupante espiral de aburrimiento tras la salida de Fran

Hace bastante que no actualizamos la situación de la casa de Gran Hermano, pero no creas que nos hemos perdido mucho, pues tras la salida de Carmen López y la expulsión de Fran la casa ha entrado en una peligrosa espiral de aburrimiento que está hundiendo las audiencias de todas las galas (como ejemplo, hasta la del pasado jueves perdió frente al espectacular homenaje de Cuentame al “un, dos, tres”). Y es que, a pesar de que dentro pasaron bastantes cosas, la cadena se empeñó en centrarlo todo en la trama Matamoros, provocando que anoche ocurriese lo que ocurrió.

Y es que si extraña fue la salida de Fran (él dice que le expulsó el Gobierno, y lo cierto es que es muy raro que el favorito de la audiencia vía app se vaya a la calle tan sólo diez días después...), no menos peculiar ha sido la de Julius. El programa vendía porcentajes igualados el pasado domingo, con dos personas muy cerca y un tercero algo más descolgado. El martes, la cosa cambiaba, y el que era el tercero luchaba con el segundo para superarle y disputarle la expulsión al primero. Y para colmo, el jueves ambos concursantes estuvieron cambiando continuamente el orden mientras que el programa mantenía a los tres nominados, en lugar de salvar a uno de ellos.

El motivo, clarísimo: el porcentaje que no dejó de subir desde el domingo es el del propio Julius, pues su expulsión era la única forma de salvar a un Javier objetivo confeso de las lauristas azuzadas desde Sálvame. Tanto es así que el cocinero pasó de tercero a expulsado en tres días, aunque jugándose con Tudela la expulsión más ajustada de la edición.

Y es que lo que está pasando en la casa se parece demasiado a lo sucedido en otro Gran Hermano, también con una Laura: un concursante decide hacer la vida imposible a otro consiguiendo, bien su abandono, bien su expulsión, y logra el apoyo de las carpeteras para cumplir con su objetivo. Ni que decir tiene que para que esto ocurra es indispensable que la edición sea un relativo fracaso, y, sobre todo, que el público no llame. Ingredientes todos ellos que se produjeron en el 12, y que se están repitiendo en este VIP 4.

Pero es que además la dinámica del juego, con un sector de los espectadores dispuestos a seguir a una concursante, nos está llevando a un resultado bastante parecido al de aquella “Revuelta” del 12+1. No hace falta que os recuerde cómo terminó aquel interesante, por otra parte, experimento (los concursantes anodinos expulsaron a los polémicos obligando a cortar el programa a las pocas semanas). Pues aquí estamos igual: los primeros en salir han sido los únicos que han dado que hablar fuera, es decir, Carmen y Fran, y, de no haber ocurrido lo que pasó anoche, es muy probable que hoy estuviese fuera Lucía Hoyos, y la semana que viene Carlos Lozano, dejando un panorama desolador dentro de la casa.

Pero el destino cambió las cartas, y Julius dejó la casa, tal vez para provocar que el juego se reactive (o para que las carpeteras dejen de votar) tras su salida y la de Julián Contreras la semana que viene.

Julius se iba con un porcentaje exiguo, y lo hacía después de que un vaso de ginebra lo cambiase todo. Después de que Carlos amenazase con denuncias (como no pidió papel y lápiz todavía está dentro), el programa desvelaba lo realmente ocurrido, con Julius y Julián poniendo “una trampa para ratones”. Lógicamente este juego sucio fue muy mal visto por el público, y provocaba la salida del cocinero 24 horas después de que terminase Madrid Fusión.

Sin embargo, aquella semana el expulsado no fue Julián, sino un Fran que comenzó a sufrir el mismo juego que Carmen una semana antes. Tras sentirse totalmente solo y abandonado por sus compañeros (por supuesto, a excepción de Javi), Fran dejaba la casa tras enfrentarse a un Alejandro que prefiere nadar entre dos aguas en lugar de posicionarse (ni que decir tiene que esta estrategia, a estas alturas, es un gravísimo error que le impedirá ganar si no entra en uno de los grupos. Ya lo dice el proverbio: “el que nada entre dos aguas al final se ahoga”).

Con Fran fuera, la casa se aletargó aún más, comenzando un extraño juego de carpetas que aún no ha llegado a nada serio (mucho flirteo, pero la única consistente es la de Sema y Julián, así que imaginaos como estamos). Tal vez por eso el programa decidía meter en la casa un revulsivo que reviva el juego ( o al menos las hormonas), y este revulsivo no es otro que Charlotte Caniggia, la hija del histórico futbolista argentino, y de una de las “Mujeres Ricas” de La Sexta, como sustituta de Carmen López. Conocida como la “Paris Hilton de la Pampa”, Charlotte tiene de profesión participar en reallities (el último la edición italiana de “Supervivientes”), y es extremadamente polémica por sus declaraciones.

Charlotte entraba en la casa y, de momento, sus compañeros se quedaban fríos, mucho más interesados en su propia guerra interna que ayer volvía a dejar tres nominados. Y es que, por primera vez en la edición, todos ganaron la prueba y por lo tanto, pudieron repartir sus puntos, lo que cambió, y mucho, la estrategia de juego. El grupo que fue de Fran y Carmen (de hecho, siguen controlándolo desde el exterior), optaba por concentrar sus votos en Julián Contreras, mientras que los demás subían a Lucía y Carlos.

Y en cuanto a la entrevista de Julius, muy poco que comentar. Lo único destacado fue una minipelea con Fran por cierto vaso abandonado en la nevera. Julius se despedía de sus compañeros centrándose en un Julián al que anunciaba “veré muy pronto”. Y todo apunta a que no va desencaminado: las lauristas optaban por lanzarse a por Carlos Lozano, mientras que el resto de público decidía expulsar a Julián. Veremos quien gana esta vez...

 

Terceras nominaciones

Alejandro Julián (3 puntos) Rappel (2 puntos) Lucía (1 punto)

Lucía Julián (3 puntos) Laura (2 puntos) Sema (1 punto)

Julián Lucía (3 puntos) Javier (2 puntos) Alejandro (1 punto)

Belén Lizz (3 puntos) Rosa (2 puntos) Laura (1 punto)

Raquel Carlos (3 puntos) Alejandro (2 puntos) Julián (1 punto)

Lizz Belén (3 puntos) Julián (2 puntos) Sema (1 punto)

Laura Lucía (3 puntos) Carlos (2 puntos) Javier (1 punto)

Sema Lucía (3 puntos) Belén (2 puntos) Carlos (1 punto)

Javier Julián (3 puntos) Sema (2 puntos) Raquel (1 punto)

Rosa Carlos (3 puntos) Belén (2 puntos) Alejandro (1 punto)

Carlos Raquel (3 puntos) Laura (2 puntos) Rosa (1 punto)

Rappel Alejandro (3 puntos) Javier (2 puntos) Carlos (1 punto)



Julián (12 puntos)

Carlos (10 puntos)

Lucía (9 puntos)

 

Belén (7 puntos)

Alejandro (7 puntos)

Laura (5 puntos)

Raquel (5 puntos)

Sema (4 puntos)

Javier (5 puntos)

Liz (3 puntos)

Rosa (3 puntos)

Rappel (2 puntos)