x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

30
Jul
2020
El cáncer de cabeza y cuello, el sexto más común PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - España
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Colegio Logopedas MadridEl pasado 27 de julio se celebró su día mundial

El cáncer de cabeza y cuello es cada vez más prevalente debido al consumo de tabaco y alcohol y también como consecuencia de Virus del Papioma Humano (VPH). De hecho, este tipo de tumores representan el sexto más común a nivel mundial, con 348.300 nuevos casos diagnosticados cada año. Tras la cirugía para tratarlos, es frecuente que aparezcan alteraciones en el habla y problemas de disfagia, por lo que, con motivo del Día Mundial contra el Cáncer de Cabeza y Cuello, el Colegio Profesional de Logopedas de la Comunidad de Madrid (CPLCM) subraya que la intervención del logopeda es clave en la rehabilitación de estos pacientes con el fin de conseguir su bienestar y calidad de vida.

Así lo pone de manifiesto la vocal del CPLCM y logopeda del Hospital Universitario 12 de Octubre, Marga Durán: “El logopeda debe formar parte del equipo multidisciplinar que trata a los pacientes que han sufrido cáncer de cabeza y cuello. El cáncer de cabeza y cuello influye tumores en labios, cavidad oral, faringe, laringe, glándulas salivares, fosas nasales, etc. y nuestra labor es fundamental para mejorar la funcionalidad de ciertas áreas afectadas (masticar, tragar o hablar) y conseguir una mejor calidad de vida en estas personas”.

En los casos de pacientes con cáncer de cabeza y cuello, el logopeda debe intervenir lo antes posible, tras la operación. “En cuanto las condiciones físicas del paciente lo permitan”, indica Marga Durán. Pero también sería recomendable la atención logopédica antes de ser operados. Previo a la cirugía el logopeda puede informar sobre cómo puede afectarle, cómo se trabajan las secuelas posteriores y la posibilidad de recuperación. Esto ayuda a los pacientes a disipar dudas y afrontar la situación con expectativas reales.

Según la vocal del CPLCM, pacientes y familiares están valorando la posibilidad de que el paciente contacte con el logopeda antes de ser intervenido y, en su opinión, “esto sería muy beneficioso, porque desgraciadamente, en muchos casos, el paciente llega cuando ha pasado mucho tiempo, y su situación es desesperada y frustrante. Por tanto, aunque hubiera que suspender el tratamiento durante un tiempo, sería aconsejable empezar lo antes posible”.

El objetivo de la intervención del logopeda es recuperar lo antes posible todo el funcionamiento de las zonas alteradas en la cirugía y después de la radioterapia, sobre todo las referidas al habla y los problemas de alimentación e hidratación. Con la rehabilitación consiguen que los pacientes aprender a comer y comunicarse de nuevo. Además, no solo facilita su recuperación física, sino también la anímica, ya que tanto comer como comunicarse están vinculados con las relaciones sociales.

Marga Durán asegura que la colaboración del paciente con cáncer de cabeza y cuello y su familia es muy importante a la hora de la recuperación. Algunas cuestiones que deben tener en cuenta las familias, según esta logopeda, son las siguientes:

 Lo primero es acompañar anímicamente al paciente en el día a día de su rehabilitación. “Hay que tener en cuenta que algunos pacientes, después de la intervención, sufren unas alteraciones enormes en su aspecto físico, su cara y cuello están muy alterados”, subraya.

 Respecto a la comunicación, procurar tener paciencia para entenderles aunque tengan una mala articulación.

 En referencia a la alimentación, deben ayudarles en la preparación de comidas apetecibles dentro de su dieta adaptada. Recordar la toma de batidos de proteínas siempre que sea necesario por recomendación médica.

 La limpieza oral es imprescindible, por tanto, si los pacientes no fueran autónomos, habría que ayudarlos.

 Recordar la ingesta de agua, y estar con ellos durante la comida observando por si hubiera algún atragantamiento.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas