x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

04
Feb
2020
91.000 nuevos parados llevan al desempleo al peor dato en enero desde hace seis años PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - España
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CCOO MadridAndalucía y Madrid, Comunidades con peor comportamiento

En enero de 2020 el paro registrado en las oficinas de los Servicios Públicos de Empleo se ha reducido en 31.908 personas respecto al mismo mes del ejercicio anterior, con un ritmo de reducción interanual del 0,97%. En términos desestacionalizados, eliminando los efectos de calendario, la subida del paro es mucho menor y aumentó en 13.480 personas.

El número de parados registrados en el mes de enero de 2020 ha subido en 90.248 en relación con el mes anterior. Se trata de un aumento ligeramente superior al de 2019 pero por debajo de la media de los últimos diez años. En valores relativos, el incremento del paro es de un 2,85%. La subida del número de personas desempleadas inscritas es habitual en todos los meses de enero en la serie histórica de los últimos veinticinco años. Así, la cifra total de desempleados se sitúa en 3.253.853. En enero de 2019 el paro subió en 83.464 parados en relación al mes anterior.

El desempleo masculino se sitúa en 1.356.980 personas, al aumentar en 28.584 (2,15%) y el femenino en 1.896.873, al incrementarse en 61.664 (3,36%) en relación al mes de diciembre. Si lo comparamos con enero de 2019, el desempleo masculino baja en 3.468 (-0,25%) personas, y el femenino se reduce en 28.440 (-1,48%). Aunque el desempleo se reduce más en las mujeres que en los hombres, en valores absolutos el desempleo femenino sigue siendo más alto que el masculino.

Respecto a los jóvenes, el desempleo de los menores de 25 años se incrementa en enero en 7.534 personas (3,05%) respecto al mes anterior, mientras que el paro de 25 y más años sube en 82.714 (2,84%).

El paro registrado baja en una comunidad autónoma: Illes Balears (-266) y sube, por el contrario, en las 16 restantes, encabezadas por Andalucía (28.156) y Madrid (11.417). Por sector económico de procedencia de los trabajadores, el paro registrado se ha reducido en Construcción, en 9.368 (-3,42%) y en el colectivo sin empleo anterior, en 3.145 personas (-1,22%). Por el contrario, se incrementa en Agricultura, en 9.085 (6,45%), en Industria, en 2.719 (0,99%) y en Servicios en 90.957 (4,11%).

El número total de contratos registrados durante el mes de enero ha sido de 1.764.837, lo que supone un descenso de 93.240 (-5,02%) sobre el mismo mes del año 2019. De ellos, 178.978 eran contrataciones indefinidas, 8.496 de carácter formativo y 1.577.363 eran contratos temporales.

Respecto a la contratación indefinida, en enero se han registrado 178.978 contratos de carácter indefinido, un 10,1% del total. Esta cifra supone una reducción de 2.370 contrataciones (-1,31%) respecto al mismo mes del año anterior.

Los contratos indefinidos de enero se dividen, en cuanto a la duración de la jornada, en 114.382 a tiempo completo y 64.596 a tiempo parcial. Dentro de los contratos temporales, destacan Eventuales por Circunstancia de la Producción -de jornada a tiempo completo- con el 28,26% del total de todos los contratos, seguido de Obra o Servicio Determinado - de jornada a tiempo completo- con el 27,82%. Los contratos temporales con jornada a tiempo parcial suponen el 28,39%.

En diciembre ha continuado mejorando la protección a las personas desempleadas. La tasa de cobertura del sistema de protección por desempleo ha sido en el mes de diciembre del 65,4%, lo que supone un aumento de casi 5 puntos con respecto a diciembre de 2018 y supone 10 puntos más que en diciembre de 2015, cuando la tasa se situó en un mínimo del 55,2%.

Los beneficiarios de prestaciones por desempleo en diciembre han sido 1.964.182 personas, un 7% más respecto al mismo mes del año anterior. Los recursos destinados a la protección por el desempleo en diciembre de 2019 han sido de 1.725,9 millones de euros, un 13,2% más que en el mismo mes del ejercicio anterior.

El número medio de afiliados a la Seguridad Social alcanzó en enero una cifra total de 19.164.494, tras crecer en los últimos doce meses en 345.194 trabajadores. Se trata de la cifra más alta de afiliados en un mes de enero.

Como es habitual, enero refleja el impacto del fin de la campaña navideña y baja en 244.044 ocupados, con un retroceso más intenso en Comercio y Hostelería. Este año, además, el dato refleja el impacto de las tormentas en las campañas agrícolas de temporada, lo que se refleja en el balance mensual del Sistema Especial Agrario que registra un descenso de 15.317 trabajadores.

El descenso de la afiliación este año es más acusado que en enero de 2019, aunque hay que señalar que el total de personas ocupadas,19.164.494, supone un máximo en la serie histórica del primer mes del año. Hay que destacar, también, el incremento en 5.324 personas de la afiliación sin el componente estacional, en línea con la tendencia registrada a lo largo de 2019.

El primer mes del año registró 8.938.219 mujeres trabajadoras, la cifra más alta de los meses de enero y un 2,53% más que en 2019. En cuanto a los hombres, la cifra de trabajadores alcanza los 10.226.275 ocupados (53,36%).

Con relación al pasado año, el Sistema sumó 345.194 trabajadores, el 1,83%. El Régimen General continúa siendo el que destaca por su comportamiento, ya que incorpora 329.066 personas ocupadas (2,12%). Si consideramos el dato correspondiente al Régimen General propiamente dicho (sin Agrario ni Hogar), la cifra aumenta hasta los 392.432 afiliados, lo que supone un crecimiento interanual del 2,74%.

En cuanto al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, la tasa aumentó un 0,52%, lo que se traduce en un crecimiento de 16.747 personas. Los regímenes del Mar y del Carbón registraron descensos de 229 (-0,37%) y 391 (-23,71%) personas, respectivamente.

En términos anuales, la afiliación creció en casi todas las Comunidades Autónomas. Destacan en cifras absolutas los incrementos de Madrid (91.031), Cataluña (57.491), Andalucía (47.686) y Comunidad Valenciana (44.113). En sentido contrario se registra un leve descenso en Extremadura (-28) y en la Ciudad Autónoma de Melilla (-314).

El Régimen General registró un descenso de 224.909 personas en enero (-1,40%), lo que sitúa el total en 15.851.141 ocupados. En enero, la afiliación bajó en términos absolutos principalmente en los sectores de Comercio, Reparación de Vehículos de Motor y Motocicletas (-43.057), Hostelería (-42.987), Actividades Administrativas y Servicios Auxiliares, (-39.752) y Actividades Sanitarias y Servicios Sociales, (10.075).

En cuanto al Sistema Especial Agrario por cuenta ajena del Régimen General baja en 15.317 afiliados medios, hasta situarse ahora en 762.548 personas. Por su parte, el Sistema Especial del Empleados del Hogar decreció en 2.610 y totaliza 394.017 ocupados.

El Régimen de Autónomos cuenta con 3.251.119 personas, tras decrecer en 17.969 en el último mes. Respecto al Régimen Especial del Mar, descendió en 1.139 ocupados hasta situarse en 60.976 afiliados. Finalmente, el Carbón está constituido por 1.257 afiliados medios tras descender en 26 personas. Por CCAA, el número de afiliados en enero bajo en mayor medida en Andalucía (-40.148), Cataluña (-39.727), Madrid (-34.083) y Comunidad Valenciana (-33.354).

La Comunidad de Madrid lideró en los últimos doce meses el número de afiliaciones en alta a la Seguridad Social tanto en términos absolutos como relativos, sumando 91.031 nuevos trabajadores (+2,9%). Este dato supone que uno de cada cuatro nuevos trabajadores que se afiliaron el último año en España (345.194, +1,8%) lo hizo en la región, según los últimos datos sobre el paro y la afiliación facilitados por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social conocidos hoy y referidos al mes de enero.

Los datos interanuales señalan que la Comunidad de Madrid se sitúa a la cabeza en la creación de empleo, muy por delante de Cataluña, que con 57.491 afiliados (1,7%) ocupa la segunda posición en el ranking, y Andalucía, tercera con 47.686 nuevos afiliados (+1,5%). Respecto al dato intermensual, en el mes enero la afiliación bajó en la región en 34.083 personas (-1%), lo que deja el número medio de afiliados en la Comunidad de Madrid en 3.268.440 personas. En este periodo la región estuvo un poco por debajo de la media de pérdida de afiliados tanto respecto a España (-244.044 afiliados, -1,3%) como frente a Andalucía (-40.148 afiliados, -1,3%) o Cataluña (-39.727 afiliados, -1,2%). El número medio de afiliados en el conjunto nacional bajó en enero hasta los 19.164.494, con descensos en todas las comunidades autónomas.

En cuanto a los registros de paro, enero volvió a confirmar que es un mal mes para el empleo, con incrementos de desempleados en todas las comunidades autónomas menos Baleares. Así, el paro subió en la Comunidad de Madrid en 11.417 desempleados (+3,4%) respecto a diciembre, una tendencia que también se reflejó en el conjunto de España, con una subida intermensual de 90.248 parados (+2,85%). En términos interanuales, la región tiene ahora 143 parados más que hace doce meses (+0,04%) para un total de 350.749 desempleados, mientras que en España hay en total 3.253.853 parados, 31.908 menos que en el primer mes de 2019 (-0,97%)

Desglosando los datos interanuales, en los últimos doce meses se ha producido un descenso del paro en los sectores de la construcción (820 desempleados menos, -2,9%), industria (555 desempleados menos, -2,5%) y en la agricultura y pesca (88 desempleados menos, -3%), y además el paro también baja en el colectivo de personas sin empleo anterior (-2,1%, 481 desempleados menos). Por su parte, el paro subió en el sector servicios, con 2.087 desempleados más (+0,8%).

Por niveles de estudio, el paro descendió en los últimos doce meses entre las personas con Educación Secundaria (6.468 desempleados menos, -3,8%), y se incrementó entre los trabajadores con Educación Primaria (5.672 desempleados más, +4,9%) y aquellos que han cursado educación universitaria y tercer ciclo (939 parados más, +1,4%).

Por sexos, respecto al mes de enero de 2019 bajó el paro entre las mujeres (787 desempleadas menos, -0,4%) y subió en los hombres (930 parados más, +0,6%). Los datos interanuales reflejan el descenso en el número de parados de larga duración (6.540 personas menos, -4,8%), aunque sube el número de desempleados menores de 30 años (798 más, +1,4%).

Respecto a la contratación, en el enero se han registrado 216.604 contratos, de los que 38.401 (el 17,7%) fueron indefinidos. Y siete de cada diez de esos contratos indefinidos registrados (el 70%) lo fueron a tiempo completo, un tipo de contratos que se incrementó un 30,4% respecto a diciembre.

En cuanto a la afiliación de los autónomos en la Comunidad de Madrid, los datos señalan que se ha incrementado en un 1,4% en los últimos doce meses (5.778 personas más). Así, el número de autónomos en la región se sitúa en 405.219, el 12,5% del total nacional (3.251.119).

Enero refleja en sus cifras de desempleo la pérdida de ocupaciones estacionales creadas en noviembre y diciembre. Este año el incremento del paro ha sido de 11.417 personas, un dato muy similar al de años anteriores. Pero la variación interanual de 143 personas paradas más sí es un dato claramente peor que el de años anteriores, que arrojaban descensos de más de 30.000 personas paradas menos.

De los 11.417 nuevos registros en el desempleo, 7.106 corresponden a mujeres y 4.317 a hombres. De nuevo el paro se ha incrementado más entre las mujeres, haciendo crecer la brecha que ya existe. De las 350.749 personas registradas en el desempleo 202.872 son mujeres (6 de cada 10).

Por sectores, el desempleo creció este mes fundamentalmente en el sector de servicios: un 4,39%, lo que ha supuesto 11.620 personas paradas más. Al ser este sector hegemónico en la economía madrileña, ha arrastrado el incremento global del desempleo. Pero el paro creció también en el sector de la industria (2,14%) y en los parados sin empleo anterior (poco más de medio punto), mientras que la construcción redujo sus cifras de desempleo en casi un 3%. Si se considera el conjunto del año, todos los sectores, incluidos los trabajadores y trabajadoras sin empleo anterior, han recudido la cifra de personas desempleadas, excepto el de servicios.

Respecto a la contratación, se firmaron en enero 216.604 contratos, de ellos 82,3% son temporales. La cifra de temporalidad se ha reducido con respecto al mes pasado pero es la misma que en otros meses de enero de años anteriores. Sigue habiendo un claro predominio de la contratación temporal y sobre todo de los contratos de muy corta duración, que es un elemento de vulnerabilidad del empleo en la región.

La afiliación también ha bajado en cifras similares a las del año anterior (34.083 afiliados menos), aunque en este caso la variación interanual es positiva: 91.031 afiliaciones más. Esto indica que Madrid en el último año ha generado actividad y ocupación.

Las personas beneficiarias de prestaciones por desempleo en diciembre fueron 179.225, por lo que el número de demandantes no ocupados en el mes de diciembre que no cobraba ninguna prestación fue de 175.103. De ellos, 106.822 cobran una prestación contributiva y el resto, 72.403, una prestación no contributiva

Estos datos de enero y los conocidos también este mes de la EPA indican que: Madrid genera ocupación, pero no en la cifra que se necesita para reducir las cifras de desempleo ni en la calidad suficiente, de manera que la precariedad sigue siendo un factor de vulnerabilidad.

Uno de los retos que tiene que afrontar la región es diversificar su actividad para generar más empleo y reducir la estacionalidad. Durante el año pasado crecieron en la región sectores como los servicios técnicos, ingeniería, arquitectura, informática, transporte y logística…, pero son necesarias medidas para apoyar la industria, la digitalización, los vinculados a la transición energética y el cambio climático, fomentar la formación y el conocimiento, así como un sector de cuidados que tiene todavía un escaso desarrollo en Madrid. Por otro lado, el sector con más peso en Madrid sigue siendo el comercio (con casi el 12%) de la actividad. Comercio y hostelería concentran casi el 18% del empleo en la región. En estos sectores bien implantados en la región es necesario reducir la temporalidad, la alta rotación y las jornadas parciales.

El otro reto es, en un contexto en el que aunque se genera empleo, miles de madrileños y madrileñas siguen sufriendo situaciones de paro, incrementar la protección a los desempleados y mejorar las oportunidades de las personas con más dificultades para conseguir un empleo, sobre todo personas mayores (especialmente en el caso de las mujeres) y desempleados y desempleadas de larga duración, entre otros.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas