Gran Hermano 16 (GH 16): Expulsión Raquel, Sofía o Amanda; Aritz descubre el jardín; y Aritz, ¿celoso de Enrique? | eltelescopiodigital
x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

08
Oct
2015
Gran Hermano 16 (GH 16): Expulsión Raquel, Sofía o Amanda; Aritz descubre el jardín; y Aritz, ¿celoso de Enrique? PDF Imprimir E-mail
Los Blogs del Telescopio - El Choniblog
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

El programa recupera la mecánica de GH 14 tras el fin de los secretos

Esta noche, de nuevo, volverán a encenderse todas las alarmas, pues parece que el programa no aprende de los errores pasados: tras dos primeras galas absolutamente espectaculares, con un guión claro y pautado, lleno de giros y sorpresas; y otras dos un poco más light, en que sólo se buscaba rellenar minutos y minutos sin contenido; ahora la cosa se pone todavía peor, pues Gran Hermano ha decidido resucitar la estructura de gala de GH 14, aquella edición del vértigo que a punto estuvo de cargarse el formato, hundido por unas audiencias paupérrimas, y que terminó con una final precipitada a ocho en dos días.

Pues lejos de seguir por la senda de GH VIP, han decidido recuperar algunos de los grandes errores de aquella edición, y es que, a las nominaciones a la cara ya desveladas el martes, se le suma un cara a cara entre las dos candidatas a la expulsión con vídeos de su paso por la casa. Es un gravísimo error, pues les dirá cómo se les está viendo desde fuera, desvirtúa el formato cargándose el aislamiento, y les cohibe al ser conscientes de que están en televisión, y, lo que es más importante, destruye de tal forma el espíritu de Gran Hermano que provocará rechazo en una audiencia que no ha conseguido empatizar con ninguno de los concursantes (a excepción, por supuesto, de Han y Aritz).

Así todo apunta a que el cara a cara final con los teléfonos abiertos durará bastante más de los cuarenta minutos habituales (me inclino porque no habrá expulsión hasta que termine Velvet), y que se convertirá en un linchamiento total de Raquel (lo que conociendo su afición al drama puede dar grandes momentos) y en la certificación de su expulsión.

Pero, obviamente, lo que realmente se busca es, ya que todo apunta a que no habrá repescas, que se produzca el indhirazo deseado con Sofía viendo los acercamientos entre Raquel y Suso bajo la manta del jardín con la susodicha al lado.

Es el último cartucho de una edición que ha visto cómo la salida de Maite ha supuesto el fin del interés del público por el concurso, con una casa llena de concursantes de los que desconocen los nombres, y que está pasando mucho más que desapercibida en redes sociales (algún Trending Topic aislado, y poco más. Nada que ver con lo ocurrido en las últimas ediciones).

Pero además de ésto, se celebrará la última Asamblea de los Secretos, en la que todo quedará al descubierto (incluyendo el juego del jardín secreto, del que ahora hablo), y unas nominaciones muy rápidas y a la cara (el motivo, exactamente igual que en GH 14, porque al expulsar pasadas las doce, no habrá tiempo material para que los concursantes pasen por el confesionario). Además el concursante de Operación Triunfo Pablo López entrará en la casa durante el juego de inmunidad (por cierto, Pablo ha sido el protagonista del último desencuentro entre Han y Aritz).

Vamos a la casa. El jardín secreto fue el gran protagonista de la jornada de ayer (la Oktoberfest de por la noche no dio nada de sí), pues, conforme van quedando menos por descubrirlo, es más difícil mantener el secreto grupal. Así Amanda estuvo a punto de contarle a Han la existencia del jardín cuando el chino pidió un lugar donde esconder los refrescos sobrantes de la fiesta. Por suerte, Han no entendió de lo que hablaba Amanda, y el secreto parece aún seguro (o tal vez no, porque Vera, justo tras la polémica generada por su familia, se comporta como si supiera el juego, pero no pudiese contarlo...). El último (falta Han que lo hará esta noche) en entrar fue Aritz, ilusionadísimo con el nuevo espacio.

Y seguimos con Han y Aritz (sigo insistiendo en que es la única carpeta real que hay en esa casa), que ayer volvieron a ser protagonistas de un guión más propio de Almodóvar que de Gran Hermano. Han, como siempre medio en broma medio en serio, le dio un pico a Enrique (por supuesto, el no lo rechazó), y la respuesta de Aritz fue contundente: lanzarse sobre el chino llamándole “mi marido” y alejándole de la tentación andaluza (vamos a ver que pasa con estos tres, pero me encanta esta historia). Tras el conato de celos, Han y Aritz volvían a pelearse por Pablo López. Aritz se enfadó con el chino porque éste se reía del cantante con Amanda.

Termino con otra carpeta (para que luego digáis), o más bien con dos. Niedzela le decía a Sofía si no le gustaba Vera, y animaba a la de Pamplona a liarse con él “a mi no me importa”. Ni que decir tiene que las palabras de Niedzela provocaron un fuerte enfado en sus veridzelistas (cada vez menos activas).

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar







































































ChoniEncuesta

A Todo Color



































Noticias Relacionadas