18
Dic
2014
Crónicas de un Pleno: Un cuartel chavista, la República Bolivariana de Torrejón, y Fouce, adalid de un tiempo nuevo Imprimir
Lente de Aumento - Crónicas de un Pleno
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

El último Pleno del año terminó con una gran bronca

A solo una semana de la Navidad a los concejales de Torrejón no les ha visitado el espíritu navideño, pues ayer la sesión terminaba con una gran bronca entre el portavoz popular y un alto cargo del PSOE torrejonero sentado entre el público. El lío comenzaba ya terminada la sesión cuando el socialista se encaraba con el popular echándole en cara la construcción del Ecoparque de Loeches.

La cosa se fue calentando entre ambos y subió de intensidad cuando el socialista llamó “fascista” al portavoz popular. Navarro, muy enfadado, recordaba el pasado del alto cargo como Presidente de una Asociación de Vecinos, lo que hizo poco por calmar los ánimos. También Juan Rivera, número dos del partido socialista entró en la guerra, mientras su líder Fouce, lo grababa todo con su cámara. Por suerte para todos la sangre no llegó al río, y los protagonistas del enfrentamiento salían del Salón rodeados por sus compañeros y sin que haya que lamentar bajas.

Así terminaba un Pleno que, por las fechas, debería haber estado presidido por la paz y el amor, pero que se convirtió en uno de los más polémicos de la temporada. Y es que el Orden del Día invitaba a ello: Ordenanzas Fiscales, Presupuestos, y construcción de un gran centro comercial en Casablanca. Sin embargo, la visión política de los concejales de la oposición les impidió ver la jugada del Gobierno local, y terminando votando en contra de una bajada de impuestos, un aumento de las inversiones; y absteniéndose en la creación de muchos puestos de trabajo.

Fouce, tras darse cuenta de que había metido la pata hasta el fondo, intentó enfangar la sesión sacando asuntos personales y hablando sobre el Caso Yusta. Lógicamente, la alusión no quedaba en el aire, y era respondida con la condena por el caso Llanos del Henares. Atrapado entre la defensa de su rival interno, o la defensa de la condena a su partido, Fouce optaba por el silencio.

El socialista, además, comenzaba la sesión erigiéndose como “el aire nuevo que necesita la política torrejonera”, una definición que hizo estallar en carcajadas tanto al Gobierno como al público asistente. El alcalde, en tono irónico soltaba un “Viva la República Bolivariana de Torrejón”.

También sobre lo que pueda ocurrir el próximo 24 de Mayo hablaba Navarro en plan críptico: “Podemos permitirnos una gran actividad inversora”, y aprovechaba para atacar al candidato de IU: “IU no ha presentado alegaciones porque el candidato debe estar trabajando por ahí abajo”. Minutos después (el Pleno duró dos intensas horas), Navarro soltaba: “ustedes quieren construir un cuartel chavista en Casablanca”, a lo que el de IU respondía “nosotros no queremos ningún cuartel”.

Sin embargo, un Pleno más la estrella de la sesión fue Fouce, rebatido en todas y cada una de sus acusaciones por el alcalde, el vicealcalde, el concejal de Hacienda y los técnicos municipales. Así se puso negro sobre blanco que la subida de impuestos de los últimos años no es la más alta de la historia de Torrejón, pues entre los años 1993 y 1995 se subieron un 133%; que los ingresos del Consistorio en 2013 ascendieron a 93 millones de euros, y no a 83 como repetía el socialista; y que el capítulo de Personal es el número 1 de los Presupuestos y no el 2 como insistía Fouce.

La intervención del socialista terminaba con dos perlas más: afirmaba que el crédito pedido por Trini era para “soterrar contenedores” (solo se soterraron dos durante el mandato de la ex alcaldesa), y concluía con una frase lapidaria: “Es razonable endeudarse a largo plazo para hacer inversiones”.