x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

02
Jun
2021
El fin de las restricciones provoca el mejor mes para el paro desde 1996 PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - España
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAMCasi 130.000 personas, 10.500 en Madrid, salieron de las listas del SEPE en mayo

El número de personas inscritas en las oficinas Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), ha descendido en 129.378 personas en el mes de mayo respecto al mes anterior. En valores relativos, el descenso del paro registrado es del 3,31%. En el mes de mayo se ha registrado la mayor caída del desempleo de la serie histórica que comienza en 1996. De esta manera, el paro registrado se sitúa en 3.781.250 personas. También desciende en términos interanuales, respecto a mayo de 2020, en 76.526 personas (-1,98%). En términos desestacionalizados, el paro registrado baja en 29.428 personas.

El número de personas desocupadas registradas disminuye en todos los sectores. En Servicios desciende en 93.327 personas (-3,39%); en Industria baja en 9.403 (-3,05%); En Agricultura cae en 9.155 (-4,78%) y en Construcción baja en 8.149 (-2,71%). También hay menos personas inscritas en el colectivo Sin Empleo Anterior, en concreto 9.344 personas menos (-2,59%).

El desempleo en mayo disminuye tanto entre mujeres como entre hombres en relación al mes de abril. En el caso de las mujeres disminuye en 61.654 (-2,72%), hasta un total de 2.201.471 inscritas. El desempleo masculino baja en 67.724 (-4,11%) y se sitúa en 1.579.779 desempleados inscritos. En cuanto a la distribución por edades, el desempleo de los jóvenes menores de 25 años desciende en mayo en 32.990 personas (-9,27%) respecto al mes anterior. Es un porcentaje que triplica el de caída general. También se reduce el paro entre las personas de 25 y más años, en 96.388 (-2,71%).

El paro cae en todas las comunidades autónomas. Andalucía (-28.561), Cataluña (-15.368), Comunidad Valenciana (-12.385) y Madrid (-10.590) registran los mayores descensos. Por provincias, solo en Almería hay más personas en situación de desempleo, con 481 personas inscritas más.

En el mes de mayo se registraron 1.545.308 contratos, 694.691 (81,67%) más que en el mismo mes del año 2020. La contratación acumulada en los cinco primeros meses de 2021 ha alcanzado la cifra de 6.820.973, lo que supone 681.097 contratos más (11,1%) que en igual periodo del año anterior. En mayo de 2021 se han registrado 156.148 contratos de trabajo de carácter indefinido, el 10,10% de todos los contratos. Supone un incremento de 79.456 (103,60%) comparando con el mismo mes del año anterior. En magnitudes acumuladas, se han realizado 784.041 contratos en los cinco primeros meses de 2021. Representa un incremento de 145.743 (22,83%) sobre el mismo periodo del año 2020.

Los contratos indefinidos del mes de mayo se dividen, en cuanto a la duración de su jornada, en 95.332 a tiempo completo y 60.816 a tiempo parcial. En términos acumulados, los contratos indefinidos a tiempo completo alcanzan entre enero y mayo de este ejercicio, un total de 495.708 un 25,15% más que en igual periodo del año 2020. Los contratos indefinidos a tiempo parcial, que suponen un total de 288.333, registran un incremento del 19,04% respecto al mismo periodo del año anterior.

El resto de los contratos, hasta completar el total de 1.545.308 del mes de mayo de 2021, son 6.976 de carácter formativo y 1.312.433 otro tipo de contratos temporales. En este último grupo, los de Obra o Servicio Determinado (de jornada a tiempo completo) suponen el 28,28% del total de todos los contratos, y los Eventuales por Circunstancia de la Producción (de jornada a tiempo completo) el 27,02%. Los contratos temporales con jornada a tiempo parcial son el 29,63% del total.

Las personas beneficiarias de prestaciones por desempleo a final del mes de abril eran un total de 2.168.915. Los gastos totales de abril de 2021 ascendieron a 2.500 millones de euros, lo que supone un 49,4% menos que el mismo mes del año anterior. El gasto medio mensual por beneficiario, sin incluir el subsidio agrario de Andalucía y Extremadura, en el mes de abril de 2021 ha sido de 1.180,7 €, lo que supone un aumento sobre el mismo mes del año anterior de 6,2€ (9,9%). El gasto en prestaciones por ERTE en el mes de abril supuso 632 millones de euros.Descontando la estacionalidad y el efecto calendario, suman trabajadores Servicios, Industria y Construcción. El número de autónomos en estos términos crece de manera ininterrumpida por octavo mes consecutivo.

El número de afiliados a la Seguridad Social, en términos desestacionalizados, se situó en 19.065.058 personas en mayo, 45.434 trabajadores más que en el mes anterior, un 0,24% más. Por ramas de actividad, la ocupación con ajuste estacional sumó afiliados en Servicios (29.499), Industria (8.700) y Construcción (5.028), mientras que Agricultura, Ganadería y Pesca registró 6.152 trabajadores menos. Desde junio pasado, la rama de la Industria no ha parado de crecer, mientras que la Construcción, desde febrero. Descontando la estacionalidad y el efecto calendario, el número de asalariados aumentó en 43.303 trabajadores y en 3.640, los no asalariados.

Por sectores, este mes destaca el incremento de ocupados en Silvicultura y explotación forestal (2,12%); Industria del cuero y del calzado (1,72%); Actividades de apoyo a las industrias extractivas (1,67%); Actividades cinematográficas, grabación de sonido y edición musical (1,19%); Industria del tabaco (1,12%); Programación consultoría y otras actividades relacionadas con la informática (1,01%) y Educación (1%). Por el contrario, han perdido afiliados en términos desestacionalizados Actividades de agencias de viajes y operadores (-2,27%); Actividades de creación, artística y espectáculos (- 2,02%); Actividades postales (-1,91%); Actividades de alquiler (-1,80%), Transporte aéreo (-1,78%) y Extracción de crudo de petróleo (-1,05%), entre otros.

En mayo la Seguridad Social registró 19.267.221 afiliados de media sin el ajuste estacional. Esta cifra supone 211.923 cotizantes más con respecto a la media de abril (1,11%), un crecimiento en línea con otros meses de mayo previos a la pandemia. Dentro del Régimen General, la afiliación mensual media aumentó en mayo en 196.475 trabajadores (1,25%) y se situó en 15.896.250 ocupados. El Sistema Especial Agrario sumó 22.758 afiliados, y el del Hogar, creció en 1.393.

Por sectores, este mes se contabilizaron más ocupados en todos los sectores de actividad. Entre los que sumaron más personas ocupadas, destacan: Hostelería, con 62.885 afiliados más (6,13%); Agricultura, Ganadería, Caza, Silvicultura y Pesca, 2.306 (3,05%); Construcción, 14.052 trabajadores más (1,59%) y Actividades Administrativas y Servicios Auxiliares,16.682 trabajadores más (1,29%).

El Régimen de Autónomos, por su parte, alcanzó los 3.307.938 afiliados medios en mayo, 15.006 más que el mes anterior (un 0,46% más). El Régimen del Mar contabilizó 61.976 ocupados, 445 más (0,72%) y el del Carbón se situó en 1.057 afiliados medios, 4 menos que en abril. Por su parte, en mayo sumaron afiliados medios todas las comunidades autónomas, encabezadas por Islas Baleares (5,81%), la Región de Murcia (2,35%) y La Rioja (2,20%).

En el último año, se han recuperado 711.092 afiliados medios, un incremento del 3,83%, tras el impacto de la pandemia. Hay que tener en cuenta el fuerte efecto de la COVID en el mercado laboral en el mes de mayo de 2020. Se han activado más del 85% de los trabajadores que estaban en ERTE hace un año. Son 95.439 personas menos que en abril, un descenso del 15%. Servicios de Comidas y Bebidas y Servicios de Alojamiento concentran el 45,06% de los afiliados en esta situación.

La Seguridad Social registró 542.142 personas protegidas por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) a 31 de mayo, según los datos provisionales recogidos por el organismo. El número de trabajadores en ERTE asociado a la COVID- 19 se sitúa de esta forma en el nivel más bajo desde el inicio de la pandemia. Estos instrumentos, diseñados para ayudar a las empresas y proteger el empleo, registraron 3,6 millones de trabajadores en mayo de 2020, lo que significa que ya se han activado más del 85%.

El avance de la campaña de vacunación y la relajación de las restricciones administrativas para luchar contra la pandemia han contribuido a este nuevo descenso. Respecto al último día de abril, se ha producido un descenso de 95.439 personas en ERTE si tenemos en cuenta la fecha de alta, es decir, la fecha de efectos del expediente. Según la fecha de notificación, es decir, de solicitud del Expediente de Regulación Temporal de Empleo, se ha producido un descenso de 96.141 personas (*ver nota al final de este documento).

Todas las provincias y las dos ciudades autónomas cerraron el mes con un descenso del número de personas en ERTE, destacando, con caídas superiores al 20%, Lleida, Asturias, Murcia, Melilla y las tres provincias de la Comunidad Valenciana. De las 542.142 personas en ERTE al cierre del mes, 168.662 estaban suspendidas a tiempo parcial. De media en abril, ha habido 573.489 personas en ERTE, de los que 399.073 eran de los RDL 30/2020, 35/2020 y su prórroga en el RDL 2/2021, por tanto, con exoneraciones en las cotizaciones a la Seguridad Social.

Del total el último día de mayo, cerca del 70% (375.325) estaban en alguna de las modalidades de ERTE que se pusieron en marcha a partir del 1 de octubre, prorrogadas a partir del 1 de febrero, y que conllevan exoneraciones a la Seguridad Social. Dentro de ellas, 227.431 personas están incluidas en ERTE de sectores ultraprotegidos y su cadena de valor, otras 132.592 personas en ERTE de limitación y 15.302 en ERTE de impedimento. Fuera de estas modalidades, ya sin exoneraciones, hay otras 166.817 personas que siguen en ERTE de Fuerza Mayor o ETOP.

El número de trabajadores en ERTE supone el 3,67% de los afiliados del Régimen General (sin sistemas especiales) con una gran concentración sectorial. De hecho, de las 100 actividades, dos, Servicios de Comidas y Bebidas (153.616 trabajadores en ERTE) y Servicios de Alojamiento (90.689) concentran el 45,06% de los trabajadores en esta situación. Cabe destacar que Agencias de Viajes y Operadores Turísticos siguen teniendo bajo este instrumento de protección un 57,88% de los afiliados del sector; Transporte Aéreo, un 39,44%, y Servicios de Alojamiento, un 38,33%.

Geográficamente, se observa que varias provincias bajan ya del 2% de sus afiliados en ERTE. Es el caso de Guadalajara (1,59%), Murcia (1,65%), Ciudad Real (1,71%), Badajoz (1,75%), Jaén (1,77%) y Huelva (1,85%). En zonas con mayor actividad turística, sin embargo, el porcentaje es mayor. En concreto, Las Palmas es la provincia con más trabajadores en ERTE (13,72% de sus afiliados), seguida de Santa Cruz de Tenerife, con un 10,87%, y Baleares, con un 6,85%.

La Comunidad de Madrid redujo la cifra de parados el pasado mes de mayo en 10.590 personas (-2,1%) situándose el número total de desempleados en 428.054 personas. Los últimos datos facilitados por el Ministerio de Trabajo y Economía Social reflejan que se trata de la mayor caída del paro en este mes desde el año 2016. En el resto de España, la reducción ha sido de 129.378 personas, un 3,3%.

En cuanto a la afiliación a la Seguridad Social, Madrid ha sumado 20.296 altas durante el mes de mayo, lo que supone un incremento del 0,6%, por lo que la región cuenta con 130.844 afiliados más que hace un año (+4,2%). A nivel nacional, la afiliación se ha incrementado en este mismo periodo en 211.923 personas (+1,1%).

La Comunidad de Madrid es la segunda región que más empleo crea en el último año y el total de trabajadores alcanza las 3.264.328 personas, la cifra más alta desde que comenzó la pandemia. Desde el pasado mes de septiembre se han creado 166.902 puestos de trabajo efectivos, de los que 92.261 son nuevas afiliaciones y 68.641 son personas que han salido de un ERTE.

Por sectores productivos, se ha producido un descenso del paro en todos los ellos el pasado mes de mayo: sector Servicios (8.410 personas, -2,4%); Construcción (620 personas, -1,9%), Industria (653 personas, -2,7%), y Agricultura (113 personas, -3,2%).

Además, el desempleo se ha reducido intermensualmente en todos los niveles de estudio: Educación Universitaria y Tercer Ciclo en 2.041 personas, -2,6%; Secundaria en 4.936 personas, -2,5%, y Educación Primaria o menos en 3.613  personas, -2,2%.

Por grupos de edad, la caída del paro más significativa se ha producido en el colectivo de menores de 30 años, con un descenso del 7%, es decir, 5.489 parados menos que en el mes de abril. Entre las personas de 30 a 54 años el paro se ha reducido un 2,1% (5.285 trabajadores) y entre los mayores de 55 ha aumentado un 0,2% (184 personas).

Por otro lado, en mayo se han firmado 188.473 contratos en la Comunidad de Madrid, lo que supone un aumento del 10,8% respeto a abril. La tasa de estabilidad en la contratación, que mide los contratos indefinidos sobre el total, alcanzó el 17,8 %, 7,7 puntos por encima de la media nacional, que se situó en el 10,1%.

Además, en los cinco primeros meses de 2021, el 20% de los nuevos contratos que se registran en la Comunidad tienen carácter indefinido, lo que constituye la tasa de estabilidad más alta de España, 8,5 puntos por encima de la media del país, que es del 11,5%.

Por último, la afiliación de los trabajadores autónomos se ha incrementado un 0,4% en mayo (1.681 personas más) y un 3,5 % en el último año (14.084 trabajadores). Con ello, el número de autónomos en la región se sitúa en 412.770, la cifra más elevada de la serie histórica. A nivel nacional, el aumento ha sido de 15.006 trabajadores durante el último mes (+0,5%) y de 87.031 en el último año (+2,7%).

El número de personas en situación de desempleo descendió durante el mes de mayo un 2,5 % en la ciudad de Madrid, según los datos publicados hoy por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). En concreto, el paro se redujo respecto al mes anterior en 5.342 personas. Al cierre de mayo, los parados registrados residentes en la ciudad ascendían a 207.254. En términos interanuales el desempleo creció un 2,6 % (5.278 parados más). Este aumento respecto a hace un año es 7,4 puntos menor que el registrado en abril.

El paro masculino en Madrid disminuyó en mayo un 3,1 % (2.880 parados menos) respecto al mes anterior y el femenino, un 2,1 % (2.463 personas). En comparación interanual, el paro masculino se redujo un 0,1 % (59 parados menos), mientras que el femenino aumentó un 4,8 % (5.337 personas). El paro se distribuye en un 43,9 % de hombres y un 56,1 % de mujeres, situándose en 91.086 y 116.168, respectivamente. La participación de las mujeres en el total se eleva en 1,2 puntos respecto de mayo del pasado año.

Por sectores, el número de personas en situación de desempleo descendió en el último mes un 1,6 % en industria y un 2,5 % tanto en construcción como en servicios. En términos interanuales, disminuyó un 0,4 % en el sector industrial y un 4,2 % en la construcción, mientras que creció un 1,2 % en servicios.

Mayo tuvo un descenso del desempleo en Madrid de 10.590 personas. Son datos habituales y algo mejores que en los meses de mayo de los últimos años. Sin embargo, el paro interanual sigue arrojando casi 8.700 personas más en paro que en mayo de 2020. Esto significa que hay ahora más personas en paro que al terminar el periodo de confinamiento e iniciarse la recuperación, mientras que en el conjunto de España ya hay, ahora mismo, menos personas en paro que al finalizar 2020.

Respecto a febrero de 2020, previo al inicio de la crisis asociada al COVID, Madrid sigue teniendo ahora 75.000 personas en paro más, y no todas debidas al primer impacto de las medidas todas contra la pandemia, ya que en Madrid el paro ha seguido creciendo hasta hace unos meses, cuando, como es habitual en el segundo trimestre del año, ha empezado a disminuir. Al terminar mayo, Madrid tenía aun 428.054 personas paradas inscritas.

La reducción del paro en mayo en Madrid ha sido 2,41%. En España ha sido del 3,31%. Este mes han reducido el desempleo todas las comunidades y Madrid se sitúa entre las que menos reducen porcentualmente el desempleo, solo por detrás de Canarias. En cuanto a la variación interanual, que compara el paro de mayo con el de hace justo un año, en Madrid se da un incremento del 2,07%, mientras que en España ya se ha reducido ya en casi un 2% respecto a ese mes y casi todas las comunidades registran esa variación negativa. En este indicador, Madrid registra también los peores datos después de Canarias.

Este peor dato del paro en Madrid es consecuencia de que, durante el último año, en los meses de supuesta recuperación, el mercado de trabajo madrileño ha logrado la salida del desempleo de 1.904 hombres, pero el paro femenino ha crecido en el mismo periodo en 10.599 personas. La brecha de género se profundiza mes a mes. En mayo, el descenso del paro entre los hombres ha sido de 5.718 personas frente a 4.872 mujeres. El resultado es que las mujeres son ya el 58% de las inscritas: 247.972 de las 428.054 personas en paro registrado.

Por sectores, en mayo ha disminuido el desempleo en todos los sectores, incluidos los parados sin empleo anterior y, porcentualmente, ha bajado más entre los jóvenes. Aunque tomando en consideración todos los meses de esta última crisis son las personas jóvenes, las de mayor edad y las personas extranjeras, junto con las mujeres, los perfiles donde más se incrementa el paro. Las prestaciones por desempleo siguen la misma tendencia que los meses anteriores, reduciéndose ligeramente como consecuencia de la disminución también de personas en ERTE.

El número de personas beneficiarias de prestaciones (en este caso en abril) fue de 211.364. De ellos 125.008 fueron beneficiarios de una prestación contributiva. Pero en estas prestaciones se incluyen los beneficiarios por ERTE COVID. Por eso, y teniendo en cuenta que en abril se registraron casi 440.000 personas paradas y 460.000 demandantes sin empleo, el número de personas que quieren trabajar y no tienen empleo ni prestación está en Madrid en casi 270.000 personas. Son de nuevo las mujeres las más afectadas por la baja tasa de cobertura de la prestación por desempleo. Y de nuevo Madrid está entre las comunidades con tasa de protección por desempleo más baja.

Estos datos de personas en desempleo y personas en paro y sin prestación son el elemento más negativo que amenaza la economía y la sociedad en Madrid y la prioridad que debe abordar el Gobierno de la región para evitar el riesgo de pobreza y desigualdad y reducir las brechas de género.

Las cifras de afiliación a la Seguridad Social, en cambio, arrojan datos positivos. Madrid sigue incrementando la cifra de cotizantes (si bien entre ellos se encuentran las personas en ERTE) y en mayo son ya casi 3,26 millones las personas afiliadas, lo que supone un incremento de casi 20.300 personas respecto a abril. Madrid está ya muy por encima de los datos de afiliación de hace un año e incluso por encima del mes de mayo anterior, el de 2019, sin los efectos de la pandemia, con 30.000 afiliados y afiliadas más que en esa fecha. Paralelamente, las personas en ERTE han sido en mayo 86.839. Se reducen en 10.000 respecto al año anterior, y, por segundo mes consecutivo, se sitúa por debajo de las 100.000 personas trabajadoras con la relación laboral suspendida.

Madrid arroja datos contradictorios, que indican, por un lado, que es una región con actividad económica y con importantes recursos. La capitalidad, las infraestructuras que se concentran en Madrid y el hecho de ser la sede de grandes empresas aporta oportunidades al mercado de trabajo. Pero paralelamente, el desempleo, la desprotección de las personas desempleadas, las brechas de género y la precariedad de los trabajadores y trabajadoras jóvenes indican que Madrid sigue incrementando la desigualdad. Esta desigualdad es la principal amenaza para la recuperación económica y el bienestar social. Una amenaza que se agrava con la actuación de algunas empresas que, anunciando despidos de plantilla, ponen en riesgo el esfuerzo de toda la sociedad para alcanzar la recuperación.

El recorte en servicios públicos que vuelve a verse en las últimas semanas es un grave error que va en la dirección contraria de lo que Madrid demanda: mejoras en los servicios sanitarios, sociales y educativos, con capacidad para generar empleo y ser un elemento de compensación de las desigualdades y de cohesión.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas