x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

30
Abr
2020
Sube el consumo de productos frescos durante el confinamiento PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - España
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Ministerio de AgriculturaSobre todo, frutas, hortalizas, legumbres y pescado

El Análisis de consumo en el hogar, del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, correspondiente a la semana 16 de este año, (del 13 al 19 de abril), constatan incrementos generalizados de consumo en todas las categorías en relación con la misma semana del año anterior, con productos con crecimientos por encima de la media de frutas y hortalizas, legumbres y pescado fresco.

En esta semana 16, quinta después de la declaración del estado de alarma, el incremento de productos de alimentación ha sido del 50,6 % con respecto a la misma semana del año pasado. Para analizar esta subida hay que tener en cuenta que la semana 16 de 2019 coincidió con la Semana Santa, periodo en el que los ciudadanos consumen más en bares y restaurantes, lo que hace que el incremento en los hogares en este año sea más acusado.

Con relación a la semana precedente, el volumen de compras se incrementa ligeramente (+1,6 %), lo que indica que los españoles han estabilizado sus compras en este periodo de confinamiento.

Durante esta semana, la subida se ha producido en todas las categorías, con crecimientos por encima de la media de frutas y hortalizas, tanto frescas (+66,1%), como transformadas (+70,5%). También se ha registrado un importante crecimiento del consumo de hortalizas y patatas frescas (+74,9%) y legumbres (+77,2%).

Mientras, productos como el arroz y la pasta también incrementan su volumen de compra respecto a la misma semana de 2019, pero retroceden en torno a un 3% con respecto a la semana previa.

También es significativo el crecimiento en el consumo de pescado fresco, con subidas del 57,1 % en relación a la misma semana del año anterior y del 18,8 % sobre la semana 15 de este año. Se trata de la primera semana en este periodo de crisis en la que el consumo de pescado fresco supera la media del consumo en "Total Alimentación".

Por otra parte, todos los tipos de carne experimentan alzas, aunque es la carne de cerdo la que mayor incremento presenta (+59,5 %). Destaca la recuperación de la carne de ovino que, con respecto a la semana anterior, eleva su volumen de compra un 40,2 % y un 6,8 % más que en la misma semana de 2019.

El consumo de pan, aceite, huevos y azúcar sigue creciendo, pero se detecta cierto descenso en la demanda con respecto a la semana previa (ingredientes tradicionales de Semana Santa), aunque continúan presentes en las cestas de la compra, pero con menor intensidad.

Debido a la mayor presencia en el hogar, se constatan incrementos significativos en los productos que habitualmente se consumen en bares y restaurantes, como cerveza, bebidas refrescantes, bebidas espirituosas e incluso café e infusiones.

Por lugares de compra, las tiendas más próximas a los hogares, como supermercados y tiendas tradicionales son las que incrementan por encima de la media el volumen de alimentos que se compran en ellas, con subidas del 53,2% y 63%, respectivamente. Les siguen en crecimiento las tiendas descuento (+40,4%) y los hipermercados (+32%)

En la última semana, las compras por Internet se consolidan como una de las alternativas más importantes para la compra de alimentos debido al confinamiento en los hogares. En relación con la misma semana de 2019, el aumento ha sido superior al 200% y, con respecto a la semana precedente, es el canal que más crecimiento consigue, seguido de los supermercados.

En función de las zonas geográficas, Centro-sur peninsular, Andalucía y Norte de España observan mayor incremento en el consumo. Destacan las subidas registradas en Madrid (+82,6%), Aragón (+79,7%) y Navarra (+73,9%).

El panel de consumo alimentario en hogares (panel de compras), estudio del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación incluido en el Plan Estadístico Nacional tiene por objeto conocer la demanda directa de alimentos en los hogares españoles (consumo en hogares), mediante la recogida y el análisis de forma sistemática de la información de lo que compran los españoles para su consumo en el hogar, cuánto les cuesta y cuándo y dónde lo compran, investigando las diferencias de los hábitos de compra de los hogares según su diferente situación geográfica y los diversos factores que caracterizan a las familias españolas. Para ello se aplica la siguiente metodología: Todos los hogares de la península, Baleares y Canarias, sin incluir Ceuta y Melilla (18.716.109 en 2020 y 18.582.890 en 2019).

Cuando se habla de hogar, se entiende como tal a la persona o conjunto de personas que ocupan en común una vivienda familiar o parte de ella, que consumen alimentos y otros bienes con cargo a un mismo presupuesto.

En algunas categorías de alimentos y bebidas hay que tener en cuenta el peso que tradicionalmente tienen en el canal de hostelería y restauración que es mayor que en el canal del consumo en hogares. Hay que advertir que aunque haya incrementos de compra en los hogares más pronunciados frente al mismo periodo del año anterior, estos incremento no suponen una recuperación del consumo total (hogares+fuera del hogar).

Muestra: 12.500 hogares que registran diariamente sus compras con un lector óptico. La elección de esta muestra es al azar con un método de dos etapas. En la primera se seleccionan los puntos de sondeo en función del tamaño de las poblaciones para cada una de las regiones. En la segunda, se selecciona los colaboradores en cada uno de los puntos elegidos. El sistema de recogida de información es a través de lector de código de barras.

Los criterios de segmentación de los hogares sobre los que es posible realizar el análisis de comportamiento de compra en el seguimiento semanal son las zonas geográficas y comunidades autónomas.

Para cada compra realizada, el hogar informa del establecimiento en el que ha adquirido el producto lo que permite conocer la importancia de los distintos tipos de establecimientos en la distribución final. Los establecimientos considerados son los siguientes:

  • Hipermercado,

  • Supermercado / Autoservicio,

  • Tienda descuento,

  • T. Tradicional: pescaderías, carnicerías / charcuterías, lecherías, herboristerías, tiendas de congelados, mercados y plazas, panaderías, bares / bodegas, farmacias, verdulerías / fruterías, tiendas de alimentación / comestibles y ultramarinos,

  • Otros canales: economatos / cooperativas, venta a domicilio, mercadillos, autoconsumo, compras directas al productor, resto (incluye comercio electrónico).

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación está realizando un seguimiento pormenorizado de la evolución de los precios al consumo de una amplia gana de alimentos, tanto en el mercado mayorista (Mercas) como en los puntos de venta al consumidor.

Así lo ha señalado el secretario general de Agricultura y Alimentación, Fernando Miranda, ha presidido por videoconferencia la X sesión extraordinaria del Pleno del Observatorio de la Cadena Alimentaria.

Según los datos del Panel de consumo alimentario del Ministerio, desde la semana 11, previa a la declaración del estado de alarma, hasta la última semana de la que se dispone de datos, la semana 16, no se han observado movimientos que puedan indicar la existencia de operaciones especulativas que provoquen incrementos de precios anómalos, frente a lo que el Ministerio permanece vigilante.

Además de los datos del Panel de consumo, el secretario general ha hecho referencia al Índice de Precios al Consumo de la alimentación del Instituto Nacional de Estadística (INE) del mes de marzo, que apenas varió el 0,1 % frente a febrero, así como a la información facilitada por la distribución alimentaria.

El secretario general ha señalado que todos los agentes de la cadena alimentaria han tenido que soportar mayores costes debido a la crisis sanitaria de la COVID-19, como la adquisición de equipos de protección individual, adaptación de nuevos requisitos higiénico-sanitarios en los centros de acondicionamiento y manipulación de los producción, así como en los puntos de venta, sin que estos costes se hayan trasladado de manera significativa a los precios finales al consumo.

La cadena alimentaria, ha señalado el secretario general, ha funcionado en su conjunto en el curso de una de las mayores crisis a las que se ha enfrentado nuestra sociedad y el mundo en su conjunto, garantizando el suministro de alimentos en todo momento en calidad, cantidad y sin que se produzcan perturbaciones en los precios.

Por otra parte, Miranda ha detallado que el Ministerio realizará a lo largo de 2020 la actualización de un primer grupo de estudios sobre la cadena de valor y la formación de precios, que incluyen el aceite de oliva virgen extra, leche líquida, melocotón y nectarina, seleccionados previa consulta con los diferentes sectores y las comunidades autónomas.

El Ministerio atiende de esta manera la decisión tomada por el Observatorio en su anterior reunión de retomar la realización de estos estudios, que se llevaron a cabo entre 2007 y 2014, ya que son una herramienta muy útil para obtener información fiable sobre la formación de precios en la cadena alimentaria y poder evaluar posibles distorsiones.

Durante la reunión, el secretario general ha informado sobre las actuaciones que ha realizado el Ministerio para conseguir un reparto más justo del valor a lo largo de la cadena alimentaria. Para ello, el Gobierno ha promovido la modificación de la ley de la cadena alimentaria, en dos fases: mediante el Real Decreto-ley de medidas urgentes en materia de agricultura y alimentación, convalidado por el Congreso el pasado 25 de marzo, y a través de un anteproyecto de ley que incorporará la Directiva comunitaria sobre prácticas comerciales desleales, y que actualmente se encuentra en fase de consulta pública, previo al envío del texto del anteproyecto de ley al Consejo de Ministros y posterior remisión a las Cortes.

Miranda ha apuntado que en este anteproyecto se van a incorporar medidas de gran calado, como la prohibición de nuevas prácticas comerciales abusivas, que supondrá un importante avance en la lucha contra los elementos distorsionadores de la cadena agroalimentaria.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas