x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

07
Ene
2020
Pedro Sánchez se somete hoy a su segunda votación de investidura con la amenaza del “tamayazo” sobrevolando PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - España
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Congreso de los DiputadosLos Diputados de PSOE, UP y ERC pasaron la noche en Madrid para evitar sorpresas

Después del ajustado resultado de la votación del pasado domingo está claro que cada voto cuenta en la segunda votación de la sesión de investidura de Pedro Sánchez, y por eso los partidos del “sí” y la abstención han puesto en marcha medidas extraordinarias para evitar que termine igual que la de Rafael Simancas en Madrid hace ya quince años.

Por eso los diputados de PSOE y UP pasaban la noche en Madrid para que ningún coche, tren o avión pueda jugar una mala pasada que trunque el primer Gobierno de coalición desde la Segunda República. Los de ERC también se “blindaban” frente a tamayazos haciendo lo mismo, y pasando la noche en la capital de España.

Y es que el domingo las cosas quedaron mucho más ajustadas de lo esperado, ya que los 167-164 previstos se convirtieron en 166-165. El motivo, la ausencia, por enfermedad, de una diputada de ECP, y el sorprendente cambio de voto de la representante de CC, que rompía, en pleno debate, la disciplina de partido, pasándose al “no” a pesar de que el partido había determinado una abstención. El “salto” de Ana Oramas tendrá consecuencias en los próximos días (el partido ya ha anunciado que, si confirma el voto que dio el domingo, se tratará de una falta grave que puede provocar su expulsión inmediata), pero no es suficiente para subvertir la voluntad expresada en las urnas.

Así, la “alianza del apocalipsis”, como les llamaba Pedro Sánchez en el debate, tendrá que confiar en mover algún voto del “sí” o la abstención para, como mínimo, forzar una tercera votación. Y ahí es donde entran en juego el resto de partidos. Y es que también Bildu se blindaba frente a tamayazos anunciando que, si ocurre algo raro durante la votación, alguno de sus diputados votarán a favor de Pedro Sánchez en lugar de abstenerse como estaba previsto.

Pero si ni los síes ni las abstenciones están claras, tampoco lo están los noes, pues lo ocurrido el pasado domingo, cuando miembros de PP, VOX y Cs comenzaron a insultar a la portavoz de Bildu durante su intervención, no ha gustado nada ni a JxC ni a la CUP. Así ambos partidos no descartan otra forma de protesta que les haga no tener que votar con los partidos de derecha, sin tampoco votar a favor ni abstenerse, como podría ser no acudir a la votación, o ausentarse durante la misma.

Y con todo abierto, las respuestas comenzarán a llegar a mediodía, cuando comience la tercera sesión del Debate de Investidura, una sesión, eso sí, mucho más corta, en la que cada grupo fijará posiciones durante cinco minutos antes de proceder a la votación que debe terminar con la investidura de Pedro Sánchez.

Si así ocurre se pondrá en marcha el mecanismo previsto por la Constitución, con la Presidenta del Congreso informando al Rey, y este procediendo al nombramiento del Presidente del Gobierno a través de un BOE extraordinario. Al día siguiente, miércoles, Pedro Sánchez tomará posesión del cargo jurando la Constitución, y abrirá el cuaderno azul para desvelar la composición de su Gobierno. Los ministros tomarán posesión el jueves con la intención de celebrar el primer Consejo de Ministros este mismo viernes.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas